Participación Política de las Mujeres
   No sólo queremos votar
Reto de las guerrerenses obtener mayor participación política
Por: Patricia Briseño
Cimac | Chilpancingo.- 11/02/2005

La reciente jornada electoral en Guerrero deja en las mujeres mayor experiencia, "no sólo queremos votar", también queremos leyes y programas que favorezcan nuestro desarrollo, coinciden representantes de organismos no gubernamentales y militantes políticas.

La historia en Guerrero, explican a Cimacnoticias, ha sido de exclusión permanente para las mujeres y muestran con cifras que hasta ahora la equidad política es solo un anhelo que aseguran deberán alcanzar en los próximos comicios de octubre, cuando sea renovada la legislatura y las alcaldías.

UNA HISTORIA DE LUCHA

A las faldas del cerro que circunda esta capital se encuentran cientos de viviendas de lámina y cartón con pisos de tierra, sin servicios públicos y donde decenas de tambos y cubetas forman una serpentina alrededor de la toma de agua.

La falta de servicios tan elementales como el agua potable despertó en Petra Hermillo Martínez la necesidad de organizarse, así surgió el Comité de Defensa Popular (CDP) que agrupa a más de 100 mujeres que se pronunciaron por "el no pago" del agua potable que no recibían en sus casas

La mayoría son empleadas domesticas, que después de su trabajo cotidiano tenían que "correr" para llegar a la fila de cubetas y llevar el agua hasta sus hogares, donde la almacenan en viejos tambos de metal.

No pagar el servicio fue una medida drástica para el ayuntamiento que respondió con represalias, hostigamiento y hasta nos encarceló, pero que al final de cuentas benefició hasta "los ricos" pues las autoridades determinaron unificar las tarifas.

Con el CDP integrado empezamos a organizar talleres en las colonias y barrios, sobre lo que somos a partir de nosotras como mujeres, de las diferencias con los hombres y en ese ámbito surgió la propuesta legislativas para normar las relaciones de trabajo de las empleadas del hogar.

Originaria del municipio Ahuacotzingo, ubicado en la región Montaña, Petra explica que al incluirse en el Pacto por la Equidad de Género, organización de mujeres de la entidad en 2003, pensaron que las cosas cambiarían.

UN PACTO PARA LAS MUJERES

Las integrantes del Pacto presentaron una agenda a la LVII Legislatura para vigilar y dar seguimiento a la aplicación de políticas públicas que las favoreciera, sin embargo, no tuvo resonancia en el Congreso local como tampoco entre las ocho diputadas.

De acuerdo con Maria Luisa Garfias Marín, integrante del Colectivo Nosotras, la actuación de las diputadas se reflejó en la plataforma electoral de la ex diputada, Porfiria Sandoval Arroyo, quien abanderó al PAN en el reciente proceso electoral por la gubernatura del estado.

Grafías, feminista y académica de la Universidad Autónoma de Guerrero, reconoció que en la estructura estatal del PRD, la situación en materia de participación política de las mujeres no es más favorable.

La catedrática indicó que aún cuando el PRD establece en sus estatutos el principio de equidad, "extrañamente" hay manipulación y se termina por otorgar más espacios políticos a varones.

Recordó que de las cinco diputadas que integran la actual legislatura dos han solicitado licencia, Marisol Calderón Medina y Virginia Navarro Ávila, las cuales fueron sustituidas por sus suplentes hombres.

NULA PRESENCIA POLÍTICA Y PÚBLICA

A pesar de ser mayoría de electoras, con un 52.4 por ciento del padrón electoral de Guerrero, hay una nula presencia de mujeres en las alcaldías de la entidad, así como en la legislatura local.

De los 29 ayuntamientos gobernados por el PRD, sólo Tlalchapa, localizado en la región de la Tierra Caliente, es gobernado por una mujer, María Guadalupe Eguiluz Bautista.

De ahí la coincidencias entre la integrante del Colectivo Nosotras y la priista Generosa Castro Andraca, quien asegura que las regidurías de la participación de la mujer, en los 77 ayuntamientos que conforman Guerrero, son en su mayoría ocupadas por hombres y en el peor de los casos están cerradas.

Castro Andraca explica que la obligación de incluir en la estructura orgánica esta regiduría no se acata porque –por usos y costumbres— en varios municipios las mujeres no tienen participación, por lo que el cargo es ocupado por un varón.

En mayoría de los casos, sostiene, que por vergüenza los hombres se resisten a ocupar dicha regiduría. Una de las razones es porque esa regiduría debe velar por el funcionamiento de los Consejos Municipales de Asistencia y Prevención de la Violencia Intrafamiliar.

Así como en el PAN y el PRD, en PRI tampoco se refleja el discurso de inclusión de las mujeres a la vida pública y política en la realidad, apunta la militante priista y explica que de 237 regidurías, sólo 64 mujeres tienen alguna posición dentro los cabildos guerrerenses.

De las 40 alcaldías gobernadas por el PRI, en Azoyú, ubicado en la Costa Chica, gobierna Consuelo Ibancovichi Muñoz, la única mujer por ese instituto político, precisó la también presidenta del Colectivo Aurora Meza Andraca.

La ex diputada local priista recordó que entre las observaciones que hicieron en 2003 a la dirigencia de su partido fue el excesivo número de suplencias "concedidas" a mujeres, la ubicación en candidaturas difíciles de ganar o en sitios que son llamados de "de relleno".


De su parte, Olimpia Jaimes López, de Mujeres Guerrerenses por la Democracia, observó que si bien el pasado proceso electoral fue reñido entre las coaliciones "Guerrero será Mejor" y "Todos por Guerrero" al interior de las mismas, las militantes exigieron participar en la toma de decisiones de los equipos de campaña.

Explicó que al candidato Zeferino Torreblanca Galindo se le entregó en campaña el documento Seis compromisos por la Democracia y la Justicia Social con Equidad para Guerrero, el objetivo es que el ahora gobernador electo, se comprometiera a trabajar en la reformulación de políticas públicas, mecanismos legislativos y administrativos que den soluciones a las demandas feministas.

La Coordinadora Nacional de Organizaciones Civiles "Por un Milenio Feminista" en la entidad, apuntó que las mujeres no sólo han acudido a votar el pasado 6 de febrero, sino que también están interesadas en el desarrollo del plan de gobierno que incluya nuestras demandas.

A manera de autocrítica, Olimpia Jaimes reconoció que el movimiento de mujeres en Guerrero no ha logrado posesionar sus demandas en las agendas de gobierno ni en la legislativa, debido a que solamente nos asumimos como feministas en la coyuntura política sin darle seguimiento, pero aseveró que ahora las cosas tienen que ser de manera distinta.

2005/PB/SJ









Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com