Migración
   VIH-sida devastador para las mujeres
Triple discriminación a las inmigrantes en España
Por: Belinda Hernández
Cimac | Barcelona.- 13/04/2005

Las mujeres inmigrantes afectadas por el VIH/Sida dentro del territorio español sufren una triple discriminación, sostuvo el pedagogo social Jesús Edison Ospina, coordinador del Programa de Salud Comunitaria para Inmigrantes en la Agencia de Salud Pública.

En entrevista, explicó que por ser inmigrante te discriminan. Si le sumas el género y además el estigma a las personas portadoras del virus causante del Sida, tienes un resultado devastador para las mujeres en su proyecto migratorio, comenta Ospina.

El pedagogo explicó que el fenómeno de la inmigración en España cobra importancia durante los años noventa, al mismo tiempo que la pandemia del SIDA adquiere fuerza y es entonces cuando se creyó que las y los inmigrantes podrían ser una entrada del virus al país.

Sin embargo, apuntó, con el paso de los años, se sabe que si bien son más vulnerables las y los inmigrantes al virus por factores de precariedad social y económica, entre otros factores socio afectivo, la propagación de la pandemia en Europa ha sido autóctona.

El 32.13 por ciento de los extranjeros "regularizados" (no se cuenta con datos de los y las ilegalizadas) que viven dentro del territorio español son de procedencia latinoamericana, principalmente de países como Ecuador, Perú, Colombia y Bolivia. De esta cifra, el 47 por ciento son mujeres, siendo ellas las primeras en migrar, reagrupando después a su familia.

Según datos del Plan Nacional de Sida, el 2.9 por ciento de los casos registrados en el territorio español corresponde a los y las extranjeras, un porcentaje bajo en relación con otros países de la Comunidad Europea.

El coordinador del Programa de Salud Comunitaria para Inmigrantes en la Agencia de Salud Pública afirmó que no existen registros de cuánta gente es portadora del virus del VIH y aún no desarrolla Sida, ni tampoco se sabe si han adquirido el virus en sus países de origen o han sido infectados o infectadas en el territorio español.

En el caso de las mujeres latinoamericanas, la gran mayoría migra en busca de trabajo para mejorar sus condiciones de vida. El problema es que no cuentan con educación formal de la sexualidad o bien no practican el sexo protegido por el machismo existente en la cultura latina, por lo que prefieren no protegerse a perder a sus parejas.

Por otra parte, aquellas que se dedican al sexo servicio para mantener a sus familias se encuentran en una situación de mayor riesgo de infección o coinfección.

Además, el duelo migratorio pone a las mujeres inmigrantes en una situación de mayor vulnerabilidad ante el virus ya sea por la depresión, la falta de recursos económicos o de atención sanitaria.

El Estado español es uno de los pocos países en el mundo que cuenta con un sistema sanitario gratuito, en donde los medicamentos no tienen costo para las personas afectadas por el VIH/sida.

Esta situación, más el discurso mediático de estigmatización a los y las inmigrantes, hace temer a la ciudadanía por la llegada de personas seropositivas.

Al respecto, Ospina explicó que esa situación no es real porque en principio, una persona seropositiva requiere no sólo del medicamento para vivir sino del afecto de las personas cercanas a él o ella.

Migrar significa alejarse de la gente a quien ama y enfrentar solos una situación en un territorio incierto. Por ello prefieren quedarse en su lugar de origen aunque ello signifique reducir sus posibilidades de atención médica y de vida.

2005/BH/SJ









Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com