NACIONAL
Participación Política de las Mujeres
   Carecen de incidencia y no impulsan a militantes: Incide Social
Secretarías de la Mujer en partidos están “de adorno”
Presentación del libro “Igualdad, inclusión y no discriminación en los partidos políticos” | CIMACFoto: César Martínez López
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | México, DF.- 04/03/2015 Los partidos políticos son “populistas y antidemocráticos” porque niegan o limitan la participación de las militantes en la toma de decisiones internas, y aunque tengan órganos para promover los liderazgos de las mujeres éstos no tienen incidencia. 
 
Esta es una de las conclusiones del libro “Igualdad, inclusión y no discriminación en los partidos políticos”, realizado por la organización Incide Social, y el cual señala que aunque las mujeres han ganado espacios aún están relegadas de los procesos internos de los institutos políticos.
 
En la presentación del libro, que forma parte de una investigación más amplia que realizó el Comité Conciudadano para la Observación Electoral sobre los comicios de 2012, la directora de Incide Social, Clara Jusidman, dijo que la militancia prácticamente no tiene posibilidad de participar dentro de sus partidos.
 
Explicó que en este espacio de la política, la desigualdad “es terrible” porque a pesar de los avances en las normas partidistas  que reconocen a las mujeres, jóvenes, indígenas y migrantes, existen vacíos a nivel institucional y operativo que impiden su participación activa.
 
Las investigadoras Diana Martínez Medina y Karla Jannette Ortíz Gómez expusieron que su investigación parece desfasada porque ahora el escenario cambió y hay nuevas reglas electorales, sin embargo aclararon que aunque la militancia debería ser partícipe de la vida partidista, en la realidad tiene un carácter pasivo.
 
Como ejemplo, Martínez Medina explicó que en 2012 todos los partidos cumplieron la llamada cuota 60-40, que obligaba a postular un mínimo de 40 por ciento de candidatas, pero prevaleció la práctica discriminatoria de colocarlas en los distritos donde los partidos suelen perder los comicios.  
 
“En aras de mantener el registro como partido político en la elección en curso, (los partidos) hacen un uso sumamente perverso de la cuota de género que limita de entrada las posibilidades de las mujeres candidatas”, advirtió la experta.
 
Mencionó que aunque para las mujeres estaba la obligación de postularlas, las militantes no conocen cómo se dan los procesos de selección ni saben qué requisitos cumplir para ser candidatas, pero hay otros grupos como las y los jóvenes, indígenas o migrantes, que ni siquiera tienen una cuota y por tanto no se les reconoce.
 
Pero no sólo eso –indicó Diana Martínez–, la militancia no participa en la elaboración de las agendas de trabajo de los institutos, y por tanto sus intereses y propuestas son “invisibles”.
 
“La participación de la militancia partidista en el proceso de discusión y elaboración de las agendas de los programas de acción y de las plataformas de acción es un espacio donde encontramos una exclusión muy clara”, subrayó.
 
Hubo casos en que cada agrupación política contrató a empresas consultoras para elaborar sus plataformas políticas, por tanto esos documentos no reflejan las problemáticas de las mujeres, son agendas “asistencialistas”, tienen sesgos de género, o son muy “progresistas pero carecen de una base real”.
 
A su vez, Ortíz Gómez expuso que en la investigación encontraron que algunos partidos contaban con mecanismos de participación. “La mayoría de quienes están en la base militante son mujeres y son quienes están en menos espacios dentro de las estructuras de los partidos”, observó.
 
También destacó que en 2012 algunas agrupaciones contaban con órganos internos de mujeres, sin embargo éstos no tenían poder de incidencia porque en algunos casos estas instancias no eran visibles en los estatutos, y tampoco contaban con un reglamento interno, por lo tanto no tenían recursos ni redes de militantes.
 
Explicó que a pesar de la existencia de órganos, secretarías o direcciones de mujeres, éstas no tienen peso político. “Si bien se nombra a la titular de esa instancia, ella, en términos de toma de decisiones, sólo tiene voz pero no voto”, aseguró la investigadora.
 
Las especialistas coincidieron en que se deben generar mecanismos para que la militancia participe en la vida interna de los partidos que en algunos casos, como la postulación de candidaturas, se amparan bajo la premisa de preservar los “procesos democráticos internos” que parecen inexistentes.
 
En las elecciones federales de 2012 participaron siete partidos: Acción Nacional, Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática, del Trabajo, Verde Ecologista de México, Nueva Alianza y Movimiento Ciudadano. Para los comicios de 2015 se suman tres más: Movimiento Regeneración Nacional, Partido Humanista y Encuentro Social.
 
15/AGM/RMB







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com