OPINIÓN
VIOLENCIA
   MUJER SONORA
Que no venga Gerardo
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Silvia Núñez Esquer*
Cimacnoticias | Sonora.- 05/04/2016 Gerardo no debería venir a Hermosillo. Pero tampoco a los otros estados de la República. Él considera a las mujeres como cosas desechables, al menos así parece en sus canciones recreadas en video.
 
Este cantante de moda considera a las mujeres como objetos sin vida, sin historia, sin sentimientos, comprables, usables y finalmente desechables si no funcionan como se esperaba.
 
Así parece ver a las mujeres Gerardo Ortiz, un cantante grupero o dicho con el eufemismo mercadotécnico actual: “regional mexicano”, que hizo de la violencia feminicida un tema musical.
 
El desafortunado producto comunicativo plantea explícitamente que se puede quemar viva a una mujer encerrada en un auto, si ésta desobedece su rol de mujer monógama que se debe a un dueño, a un amo al que le debe ser fiel, en este caso a su compañero sentimental y sexual.
 
Así de grave es el mensaje de eso que parece un inocente video musical, en el que el actor es autor de feminicidio y de un homicidio previo a éste.
 
Lo bueno o malo en este caso es que Gerardo “amablemente” aceptó cantar en el palenque de la Expo Gan 2016, que se realiza en Hermosillo, Sonora, del 21 de abril al 22 de mayo.
 
Y digo malo porque para esta llamada “fiesta del pueblo”, no es un buen mensaje decir que se puede asesinar a las mujeres sólo porque sí. Mucho menos esbozar una sonrisa de satisfacción al haberlo logrado, como lo hace Gerardo en el video.
 
Es bueno porque él, al igual que otros artistas, con su presentación apoya a un albergue para niñas y niños con cáncer, y a sus familias que requieren hospedaje por no ser residentes locales durante los días y noches que deben permanecer en la ciudad, mientras reciben tratamiento en un hospital.
 
Su altruismo ha sido ensalzado por la presidenta del Movimiento RAS, organismo impulsor de actividades de recaudación de fondos para inyectar recursos al albergue, en beneficio de las personas que lo necesitan.
 
El proyecto, a todas luces admirable, sobre todo por su transparencia, por el cariño que se ha ganado entre los benefactores por su acertada dirección e impecable uso de los recursos, se distancia del repudio que Gerardo Ortiz se ha ganado, igual que el status de no bienvenido.
 
Quienes contratan cantantes en México ya deben empezar a estudiar el marco normativo en materia de discriminación, violencia de género, diversidad sexual, infancia y adolescencia, para establecer los límites que tienen y no incurrir así en faltas a alguna ley, reglamento o peor aún, al Código Penal.
 
En el caso de Gerardo Ortiz, él puede ser muy altruista, haber obtenido un Premio Bilboard a su muy corta edad, y ser admirado por ello. Pero eso no le da derecho a violentar a las mujeres y mucho menos promover la más grave violación a los Derechos Humanos de las mujeres: el feminicidio.
 
La conciencia sobre la responsabilidad que cada quien tiene en el nivel de violencia social y de género que padecemos actualmente,  tiene que hacer su aparición a la hora de escoger a los artistas que irán a cada lugar a entretener al público de las fiestas populares en México.
 
Público conformado por personas que muchas veces hacen sacrificios para obtener un boleto para ver a los artistas, y estar aunque sea un poco cerca de ellos o ellas.
 
Las llamadas de atención ya fueron hechas por la Secretaría de Gobernación, Conavim, Inmujeres y algunos gobiernos locales, que retiraron los permisos para que Ortiz se presentara en algunas fiestas tradicionales, en coordinación con los organizadores.
 
Son los casos de la Feria de San Marcos en Aguascalientes, el palenque de Puebla, y una presentación en Jalisco, aduciendo la violencia en la canción que promueve el feminicidio.
 
Se prevé que otras presentaciones pudieran ser canceladas siguiendo los criterios y los señalamientos de Segob e Inmujeres, antes de que les llegue alguna notificación.
 
Así como en este caso, la Expo Gan ya había sido cuestionada por el movimiento de mujeres, cuando en abril de 2013 utilizó una publicidad sexista al comparar a las mujeres con el ganado que ahí se exhibe.
 
De momento, los organizadores y la propia Unión Ganadera de Sonora, en cuyo predio se realiza la feria, no tuvo una respuesta a las causas que motivaron el agravio contra las mujeres, al utilizar frases como “seguimos teniendo el mejor ganado”, en seguida de la imagen de una joven con vestuario y sombrero vaqueros.
 
En esa ocasión se disculparon públicamente y retiraron la publicidad ofensiva y discriminatoria explicando que todo se debió a un error.
 
Este año, el reto es escoger entre la popularidad de uno de sus invitados musicales, o la toma de decisión sobre cancelar lo que en otras ciudades ya se definió tomando la segunda opción.
 
Por su parte, el cantante Gerardo Ortiz ofreció dos ruedas de prensa; la segunda ayer 4 de abril en Los Angeles, California, en donde insistió en que él no ha hecho nada malo, pues en su video “nadie muere”. Y es verdad, porque no es lo mismo morir que ser asesinada.
 
¡Nadie muere! Así lo dice mientras el final del videoclip justo muestra su propia expresión facial de satisfacción, teniendo de fondo las llamas del incendio del vehículo en cuyo maletero cerrado con llave está la mujer viva, introducida por él mismo, según se narra en la canción.
 
Por lo que significa la promoción del feminicidio en un país en donde son asesinadas siete mujeres cada día, y en un estado en donde se asesina a dos por mes, y sólo en 2015 se asesinaron a 62 mujeres, su presentación en Hermosillo y en todos los escenarios debería ser reconsiderada.
 
Más aún, lo deberían hacer por apego a la legislación vigente en el país y en Sonora, la cual precisa en el artículo 175 del Código Penal local que “al que provoque públicamente a cometer un delito, haga la apología de éste o de algún vicio, se le aplicará, si el delito no se ejecutare, de 10 a 180 jornadas de trabajo en favor de la comunidad; en caso contrario, se aplicará al provocador la sanción que corresponda por su participación en el delito cometido”.
 
Si a esta ciudad o a la feria ganadera local no ha llegado algún aviso oficial de las autoridades, los organizadores deben reflexionar y traer a la mesa sus valores para tomar la decisión de cancelar o seguir adelante con el concierto, como se hizo en otras ferias. O lo que es lo mismo, no puede ni debe apoyar a niños con cáncer a costa de promover el feminicidio.
 
Twitter: @mujersonora
 
*Periodista integrante de la Red Nacional de Periodistas y directora del blog Mujer Sonora (http://mujersonora.blogspot.mx/).
 
16/SNE/RMB







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com