NACIONAL
Ayotzinapa: un año de lucha para las madres
   A casi un año de desapariciones, alistan más movilizaciones
Madres de Ayotzinapa llaman a la sociedad a que no las olvide
Cristina Bautista Salvador, madre del desaparecido Benjamín Ascencio Salvador | CIMACFoto: César Martínez López
Por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Cimacnoticias | México, DF.- 11/08/2015 Madres y familiares de los normalistas víctimas de desaparición forzada y asesinato en Iguala, Guerrero, pidieron a la sociedad y medios de comunicación que las sigan apoyando para las siguientes movilizaciones que harán el próximo 26 de agosto y en el mes de septiembre, en las que convocarán a una huelga nacional, e iniciarán una huelga de hambre a fin de exigir justicia para sus hijos.
 
En 44 días se cumple un año de la desaparición forzada de 43 alumnos –varios menores de 20 años de edad– y el asesinato de tres estudiantes de la Escuela Normal “Raúl Isidro Brugos”, en Ayotzinapa, Guerrero.
 
Cristina Bautista Salvador, madre del desaparecido Benjamín Ascencio Salvador, dijo en entrevista con Cimacnoticias y en representación de las madres de las otras víctimas, que a propósito de esta fecha están convocando a las organizaciones civiles de todo el país a participar el próximo sábado 15 de agosto en una Convención Nacional Popular en la Normal de Ayotzinapa.
 
En este encuentro se determinarán las acciones a seguir el próximo 26 de septiembre, para conmemorar el aniversario de la desaparición forzada y el asesinato de sus hijos, así como las siguientes medidas con las que exigirán al Estado mexicano que les garantice justicia.
 
A propósito de esta Convención, Bautista llamó a la sociedad para que no las deje solas: “Yo sé que unos cuántos sí nos van a acompañar, pero yo siempre he pedido que no nos abandonen ahora más que nunca, porque ya son más de 10 meses que el gobierno no nos ha dicho nada, ni una respuesta.
 
“Yo sé que parecemos discos rayados y unos ya se cansaron de escucharnos, pero yo les digo a todo el mundo que nos acompañen.”
 
Cristina agregó que como parte de las acciones de lucha y para exigir justicia, las familias están convocando a toda la sociedad a una “Huelga Nacional por los 43”, en la que piden la solidaridad de todo el país.
 
Además, las mamás de los normalistas informaron que días antes del próximo 26 de agosto iniciarán –a excepción de las más longevas– una huelga de hambre que durará al menos un mes.  
 
“LA ESPERA ES UNA TORTURA”
 
La madre de Benjamín, proveniente de un municipio de Guerrero que está a más de tres horas de la Normal de Ayotzinapa, lleva más de 10 meses exigiendo justicia por la desaparición forzada de su hijo. Tan sólo en el último mes recorrió en 18 días los estados de Oaxaca, Chiapas, Quintana Roo y Yucatán en una caravana junto con Berta Nava, madre del estudiante asesinado Julio César Nava.
 
Cristina regresó a Guerrero el pasado 1 de julio para celebrar, con una pequeña comida, que su hija menor logró egresar del bachillerato para pronto instalarse en la universidad; no obstante, días después tuvo que salir nuevamente del estado para ir al Estado de México y el Distrito Federal.
 
La mujer declaró que a casi 11 meses de la tragedia tiene “odio al gobierno, porque si él no hubiera hecho esto yo no estaría sufriendo, me está torturando.
 
“Yo estoy preocupada por mi hijo, por saber dónde está, por andarlo buscando, pero ahora que mi hija –que estudiaba y trabajaba en una comunidad donde sólo hay una telesecundaria– salió de la escuela también tengo que estar con ella aunque sea una semana. Eso es lo que no se da cuenta el gobierno, que nos está torturando”, advirtió.
 
Cristina Bautista –quien asumió sola la jefatura de su hogar desde hace más de 15 años– destacó que ha incriminado reiteradamente al gobierno federal porque no apura las investigaciones, mientras ellas tienen que conciliar su vida familiar con la búsqueda de sus hijos.
 
“Es más difícil cuando el padre no se hace responsable o tiene miedo a la responsabilidad. Pero ahora que mi hijo ya está grande, me lo desaparecen de esa manera”, lamentó la mujer.
 
Antes de la desaparición de su hijo, Cristina sobrellevaba dos trabajos como cuidadora; no obstante, el pasado mes de junio murió una adulta mayor a quien prestaba servicios.
 
También es abuela de dos niñas: una de ellas cumplió su primer año de vida el pasado 24 de julio y casi no la reconoce porque nunca convive con ella. “Eso más me da rabia y coraje”, dijo Cristina, quien lleva varios días sin dormir porque siente un dolor muy fuerte “en los huesos”.
 
A pesar de esta situación, la titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Arely Gómez, desde que asumió el cargo en marzo pasado sólo ha sostenido una reunión con las madres y padres de los normalistas.
 
15/AJSE/RMB







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com