Intereses económicos impiden acuerdo por equidad en medios

NACIONAL
Foro Internacional Género, Medios, TIC y Periodismo. A 20 años de la Plataforma de Beijing
   Control de espectros radioeléctricos niega derechos a las mujeres
Intereses económicos impiden acuerdo por equidad en medios
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Anaiz Zamora Márquez
Cimacnoticias | México, DF.- 28/05/2015

Los medios de comunicación (tradicionales y digitales) perpetúan las relaciones de género desiguales para las mujeres, tanto en sus estructuras internas como en sus contenidos, ante la carencia de políticas públicas y leyes que garanticen la equidad en este ámbito.
 
En el segundo y último día de trabajos del Foro Internacional sobre Género, Medios, Tecnologías de la Información y la Comunicación, y Periodismo, en el Centro Cultural España en esta ciudad, se realizó la mesa “Políticas de Género y Comunicación: una mirada global”.
 
La uruguaya Lilián Celiberti, coordinadora de la Articulación Feminista Marcosur, lamentó que pese al impulso de los movimientos de mujeres no se haya logrado aún la equidad de género en los medios como un asunto prioritario en las agendas nacionales.
 
Señaló que hay una resistencia “muy grande” a permitir la incorporación de las mujeres en los medios de comunicación. Explicó que cuando se habla de medios también se habla de empresas de comunicaciones “unidas a estrategias de poder económico y social”, es decir, se trata de industrias que obtienen ganancias económicas y políticas.
 
Por lo que cuando se intenta incorporar de manera igualitaria a las mujeres en estas industrias se debe considerar que se tocan los intereses de quienes “se han beneficiado de bienes públicos, como los espectros radioeléctricos, tal vez por eso el Capítulo J ha sido el capítulo más débil de toda la Plataforma de Acción de Beijing”, apuntó Celiberti.
 
Por ello señaló que es importante rescatar el papel del feminismo como movimiento que puede impulsar la creación de códigos de ética con visión de género al interior de los medios, pues actualmente siguen presentando a las mujeres en imágenes estereotipadas.
 
Puso como ejemplo que quienes han sido víctimas de violencia son colocadas como responsables de las agresiones en su contra.
 
En su intervención, Lisa McLaughlin, investigadora estadounidense especializada en feminismo, género y nuevas tecnologías de la información, expuso que la presencia de más mujeres en organismos como la ONU no se ha traducido en el desarrollo de medidas de equidad de género en los medios, además de que el trabajo feminista es “ignorado” en las políticas y la gobernabilidad.
 
De acuerdo con la especialista, el capitalismo de los medios se ha traducido en individualismo en la toma de decisiones, pues el hecho de que el sector privado (dueño de los medios) aporte financiamiento para el desarrollo de las tecnologías de comunicación le da el poder de tener un papel más activo en el desarrollo de estas políticas, y muchas veces el Estado queda en segundo plano.
 
McLaughlin agregó que el sector privado ha creado un sistema estructurado de medios de comunicación basados en relaciones de poder, por lo que “las mujeres tomarán lo que les den en un escenario de desarrollo poco favorecedor”.
 
Anita Gurumurthy, directora ejecutiva de IT for Change en la India, analizó la forma en que las redes sociales si bien han sido vitales para construir espacios de expresión para las mujeres, también han creado estructuras de poder, y no han contribuido a modificar las relaciones de género.
 
A decir de la experta, las naciones “han creado políticas muy torpes” para regular los contenidos en internet, que incluso han logrado traspasar las fronteras y las legislaciones nacionales. Puso como ejemplo a los creadores de videojuegos en línea que presentan a mujeres violentadas, pero se justifican diciendo que las mujeres que aparecen “no son reales”.
 
Por ello dijo que la base de las políticas que se desarrollen en la materia deben considerar la capacidad de las mujeres como agentes para el desarrollo de tecnologías o nuevos medios, y también se deben incorporar programas educativos que permitan a mujeres y niñas adquirir las capacidades necesarias para hacer uso de las nuevas tecnologías, como es el aprendizaje del idioma inglés y de computación desde las primeras etapas de formación.
 
“El gobierno tiene que ser el intermediario entre las industrias y quienes reciben los contenidos, no puede permanecer al margen”, concluyó Gurumurthy.
 
El encuentro es auspiciado por la UNAM, UNESCO, la Red Nacional de Periodistas, ONU-Mujeres, la International Association for Media and Communication Research, la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, entre otros organismos.
 
*Con motivo del 20 aniversario de la Red Nacional de Periodistas, CIMAC realizó el informe “Condiciones laborales de las y los periodistas en México”.
 
http://www.cimacnoticias.com.mx/node/69536
 
15/AZM/RMB