FEMINISMO
    Trabajo feminista desde gobierno, academia, sindicato y partido
Rosario Robles: una historia de lucha a favor de las mujeres
cimac | México, DF.- 11/08/2003 Luchadora incansable por los derechos femeninos, Rosario Robles Berlanga, economista de profesión, ha luchado desde varias trincheras por lograr el acceso de la población femenina a la justicia y la equidad.

Impulsora de la llamada Ley Robles, que legaliza el aborto en el Distrito Federal bajo algunas circunstancias, aprobada el 18 de agosto del 2000 por el legislativo local, Rosario se convirtió en inspiración para muchas mexicanas que vieron en su ascenso político una muestra de que las mujeres pueden llegar hasta donde se lo propongan.

Dicha ley aumentó las causales de exculpación del delito de aborto en la Ciudad de México y estableció un procedimiento para hacer efectivo el aborto por violación, obligando al Ministerio Público a emitir una orden para realizarlo en un plazo de 24 horas. La medida revivió la polémica de orden moral sobre la interrupción voluntaria del embarazo.

A la oposición de la Iglesia Católica se sumaron los partidos Verde Ecologista y Acción Nacional, que en septiembre de 2001 interpusieron una Acción de Inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación contra la Ley Robles, recurso que no prosperó.

En su tesis de maestría en Desarrollo Rural por la UNAM (1995), Robles dedicó una parte a analizar la situación de la población femenina que vive en el campo, y alertó sobre su mayor incorporación a las labores agrícolas sin abandonar el trabajo doméstico tradicionalmente impuesto a las mujeres.

"Esta doble carga, producción en la parcela y responsabilidad de las actividades reproductivas, ha implicado que tengan jornadas abrumadoras con el desgaste físico y nutricional", afirma en su tesis la política, académica y articulista.

La preocupación de la también investigadora sobre asuntos de pobreza y género por las condiciones económicas, sociales y laborales de las mexicanas rindió frutos durante su gestión como la primera mujer en gobernar la ciudad más grande del mundo.

Desde ahí impulsó programas especiales de atención como Promujer; creó centros integrales de atención a la mujer en las 16 delegaciones políticas que conforman la capital del país y desarrolló un plan destinado a garantizarles igualdad de oportunidades en el Distrito Federal.

También apoyó la creación del Centro de Atención al Indígena Migrante y desarrolló el Programa Permanente de Atención Especial a Mujeres y Menores Trabajadores, así como campañas en contra de la violencia familiar y de orientación en salud reproductiva y de prevención del cáncer cérvico uterino.

Promovió la realización de Ferias del Empleo, tanto abiertas como especializadas para atender las necesidades de los jóvenes, de las mujeres y de los trabajadores rurales del Distrito Federal. En ellas se logró colocar a más de 40 mil solicitantes.

Robles fue integrante del Comité Ejecutivo del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM) de 1988 a 1993 e impulsó las reformas a los estatutos de ese organismo para sancionar el hostigamiento sexual entre los afiliados y expulsar del sindicato al trabajador que viole a alguna mujer en la UNAM.

Como secretaria de Acción de la Mujer del STUNAM, cargo en el que se desempeñó por seis años, apoyó también el acceso de los hijos de las trabajadoras a las guarderías de la UNAM y el ascenso escalafonario de las académicas.

Robles Berlanga fue fundadora del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en 1989, a cuya presidencia nacional renunció el sábado pasado.

En el PRD ha sido consejera nacional; secretaria de Movimientos Sociales del CEN; secretaria de Organización, desde la cual coordinó las Brigadas del Sol (fundamentales para los resultados electorales del 6 de julio de 1997).

Como diputada federal en la LVI Legislatura presidió la Comisión de Desarrollo Social, representó al PRD en la Comisión Plural para la Reforma del Estado (que presidió cuando se pactaron los acuerdos básicos para la reforma electoral en el ámbito constitucional) y participó en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión de mayo a agosto de 1997 durante el proceso electoral federal.

Durante 1998, en su función de secretaria de Gobierno, presidió la mesa central de la Reforma Política del DF, integrada por tres grupos de negociación en los que participan dirigentes de los cinco partidos, y logra concertar reformas en materia de participación ciudadana.

Estas incluyen las figuras del plebiscito, referéndum y consulta popular, así como reformas electorales que derivaron en un nuevo Código Electoral para esta localidad, la creación del Instituto Electoral y el Tribunal Electoral del Distrito Federal.

"La presencia significativa de las mujeres sólo adquiere sentido y trascendencia cuando el compromiso es con la equidad", expuso Robles Berlanga en un discurso pronunciado en 1998.

"Mientras persistan en nuestros países sistemas económicos socialmente excluyentes, no podemos hablar de igualdad. Por ello nuestra presencia, la de las mujeres, debe ser, antes que nada, el símbolo de la inclusión de lo diverso, de lo diferente".

2003/MEL/RGR

cimacnoticias





       

atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com