Participación Política de las Mujeres
    Esta victoria es para todas las mujeres
La dominicana Mercedes Lourdes Frías, a diputada en Italia
Cimac | Santo Domingo.- 19/04/2006

Una joven de Villa Duarte, uno de los barrios más modestos de la capital dominicana, Mercedes Lourdes Frías, fue electa diputada de la República Italiana, al obtener el 64 por ciento de los votos para su partido Refundazzione Comunista, integrante de la coalición de centroizquierda.

"Siento orgullo de ser diputada de la República Italiana", dijo vía telefónica a la agencia SEMlac desde Toscana, la región de ese país europeo y con la voz quebrada añadió, "victoria es para todos los dominicanos y dominicanas; y para todas las mujeres. Nos la merecemos".

Frías, la única mujer a la cabeza de la lista de este Partido, uno de los ocho de la coalición izquierdista, dijo que en un escenario tan complejo como el que vive Italia después de las elecciones, no será nada fácil gobernar con un margen tan estrecho frente a las fuerzas de centro derecha.

"Y eso te deja un sabor amargo, porque Silvio Berlusconi devastó este país. Claro que, con su control de los medios de comunicación (es propietario de un potencial enorme, además de que tiene una gran fortuna)", comentó.

Pero yo estoy convencida de que hay una juventud que quiere cambiar las cosas, "tuve mucho apoyo de hombres y mujeres", dijo.

La joven izquierdista que, en Santo Domingo, se unió muy temprano en su vida a grupos progresistas, fue apropiándose de las ideas de justicia y combate que la destacaron.

Estudió Ciencias Geográficas, pero su horizonte intelectual se amplió hasta ser catedrática de Inmigración en la Universidad de Venecia; figura principal en una organización de mujeres; y promotora de talleres sobre la interculturalidad Norte-Sur, el rechazo al trabajo infantil, los vínculos entre el sexismo y el racismo y la educación para el consumo crítico, pronto la hicieron destacar.

Frías llegó a Italia en 1990, cuando se casó con un italiano. De la unión, nacieron dos hijos, más una tercera adoptada. El matrimonio sucumbió cuando Mercedes ya pugnaba por abrir las alas en ese país de acogida:

"En 1996 participé en un gran movimiento feminista llamado Llevando Beijing a casa: nativas y emigrantes, ciudadanas del mundo. Ese fue un buen momento. A partir de ahí, el discurso que yo había introducido se asumió", recuerda.

Merecedora de honores y reconocimientos por sus empeños, como el de haber recibido la llave de plata de la ciudad de Prato, Frías ha concretado sus principios: "Hago las cosas en las que creo y nunca me detengo, no renuncio a mis convicciones".

"Tengo cierta elasticidad y eso no es muy común aquí. Digo lo que pienso y trato de hacer lo que digo. Estoy convencida de que no tengo nada que perder. No siento que las funciones en las cuales me he desenvuelto hasta ahora, como ministra a nivel municipal en Empoli, donde vivo, sea privilegio, sino una responsabilidad, un espacio de servicio. Y lo vivo así".

06/LR









Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com