Participación Política de las Mujeres
    Refrendó el PMM su compromiso por derechos de mujeres Con nueva derrota de la derecha concluyó el P
En rebeldía contra la corrupción se declaran feministas
Por: Rafael Maya
cimac | México, DF.- 06/03/2004 Como en años anteriores, nuevamente la derecha salió derrotada en el Parlamento de Mujeres de México. Al concluir hoy la Sexta Reunión Anual del PMM, más de mil 500 mujeres, entre legisladoras y activistas de la sociedad civil, refrendaron su compromiso de avanzar en materia legal a favor de los derechos femeninos y no dar marcha atrás a los logros conquistados.

En el discurso más aplaudido en el evento de clausura, celebrado en el salón de plenos de la Cámara de Diputados, Pilar Muriedas, en representación del Foro Nacional de Mujeres y Políticas de Población, dijo con firmeza que las feministas se declaran "en rebeldía frente al clima de corrupción e incertidumbre que denigra el quehacer político".

Emocionada, la activista enfatizó que el conservadurismo obstaculiza el acceso a la justicia y a una vida digna de las mujeres, así como también "les jode la vida" la corrupción y los proyectos económicos neoliberales que sin piedad buscan mayores ganancias a costa del trabajo y sufrimiento de hombres y mujeres desposeídos de poder político.

Entre aplausos y gritos de apoyo de centenares de parlamentarias, Pilar Muriedas expreso que el movimiento feminista no avala la ratificación de Patricia Espinosa al frente del Instituto Nacional de las Mujeres.

Se pronunció porque se transparenten las finanzas, y se renueve y fortalezca al Instituto. En todo el tiempo que transcurrió el discurso de la activista y de otras representantes de grupos civiles y legisladoras, un grupo minoritario de mujeres mostraba cartulinas en repudio a los acuerdos del Parlamento.

Muriedas sostuvo que las feministas llegan al PMM 2004 "tristes y enojadas" por el fraude de la clase política en México. Se refirió a los escándalos de presunta corrupción que en los últimos días azotan al Partido Verde Ecologista y al PRD. "Todo esto es un ajuste de cuentas de dimensiones inimaginables entre los hombres del poder", advirtió.

Igualmente, Yolanda Rodríguez, dirigente de la Junta de Mujeres Políticas, y Claudia Aranda de la Coordinadora Ciudadana se pronunciaron por el fin del feminicidio en Ciudad Juárez, y por la defensa del Estado laico, que garantiza el respeto de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

El mensaje de Rodríguez provocó la euforia de las asistentes. Y en el momento en que la activista dijo tajante que no se permitirán reformas que den marcha atrás a derechos ya consagrados para las mexicanas, casi la totalidad de las parlamentarias se pusieron de pie con un puño en alto exclamaron: "¡Ni un paso atrás!"

A continuación, subieron a la tribuna representantes de los partidos Convergencia, del Trabajo y Verde Ecologista, quienes destacaron la labor de sus institutos a favor de los derechos femeninos.

La senadora del PRD, Leticia Burgos, subrayó que el PMM 2004 dio ejemplo de que a pesar de sus diferencias las mujeres pueden lograr acuerdos para sacar a México de la adversidad. Manifestó que las parlamentarias reivindican a la política basada en el respeto y la tolerancia, con el fin de arrebatarla de intereses personales.

La legisladora fue abucheada por unas cuantas mujeres conservadoras, cuando aseguró que a tres años de alternancia no hay un cambio favorable para las mexicanas. Ante el escándalo de corrupción que impera en su partido, la senadora se pronunció porque se limpie el PRD; en respuesta recibió una cascada de aplausos de las parlamentarias.

En su turno, la diputada del PAN, Blanca Eppen, y la también diputada priista, Esthela Ponce, coincidieron en que el Parlamento de Mujeres debe consolidar los acuerdos logrados entre partidos políticos y organizaciones civiles en bien de los derechos de las mexicanas.

Ponce propuso que el PMM se realice en otros estados del país como una manera de descentralizarlo. También convocó a que las legisladoras locales y federales sostengan encuentros de una manera más frecuente a fin de afinar acuerdos y ampliar logros.

Finalmente, al dar lectura a la declaración política del PMM 2004, la senadora panista Rita María Esquivel dijo que las participantes se unen para demandar que las reformas estructurales que se debaten en el país tengan perspectiva de género. La diputada, Diva Gastélum, del PRI, añadió entre otros compromisos que se construirá un pacto nacional contra la violencia hacia las mujeres. Asimismo se instalarán mecanismos ciudadanos para la rendición de cuentas y denunciar actos de corrupción de personas en el poder.

Igualmente exigió que se respete la cuota del 30 por ciento de candidaturas para las mujeres, establecida en el Código Federal Electoral, y señaló que el movimiento de mujeres pugnará por la cuota de 50 por ciento.

Así, el vicepresidente de la mesa directiva de la Cámara Baja, Francisco Arroyo, clausuró los trabajos del PMM 2004, y tras la entonación del himno nacional las más de mil 500 parlamentarias (salvo las mujeres de derecha que previamente habían abandonado derrotadas el recinto), las asistentes se despidieron al grito de "¡vivan las mujeres!".

04/RM/GMT/SM








Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com