Participación Política de las Mujeres
    Dan bienvenida a legisladoras estatales
Arranca el Parlamento de Mujeres con cena de gala
Por: Rafael Maya
cimac | México, DF.- 05/03/2004 Mientras la clase política mexicana se hace trizas por los escándalos de corrupción, legisladoras y activistas por los derechos femeninos departieron anoche en una cena de gala como preámbulo a la sexta reunión anual del Parlamento de Mujeres de México (PMM).

Por vez primera, las representantes de la sociedad civil fueron invitadas a asistir al evento nocturno, en el que año con año el Congreso de la Unión da la bienvenida a las legisladoras estatales que participan en el PMM.

La gran mayoría de las 300 personas reunidas en el patio central de la sede del Senado de la República, en el Centro Histórico de esta ciudad, eran dirigentes de agrupaciones civiles feministas (de izquierda y de derecha).

En esta ocasión, las legisladoras estatales brillaron por su ausencia, aunque los asesores de la Comisión Bicameral -que organiza el PMM 2004- informaron que habían acudido a la cena entre 15 y 20 diputadas locales, lo cierto es que el maestro de ceremonias sólo mencionó el nombre de la legisladora del Congreso de Baja California, Luz Argelia Paniagua.

Así, mientras en las mesas corría el fuerte rumor de que Patricia Espinosa había sido ratificada por Vicente Fox como presidenta del Inmujeres (versión que hasta el comienzo del parlamento aún no era confirmada por ninguna fuente oficial), a las 21:00 horas y con las más de 20 mesas ocupadas por comensales, legisladoras federales dieron inicio a sus mensajes de bienvenida.

La presidenta de la Comisión Bicameral, la senadora panista Rita María Esquivel dijo que el reto de la sexta edición del PMM será hacer realidad los resolutivos del encuentro al que asisten más de mil 500 mujeres.

Luego, la vicepresidenta de esa misma instancia legislativa, la diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Diva Gastélum, llenó de halagos a las activistas de la sociedad civil porque, aseguró, gracias a ellas se han llevado a cabo los parlamentos de mujeres.

La diputada perredista, Angélica de la Peña, quien ocupó más del tiempo permitido en su mensaje por lo que aburrió a las presentes, disertó sobre la importancia del federalismo en México.

También aprovechó para reprender a los gobiernos estatales por su falta de sensibilidad al no legislar con equidad de género. "¡Ya queremos cenar!", clamó por ahí una activista que estaba desesperada al darse cuenta que discursos iban y venían y de los platillos nomás nada.

Hasta el secretario de gobierno del estado de Nayarit, Adán Meza, tuvo oportunidad de dirigir unas palabras, por invitación de su paisana, la senadora Esquivel.

El funcionario presumió las acciones del gobierno de su entidad a favor de la equidad entre los sexos. "Seguimos avanzando", afirmó, y mientras una ola de aplausos de desataba, una encorajinada Angélica de la Peña criticaba el "rollo" del secretario de gobierno y la falta de voluntad política del gobernador Antonio Echevarría, quien aún no autoriza la creación del Instituto de las Mujeres en su estado.

Hasta ahora Nayarit es la única entidad del país que no cuenta con un organismo de este tipo.

Tras los mensajes, siguió el ballet folclórico Mexcaltitán, por cortesía del gobierno de Nayarit, que ofreció una serie de danzas que iban desde las tradicionales manifestaciones de los indígenas coras y huicholes, hasta el danzón, el mambo y el chachachá.

Por cierto, una de las representaciones del ballet titulada "el romance huichol" fue criticada de misógina por activistas de la sociedad civil, ya que esa danza culminó en la actitud sumisa de una indígena huichol que le carga los utensilios de trabajo a su marido, mientras el susodicho camina muy fresco delante de ella.

Así, al concluir el espectáculo siguió la música de la orquesta y comenzaron a correr en las mesas los diversos platillos como pescado en salsa de mostaza o queso de cabra con trocitos de tomate verde. Las invitadas tuvieron que pararse de sus mesas para servirse porque el servicio era de bufete.

Las charlas y las risas se daban a la par de los tragos de tequila, vino tinto y whisky. Y al mismo tiempo se escuchaban las preocupaciones de que en este Parlamento de Mujeres las agrupaciones civiles de derecha intentarán, como en años anteriores, dar marcha atrás en conquistas legales por los derechos femeninos. Pasadas las 23:00 horas la velada continuaba con la mitad de las asistentes.

04/RM/GBG/SM








Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com