En España, pensión a hijas e hijos de víctimas de feminicidio

INTERNACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   Estado, responsable por permitir cultura patriarcal
En España, pensión a hijas e hijos de víctimas de feminicidio
Imagen retomada de Zaqe
Por: la Redacción
Cimacnoticias/AmecoPress | Madrid, Esp .- 18/05/2017

El Congreso ha aprobado conceder una pensión de orfandad a los niños y las niñas cuyas madres hayan sido asesinadas por violencia machista. A todos y todas, sin excepción, aunque sus madres no hubieran cotizado a la Seguridad Social. Y para los casos que ya la perciben, un aumento de entre el 52 por ciento y el 70 por ciento. Esta proposición de ley, presentada por Ángeles Álvarez Álvarez (PSOE) ha sido aprobada por unanimidad.
 
El Congreso ha dado el primer paso para que los hijos y las hijas de mujeres asesinadas por la violencia machista reciban una pensión de orfandad, incluso aquellas cuyas madres no cotizaron a la Seguridad Social y que ahora no tienen reconocido ese derecho.
 
Lo ha hecho al apoyar por unanimidad la toma en consideración de una proposición de ley del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en la que también se demanda, para aquellos y aquellas que sí perciben esta prestación, un aumento del 52 por ciento al 70 por ciento el cálculo de la base reguladora de las madres.
 
Así se asegura que las niñas y los niños que perdieron a sus madres por la violencia de género -169 desde 2013- reciban un mínimo de 677 euros al mes, al tiempo que, en los casos en los que la víctima tuviera más de un hijo o hija, se aplicará el 118 por ciento de la base reguladora a repartir entre los menores.
 
Durante la defensa de su iniciativa, la diputada socialista Ángeles Álvarez subrayó que, pese a los avances logrados, la realidad es que cada semana se incorpora a las estadísticas un nuevo huérfano o huérfana del "terror machista", sin embargo más de la mitad se encuentra en situación de desamparo y desprotección.
 
Algo que se deduce del hecho de que el 20 por ciento de las mujeres asesinadas tenían menos de 30 años, por lo por las posibilidades de que cumplieran los requisitos de cotización -haber trabajado 500 días en los últimos 5 años- son mínimas, a lo que se suma que una gran mayoría tuvieron que dejar sus empleos por las "estrategias de control de los violentos".
 
Considera que respaldar su propuesta es "un buen prólogo" antes de que concluyan las reuniones de la subcomisión para un pacto de Estado contra la violencia machista y una forma de demostrar que todos los grupos están en la misma senda de "unanimidad en la repulsa y unidad en la respuesta" a esta lacra.
 
La parlamentaria popular Carolina España ha mostrado el apoyo de su grupo porque para entender que la lucha contra la violencia de género "es una cuestión de Estado" y su voluntad es que todas las personas menores puedan ser reparadas con una pensión de orfandad.
 
En este sentido, recordó que la ministra de Sanidad, Dolores Montserrat, ya anunció en marzo en el Senado su compromiso para que estas niños y niños tengan derecho a una pensión, y no solo los que perdieron a su madre a partir de 2015, fecha en la que con la reforma del Sistema de Protección a la Infancia y a la Adolescencia se les reconoció este derecho al cien por cien.
 
Desde Podemos, Sofía Castañón se refirió a la urgencia de asumir de una vez por todas la responsabilidad social que tiene en materia de violencia machista el Estado, al haber permitido asentarse una cultura "patriarcal". E Ione Belarra añadió que su obligación es también la de ayudar a estos niños y niñas a transformarse "de víctimas en supervivientes".
 
Marta Martín, de Ciudadanos, reprochó al PSOE que use este asunto "de manera partidista" cuando su proposición podría haberse consensuado en el seno de la subcomisión, si bien la ha respaldado porque su grupo comprende que hay que estar juntos en la lucha contra esta lacra.
 
Por parte de Esqauerra Republicana de Catalunya (ERC), Teresa Jordó denunció que en la sociedad aún conviven "la homofobia, la transfobia y el machismo", fruto de una cultura "heteropatriarcal" que ha permitido además abandonar a cientos de niños y niñas "a su suerte" y que necesitan de una reparación como las víctimas del terrorismo.
 
También Íñigo Barandiaran, del Partido Nacional Vasco (PNV), cree primordial atender la "realidad del desamparo" en la que quedan estos niños y niñas al sufrir una doble victimización, una por ser víctimas de la lacra machista propiamente dicha y la otra por ser huérfanos y huérfanas.
 
17/RED/GG