Participación Política de las Mujeres
    Triplica el número de legisladoras francesas
Histórico 36 por ciento de mujeres en Parlamento Español
cimac | México, DF.- 06/04/2004 Con 126 mujeres de un total de 350 escaños en la Cámara Baja, la representación femenina en el Parlamento español alcanzó 36 por ciento este 2004, contra el 31.7 por ciento que obtuviera en al año 2000, según un boletín de la Secretaría de Igualdad del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Esta cifra coloca a España entre los países con un alto porcentaje de mujeres legisladoras, en niveles cercanos a los registrados por los países nórdicos y triplicando a Francia.

La clasificación de países con elevado número de representantes femeninas, según la Unión Interparlamentaria, ubica a la República africana de Ruanda en el primer sitio, con 48 por ciento.

Por detrás se colocan Suecia con 45.3 por ciento; Dinamarca con el 38 por ciento; Finlandia llega al 37.5 por ciento, y Noruega se mantiene en un 36.4 por ciento.

Con ese porcentaje de 36 por ciento de mujeres legisladoras, España se encuentra arriba de Alemania que cuenta con 32.5 por ciento; Portugal, 19.1 por ciento; Reino Unido, 17.9 por ciento, y Estados Unidos con 14.2 por ciento.

También triplica la cuota femenina francesa que es de 12.2 por ciento (sólo 70 de los 574 escaños disponibles), y la italiana, en donde sólo hay 71 mujeres de un total de 618 asientos posibles, lo que representa un 11.5 por ciento.

Así, en el panorama mundial, las mujeres ocupan el 15 por ciento de la representación parlamentaria total, existiendo además 14 países –México entre ellos—, que tienen sólo un 30 por ciento de representación femenina, y otros 65 países en los que la cuota femenina es de 10 por ciento o menos.

La periodista española Itziar Elizondo comentó en la página web La Ciudad de las Mujeres en Red, que las parlamentarias tanto de izquierda como de derecha, están ahí gracias a la lucha del feminismo y a aquellas sufragistas que lucharon por el voto primero, y a los movimientos de mujeres durante el siglo XX.

Al contrario de lo que se piensa, indica, las cuotas no son un insulto para las mujeres sino una medida transitoria destinada a materializar un derecho fundamental en una cultura política instalada en una democracia inacabada.

2004/RGL/BJ








Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com