Participación Política de las Mujeres
    Infiltraron cada mesa de trabajo y crearon disturbios
Frustran boicot de la derecha en acuerdos del PMM
Por: Rafael Maya
cimac | México, DF.- 06/03/2004 Mujeres de organizaciones civiles de derecha intentaron sin éxito boicotear los acuerdos de la Sexta Reunión anual del Parlamento de Mujeres de México (PMM), que se celebró en la Cámara de Diputados.

Cerca de 30 mujeres identificadas con agrupaciones ultraconservadoras pretendieron impugnar los resolutivos de la mesa cinco "reformas estructurales y equidad de género". En el momento en que la senadora del PRI Lucero Saldaña leía la relatoría, comenzaron los gritos de rechazo desde las curules del recinto legislativo de San Lázaro, el cual se encontraba a su máxima capacidad.

Decenas de jovencitas mostraron cartulinas y se colocaron frente al presidium para denunciar lo que según ellas fue la exclusión de sus propuestas y la falta de democracia en el Parlamento de Mujeres.

Lucero Saldaña tuvo que interrumpir su discurso, y por más que la diputada priista Rebeca Godínez llamaba a la calma, las protestas continuaban y se generó el desorden. El griterío hizo que la también diputada priista Diva Gastélum bajara de su lugar del presidium a intentar calmar los ánimos, pero al contrario las mujeres de derecha se molestaron aún más y le gritaban en el rostro.

El caos fue tal que algunas mujeres de organizaciones "progresistas" acudieron para separar a quienes se mostraron amenazantes contra la legisladora. Lucero Saldaña terminó de leer la relatoría de la mesa cinco en la que efectivamente no hubo acuerdos debido a las posiciones encontradas durante la discusión de las ponencias.

La senadora Lucero Saldaña, quien presidió los trabajos de la mesa cinco, informó que no se llegó a acuerdos en materia de reforma energética. Dijo que los trabajos de esa mesa concluyeron hasta después de la una de la mañana de este sábado.

Precisó que en materia laboral y de salud se plantearon reformas que erradiquen la discriminación y la violencia laboral contra las mujeres, y en la modificación a la ley del Seguro Social para garantizar pensiones justas para las mexicanas.

Las mujeres inconformes demandaron que la relatora de esa mesa, Elizabeth Plácido, subiera al estrado a leer los acuerdos a los que supuestamente se habían llegado. Dora Sierra, de la Asociación Internacional de Mujeres Intelectuales, denunció que sus propuestas por el derecho a la maternidad, el matrimonio y los valores familiares fueron excluidos de la relatoría de la mesa cinco.

Una mujer que se identifico como Yolanda, de la organización Enlace, y que fue una de las que se mostró más agresivas con la diputada Diva Gastélum, gritaba encolerizada su profundo rechazo a la Anticoncepción de Emergencia, estipulada recientemente en la Norma Oficial de planificación familiar de la Secretaria de Salud.

A pesar de las propuestas de los grupos derechistas, continuaron las conclusiones de las mesas, y se dio un receso para dar paso al acto de clausura del PMM 2004, al que asisten más de mil 500 mujeres de todo el país y de todos los sectores sociales.

Previamente en los resolutivos de las otras mesas de trabajo, las parlamentarias se pronunciaron por una reforma hacendaria que erradique la discriminación de las mujeres en cuanto al acceso de los recursos públicos y el pago de impuestos. Se pronunciaron contra el feminicidio en Ciudad Juárez y Chihuahua y en todo el país, y propusieron reformas jurídicas para que el sistema de justicia castigue a quienes cometan violencia de género e intrafamiliar.

Asimismo, propusieron medidas económicas para que las mujeres indígenas y del campo tengan más acceso a créditos. También demandaron reformas al código federal electoral para que se castigue a los partidos que incumplan mediante artimañas la cuota mínima de 30 por ciento de candidaturas para las mujeres.

El PMM 2004 manifestó su solidaridad con las trabajadoras de la Secretaria de Hacienda, y otras dependencias, que han sido despedidas por medio de un programa de presunto retiro voluntario.

Otra de las intervenciones que generó rechazo de las mujeres ultraconservadoras fue la de la consejera del Inmujeres Olimpia Flores, quien exhortó al presidente Vicente Fox a que reflexione antes de ratificar a Patricia Espinosa como titular del Instituto. Expresó la demanda de la gran mayoría de parlamentarias de que se audite al Inmujeres para clarificar sus irregularidades.

En medio de aplausos, la feminista exigió a Fox que de no ratificar a Espinosa nombre a una representante de la sociedad civil al frente del Instituto.

04/RM/GMT/SM








Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com