Especial - Foro Social Mundial Porto Alegre 2003
   Fundación Heinrich Böll presenta libro sobre ello en el FSM
Atentan transgénicos contra seguridad alimentaria mundial
Por: Lucía Lagunes
cimac | Porto Alegre, Brasil.- 25/01/2003 La contaminación de los cultivos agrícolas por organismos genéticamente modificados, llamados transgénicos, pone en riesgo la seguridad alimentaria mundial al eliminar la posibilidad de los agricultores tradicionales a usar libremente las semillas.

La politóloga alemana Corinna Heineke, compiladora del libro "La vida en venta: transgénicos, patentes y biodiversidad" presentado hoy en el marco del Tercer Foro Social Mundial, advirtió lo anterior y añadió que ese fenómeno también abre la posibilidad de que los cultivos sean afectados por súper plagas.

En la presentación del libro editado por la Fundación Heinrich Böll, la ponente explicó que el cruce entre transgénicos y semillas convencionales puede llevar a la homogenización de los cultivos y hacerlos más susceptibles a plagas, si éstas desarrollan resistencias a las soluciones agroquímicas y biotecnológicas.

Un ejemplo, continuó, es lo que ocurre en México, país de origen del maíz, donde en septiembre de 2001 se encontraron evidencias de que en el estado sureño de Oaxaca están contaminadas con transgénicos entre tres y 13 por ciento de las semillas criollas de maíz, índice que en otras entidades del sur llega hasta a 60.

Ello, insistió, pone en peligro la base alimentaria de México.

En entrevista aparte con cimacnoticias, Corinna Heineke puntualizó que el problema de los transgénicos amenaza también a naciones como Canadá y Estados Unidos, en donde ya está siendo difícil controlar las "hierbas malas" (plagas) porque han desarrollado resistencias contra los pesticidas.

Durante la presentación del libro, el agricultor canadiense Percy Schmeiser alertó: "nuestras alternativas se agotaron, no hay una cosa que se llama coexistencia" entre los transgénicos y los cultivos convencionales.

Schmeiser perdió en el 2000 un pleito judicial entablado en su contra por la agroquímica estadounidense Monsanto, al descubrir en las parcelas de Percy brotes de colza, variedad de col de la que se extrae aceite comestible, con modificaciones genéticas propiedad de esa empresa.

A decir de Schmeiser, él no sabía que tenía semillas transgénicas en sus campos, pero el juez aseguró que no importaba cómo brotó en sus campos el colza transgénico, sino que esa patente es propiedad de Monsanto, por lo que el agricultor fue condenado a indemnizar a la transnacional.

Con la publicación de "La vida en venta: transgénicos, patentes y biodiversidad", la Fundación Heinrich Böll pretende informar a la sociedad sobre los posibles riesgos que llevan los productos genéticamente modificados para el medio ambiente, la agricultura y la soberanía alimentaria, explicó la compiladora.

LLH/RGR







       

atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com