Participación Política de las Mujeres
   Chile podría ser el siguiente país gobernado por una mujer
Apenas un puñado de mujeres han tenido el poder en América
17/03/2005

A lo mejor el próximo año celebramos con una presidenta electa, sostuvo el presidente de este país Ricardo Lagos, el pasado 8 de marzo, anunció que fue tomado por cientos de mujeres como una profecía.

A lo largo de la historia, sólo un puñado de mujeres ha ocupado la jefatura del Estado y en algunos casos ha sido de manera provisional, en ese contexto el portal informativo de República Dominicana, El Caribe, hace un recuento de las principales figuras de mujeres que han tomado en sus riendas de su país o que han pertenecido o pertenecen a esa "rara casta de mujeres gobernante".

En el Día Internacional de la Mujer, eclipsado por la muerte de Gladys Marín, líder comunista fallecida recientemente y por cuyo deceso se decretaron dos días de duelo nacional, el mandatario chileno se refirió al factible triunfo una candidata mujer en próximo proceso electoral.

Las declaraciones del mandatario chileno no se hubieran tomado tan en serio si una encuesta nacional no hubiera confirmado, dos días antes, lo que por todas partes parece un hecho: una mujer será la próxima presidenta de Chile.

La ex canciller Soledad Alvear y la ex ministra de Defensa Michelle Bachelet son las dos precandidatas de la Concertación Democrática, el partido en el poder, que aventajan al candidato de la Alianza por Chile, el derechista Joaquín Lavín.

LA HISTORIA QUE COMIENZA

De hecho, no más de diez mujeres han llegado al poder en el continente y no se ha visto a una de ellas en alguna casa de gobierno desde la partida de la panameña Mireya Moscoso y la puertorriqueña Sila María Calderón, el año pasado.

La pionera en llegar a una presidencia latinoamericana, aunque de manera accidental, fue la argentina María Estela Martínez, la viuda de Juan Domingo Perón, el líder del histórico Partido Justicialista.

Tras compartir el exilio con Perón, regresó con él a Argentina en 1973 y colaboró con la campaña del partido, que ese mismo año condujo nuevamente a su marido a la presidencia y a ella a la vicepresidencia.

Como explica Jacqueline Jiménez en su libro La representación política de las mujeres en América Latina, la muerte de Perón catapultó a "Isabelita" a sustituirlo como presidenta de la República y del partido en 1974. Su mandato duró hasta 1976, cuando el ejército le dio un golpe de estado.

Otra mujer que llegó al poder y lo perdió en circunstancias parecidas a Isabel Perón fue la boliviana Lidia Gueiler Tejada. La dirigente política fue presidenta provisional en 1979, durante ocho meses, tras ser designada por el Congreso, pero fue depuesta por un golpe militar en julio de 1980.

Mejor suerte corrieron la nicaragüense Violeta Barrios de Chamorro y la panameña Mireya Moscoso, elegidas en el cargo en 1990 y en 1999, respectivamente.

La viuda del periodista Pedro Joaquín Chamorro llegó al poder tras sumarse a las presiones contra el dictador Anastasio Somoza, y el fin del gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) a quien le robó el triunfo en las elecciones de 1990.

Moscoso, también viuda del presidente Arnulfo Arias, llegó al poder tras perder las elecciones de 1994 y derrotar en 1999 a Martín Torrijos. Junto a Moscoso, la puertorriqueña Sila María Calderón fue elegida popularmente y ocupó la gobernación de su país en enero del 2001, al frente del Partido Popular Democrático.

La ecuatoriana Rosalía Arteaga también llegó a la presidencia, pero no fue precisamente por el voto popular. Arteaga se autoproclamó presidenta tras la crisis institucional que desató la destitución por incapacidad de Abdalá Bucaram en 1997, pero su mandato se limitó a menos de una semana.

En Haití, en tanto, Ertha Pascal Trouillot tuvo la responsabilidad de ocupar la presidencial provisional en 1990 durante seis meses, y convocar a elecciones luego de recibir el poder de manos de militares institucionalistas.

MUCHAS EN LOS PUENTOS CLAVES

Muchas mujeres ocupan cargos en puestos claves de los gobierno. En Chile, María Soledad Alvear Valenzuela fue nombrada canciller en marzo del 2000 durante el gobierno del presidente Lagos. Antes fue ministra de Justicia y del Servicio Nacional de la Mujer. Michelle Bachelet, por su parte, médica cirujana y de larga militancia en el socialismo, realizó una eficiente gestión en las carteras de Defensa y Salud.

A nivel continental, quizá el ejemplo más representativo es el de Madeleine Allbright, primera secretaria de Estado de Estados Unidos, en el mandato del ex presidente Bill Clinton. Ahora, Condoleeza Rice, de 49 años, es la arquitecta principal de la nueva Doctrina de Seguridad Nacional presentada por Bush hijo al Congreso.

Otro caso destacado es el de la viceprimera ministra y ministra de Relaciones Exteriores y Comercio Exterior de Barbados, Billie Antoniette Miller, quien llevó a ser electa en el 2000, presidenta del órgano rector de la Asociación de Estados del Caribe, en San Pedro Sula, Honduras.

Y en México, María de los Ángeles Moreno Uriegas pasó a la historia también como la primera presidenta nacional del Partido Revolucionario Institucional a principios de los noventa. Antes se había convirtió en la primera mujer presidenta de la cámara de diputados federales mexicanos.

Otros casos que registra la historia americana son los de la actual canciller colombiana Carolina Barco; la venezolana Irene Sáez, ex miss universo y ex alcadesa del municipio de Chacao; la dirigente y diputada argentina Elisa Carrió, la congresista peruana Lourdes Flores Nano y la recordada Eva Perón, directora de la fundación que llevaba su nombre y que siendo el brazo de acción social del Partido Justicialista, chocó con la Iglesia argentina por su accionar a favor de los pobres, entre 1946 y 1952, en el año de su muerte.

En América han gobernado siete mujeres. En 19774, María Estela Martínez fue electa presidenta de Argentina. Lidia Gueiler Tejada fue presidenta de Bolivia entre noviembre de 1979 y depuesta en 1980. En Nicaragua, Violeta B. de Chamorro ganó las elecciones de 1990, los siete años de gobierno discurrieron entre graves disensiones políticas.

Sila María Calderón fue duramente criticada por sus propios correligionarios del Partido Popular Democrático (PPD) y de la oposición. Gobernó cuatro años Puerto Rico. Mireya Elisa Moscoso gobernó Panamá en 1999.

Ertha Pascal Trouillot, se convirtió el 14 de marzo de 1990 en la primera mujer en llegar a la presidencia de Haití. En tanto que Rosalía Arteaga se proclamó presidenta tras la destitución de Abdalá Bucaram. El 9 de febrero el Congreso tuvo que encargar la presidencia a Rosalía Arteaga, quien dos días después tuvo que ceder el cargo.

2005/MH/SJ









Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com