OPINIÓN
INFANCIA
   MUJER SONORA
5 de junio, ni calor ni olvido
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Silvia Núñez Esquer*
Cimacnoticias | Sonora.- 07/06/2016 Cada año la conmemoración del aniversario por el incendio en la Guardería ABC ocurrido en Hermosillo, Sonora, hace siete años, está marcada por alguna característica específica.
 
En esta ocasión la manifestación multitudinaria del 5 de junio tuvo un sello muy importante. Por primera vez en el mitin de aniversario se asumió que la de ABC es una más de las luchas por la justicia ante las graves violaciones a Derechos Humanos de las que estamos siendo objeto las y los ciudadanos por parte del propio Estado mexicano.
 
La lucha magisterial, la aparición con vida de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, la contaminación del río Sonora, la libertad de los presos políticos, periodistas desaparecidos o asesinados… son algunas de las demandas que formaron parte del nuevo discurso.
 
Son las vergüenzas que vamos cargando como sociedad gobernada por una élite que lucha a su vez por calmar la emergencia de manifestaciones, por las buenas o por las malas.
 
Por primera vez, el movimiento por justicia en el caso ABC se reconoce como parte de esos enormes agravios, en particular contra la niñez mexicana y se pronuncia al respecto.
 
A la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, es la primera vez que ocupando esa posición le exigen que no confunda a la población interviniendo en iniciativas surgidas desde la ciudadanía, como es el memorial para el cual está abierta la recolección de llaves.
 
En cambio, le hicieron el llamado para que de una vez por todas publique el Reglamento de la Ley 5 de Junio estatal, que regula los servicios para la atención, cuidado y desarrollo integral infantil en Sonora, y que desde el 27 de junio de 2013, cuando fue aprobada, sigue sin aplicarse.
 
A las y los diputados de la actual Legislatura local les hicieron fuerte crítica pública, pues no sólo no han exhortado al Ejecutivo para que publique el Reglamento de la Ley 5 de Junio, sino que reformaron la legislación para reducir de 500 a 100 metros la distancia que deben cubrir los negocios de sustancias o actividades peligrosas, con respecto de establecimientos donde se presten servicios de cuidado y desarrollo infantil.
 
A la procuradora general de la República, Arely Gomez, le gritaron que su trabajo decepcionó a madres y padres que confiaron en su palabra de profundizar en la investigación. Prácticamente le llamaron mentirosa.
 
Por su parte, el Estado mexicano mueve su maquinaria para tratar de evitar la protesta por la justicia dilatada, intentado acallar con falsas promesas y otros artilugios las voces claras y fuertes de madres y padres dolientes.
 
La falta de respeto de autoridades para la fecha en que conmemoramos la muerte de 49 niñas y niños y más de 70 lesionados de por vida, estuvo presente.
 
La organización de un proceso electoral en 14 estados de la República en pleno 5 de junio fue una manifestación de desdén, de intento por minimizar la muerte del futuro, de las vidas en proyecto que fueron segadas por la avaricia, corrupción y negligencia, privada y gubernamental.
 
En teoría las elecciones son una fiesta, pues es la oportunidad inigualable de ejercer nuestro derecho inalienable para elegir a nuestros gobiernos. Luego entonces, 14 entidades estuvieron de fiesta el domingo 5 de junio.
 
¿Qué significa que el Instituto Nacional Electoral organice una fiesta electoral en un día de duelo nacional decretado así el 3 de julio de 2010 desde la Presidencia de la República? ¿Por qué el gobierno de Sonora no advirtió sobre el cruce de fechas si en el estado, también por decreto del 2 de junio de 2010, el 5 de junio es día de luto en la entidad?
 
Marcha Justicia ABC, séptimo aniversario
 
En casi la mitad del país lo más importante el domingo 5 de junio era votar, mientras en años anteriores recordar la falta de justicia para 49 niñas y niños muertos en donde los deberían estar cuidando, era una de las tareas cívicas con cada vez más participación. Gracias a las autoridades, el día asignado para exigir justicia fue eclipsado por el proceso electoral.
 
Otro intento decidido para desestimular la participación social en la ciudad que hace siete años conoció desde adentro el sistema podrido que beneficia a los poderes económico y político, fue la campaña que se hizo motivada por una ola de calor extraordinaria que afectaría a nuestro estado.
 
El sábado 4 de junio la temperatura máxima subió a 50 grados en algunas partes de la ciudad de Hermosillo. Eso puede llegar a ocurrir durante el verano sonorense en forma relativamente normal.
 
Lo que no fue normal es que ante el pronóstico de tan elevada temperatura, las advertencias sobre las precauciones para evitar afectaciones en la salud iban encaminadas acusadamente a “no realizar actividades al aire libre”. El énfasis era en no salir a las calles ni el 4 ni el 5 de junio.
 
La campaña se revirtió, pues gracias a las redes sociales tanto madres como padres de la ABC, así como personas solidarias, hicieron una contracampaña advirtiendo que nada pararía la necesidad de salir a las calles a gritar y denunciar la falta de justicia.
 
Y así fue. Miles de personas acudieron leales a la cita. Familiares, artistas, profesionistas, académicas y académicos, estudiantes, maestros afectados por la reforma educativa, vecinos, periodistas, personas solidarias que han puesto sus pies cuantas veces ha sido necesario, tras los pasos de las madres y padres que perdieron a sus hijas e hijos, y que ahora luchan para conocer la verdad, por una sanción para todos los responsables acorde con la magnitud del daño, y porque nunca más se vuelva a presentar una atrocidad como la perpetrada contra niñas y niños que encontraron la muerte mientras estaban a cargo de mercenarios del cuidado infantil.
 
Otra importante participación fue la de las niñas y niños lesionados que a sus siete, ocho y nueve años de edad han sido protagonistas de los alcances de la negligencia cruel de la mancuerna codicia y poder.
 
Contentos y llevando encima las secuelas de las quemaduras en el cuerpo, cargan con las cicatrices psicológicas y físicas como una generación marcada por las consecuencias de las acciones irresponsables de los adultos.
 
Haciendo lo mejor que pueden por llevar una vida normal, cuentan con sus madres, quienes en forma organizada participaron con sus hijas e hijos en la exigencia de la anhelada justicia. Ni calor ni olvido forman parte de los obstáculos para que la exigencia de justicia por la muerte y lesiones de tantas niñas y niños se quede sin quien la reclame.
 
La ciudadanía hermosillense acudió a su cita con ese destino fijado el 5 de junio de hace siete años. Una circunstancia que marcó su historia y que ante la falta de justicia le hizo prometer junto a madres y padres de la Guardería ABC que no dejarán de luchar, ni descansarán hasta ver juzgados y condenados por este horrendo crimen a todos los culpables.
 
Twitter: @mujersonora
 
*Periodista integrante de la Red Nacional de Periodistas y directora del blog Mujer Sonora (http://mujersonora.blogspot.mx/).
 
16/SNE/RMB







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com