Participación Política de las Mujeres
    Amalia García, la única firme en Zacatecas
Pocas mujeres en las batallas electorales de 2004
Por: Rafael Maya
cimac | México, DF.- 05/01/2004 Al igual que en comicios de años anteriores, en 2004 las mujeres brillarán por su ausencia como principales protagonistas de las elecciones para renovar gubernaturas en 10 estados, y ayuntamientos y congresos locales en otras cuatro entidades (Baja California, Chiapas, Michoacán y Yucatán).

En los procesos electorales para elegir ejecutivos estatales en Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas, tan sólo se barajan los nombres de seis mujeres con posibilidades de ocupar las gubernaturas de sus respectivos estados.

Como siempre, los partidos políticos ignoraron o subestimaron la capacidad de las militantes para ocupar candidaturas a cargos de elección popular. La escasa presencia de mujeres en las contiendas estatales también es reflejo del mínimo apoyo político que ellas reciben de las cúpulas y corrientes partidistas -dominadas por varones.

Amalia García, candidata por el opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD) a la gubernatura del norteño estado de Zacatecas es -hasta ahora- la única aspirante femenina confirmada en los comicios para renovar ejecutivos estatales en 2004.

En la segunda ocasión que contenderá para gobernar Zacatecas -en la primera, hace cinco años, declinó a favor del saliente mandatario estatal Ricardo Monreal-, Amalia García tiene amplias posibilidades de convertirse tras las elecciones del próximo 4 de julio en la quinta mujer gobernadora de México.

En nuestro país sólo ha habido cuatro mujeres gobernadoras: Griselda Alvarez, en Colima; Beatriz Paredes, en Tlaxcala, Dulce María Sauri, de manera interina por Yucatán, y Rosario Robles en el Distrito Federal.

Las tres primeras fueron representantes del ex oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), y Robles llegó al poder como jefa de Gobierno sustituta del perredista Cuauhtémoc Cárdenas.

POCAS ASPIRANTES

De las otras cinco mujeres políticas que "suspiran" por gobernar sus respectivos estados, destaca por su compromiso a favor de los derechos femeninos la senadora por el PRD Maricarmen Ramírez, quien se maneja como carta fuerte para contender por la gubernatura del central estado de Tlaxcala.

Ramírez cuenta con el respaldo de su esposo, el saliente gobernador Alfonso Sánchez Anaya. Sin embargo, será un "gran jurado" de personalidades perredistas, quienes a partir de los resultados de varias encuestas determinen en próximas fechas a la o el candidato del sol azteca al gobierno local.

La elección en Tlaxcala se llevará a cabo el próximo 14 de noviembre.

En el también central estado de Puebla, la actual directora del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Ana Teresa Aranda, contenderá con cuatro varones de su partido (Acción Nacional) en una elección interna para determinar a la o el aspirante del blanquiazul para los comicios locales del próximo 7 de noviembre.

Teresa Aranda es considerada -junto con la esposa del presidente Vicente Fox, Marta Sahagún- como una impulsora de la política social "conservadora" y asistencialista del Ejecutivo Federal. Versiones periodísticas la han identificado como "antiabortista" y ex militante de la organización ultraderechista "El Yunque".

El PAN -partido en el poder que se ha caracterizado por su rechazo a una mayor presencia de mujeres en las candidaturas, aunque paradójicamente es el instituto con más diputadas en la actual Cámara Baja- impulsa a mujeres de bajo perfil en las precampañas para las gubernaturas estatales.

En la norteña entidad de Tamaulipas -bastión del priismo- se baraja el nombre de la senadora panista Lydia Madero, quien tiene pocas posibilidades de vencer en el proceso interno para la candidatura a sus otros tres correligionarios varones, entre ellos el polémico "amigo de Fox", Lino Korrodi.

En Tamaulipas, la elección local se celebrará el próximo 14 de noviembre.

Asimismo, el PAN en el estado de Tlaxcala podría animarse por postular como su candidata a gobernadora a la delegada de la Secretaría de Desarrollo Social en esa entidad, Aurora Aguilar Rodríguez, a quien organizaciones civiles del estado le exigieron su renuncia por no entregar recursos y ocultar programas dirigidos a esas agrupaciones, a pesar de que cumplieron con los requisitos necesarios.

Finalmente, en el norteño estado de Sinaloa -gobernado por el PRI- la senadora del tricolor Martha Tamayo -quien en la Cámara Alta ha impulsado reformas legales para que la justicia federal atraiga los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez- es la única precandidata de su partido a la gubernatura local.

Frente a otros seis precandidatos varones, la legisladora feminista tiene escasas posibilidades de ser la abanderada del PRI para los comicios del próximo 7 de noviembre.

04/RM/GMT








Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com