Cepal

INTERNACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   Condición clave para avanzar hacia un desarrollo sostenible
   
Bachelet destaca en Cepal importancia de igualdad de género
Imagen retomada de flickr
Por: la Redacción
Cimacnoticias/PL | Santiago de Chile, Chi .- 11/07/2017

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, consideró que la igualdad de género en oportunidades económicas es fundamental para avanzar como país y alcanzar el desarrollo económico y social.
 
“(...) no es solo un imperativo de justicia y de ética. Es también una condición clave para avanzar hacia un desarrollo sostenible, equilibrado y equitativo, ensanchar las bases de nuestro crecimiento y apostar por la comunidad entera”, anotó.
 
La mandataria hizo estas reflexiones durante la presentación en la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) del informe “Género en el Sistema Financiero”, con la participación también de otras autoridades.
 
El balance fue elaborado por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras de Chile con el apoyo de la Cepal, y refiere las brechas de género en el acceso y uso de productos y servicios financieros mediante la entrega de datos desagregados por sexo.
 
En sus palabras de bienvenida, el secretario ejecutivo adjunto para Administración y Análisis de Programas de la Cepal, Raúl García-Buchaca, indicó que en la región se han vivido avances que apuntan a la erradicación de la discriminación.
 
También en la desigualdad de género, pero advirtió que la actual situación marcada por un escenario económico, político, social y ambiental incierto y menos favorable, aumentan los riesgos de un retroceso en las políticas públicas.
 
La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, aprobada por Naciones Unidas en 2015, reconoce que la incorporación sistemática de una perspectiva de género es crucial para el cumplimiento de sus 17 objetivos, añadió.
 
Agregó que la generación de empleos de calidad para las mujeres en un contexto de cambios profundos en el futuro del trabajo asociado a la revolución tecnológica e industrial, se plantea como un gran desafío hacia el 2030.
 
Según datos de la Cepal, una de cada tres mujeres en América Latina y el Caribe no tiene ingresos propios, mientras que una de cada cuatro posee ingresos inferiores a un salario mínimo.
 
Además, ocho de cada 10 están empleadas mayoritariamente en sectores de baja productividad y, a pesar de sus mayores niveles educativos, continúa persistiendo una brecha salarial importante.
 
El encuentro contó con la participación de Claudia Pascual, ministra de la Mujer, y Eric Parrado, Superintendente de Bancos e Instituciones Financieras, entre otras personalidades.
 
17/RED








INTERNACIONAL
POBLACIÓN Y DESARROLLO
   Acciones que contribuirán a reducir la desigualdad
Aprueban Estrategia Montevideo en cierre de XIII Conferencia de la Cepal
Imagen retomada de CEPAL ONU
Por: Gema Villela Valenzuela
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 31/10/2016

Durante el cierre de la XIII Conferencia Regional de la Mujer de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal) se aprobó la “Estrategia Montevideo” la cual establece 10 ejes para implementar en los países de la región, con el objetivo de reducir la desigualdad de género y garantizar la autonomía y derechos de las mujeres.
 
La directora de la división de Asuntos de Género de la Cepal, María Nieves Rico, dijo que este documento será el instrumento para que los gobiernos se comprometan a trabajar y reconoció la participación de las organizaciones civiles para la elaboración de la Estrategia y los 10 ejes rectores que contempla.
 
En el documento denominado “Estrategia Montevideo” para la implementación de la agenda regional de género en el marco de desarrollo sostenible hacia 2030, se especifican los 10 ejes rectores que son: marco normativo, institucionalidad, participación, construcción y fortalecimiento de las capacidades, financiamiento, comunicación, tecnología, cooperación, sistemas de información, así como el monitoreo, evaluación y rendición de cuentas.
 
Los 10 ejes rectores se desglosan en acciones que van encaminadas a trabajar por el derecho a la vida sin violencia de las mujeres, promover la paridad política, implementar políticas públicas con transversalidad de perspectiva de género y Derechos Humanos, planificar presupuestos etiquetados a favor de la salud, derechos y economía de las mujeres, así como crear sistemas de datos e información que se puedan utilizar como base para la elaboración de políticas públicas. 
 
Uno de los acuerdos para implementar la Estrategia es impulsar en los países presupuestos nacionales e internacionales asignados a programas con perspectiva de género.
 
La vocal y consejera de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Magaly Reyes Chávez, quien estuvo presente en los trabajos de la Conferencia, dijo que cada país establecerá un mecanismo para implementar la Estrategia y anunció que en dos semanas se reunirán las comisiones para trabajar en ello.
 
La consejera propuso que el mecanismo de la Alerta de Violencia de Género contemplado en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia sea tomado como un mecanismo de seguridad nacional.
 
Cabe mencionar que el Informe de México enviado a la XIII Conferencia Regional de la Mujer de la Cepal 2016, para rendir cuentas de los avances que ha hecho para reducir la desigualdad de género, a cargo del Instituto Nacional de las Mujeres, no menciona el tema de la declaración de las AVG en los estados, ni aborda el tema de la violencia feminicida.
 
La XIII Conferencia de la Cepal contó con una asistencia de 976 personas, de las cuales 166 eran representantes de organizaciones civiles y el resto funcionarios de los gobiernos de los países de América Latina y El Caribe. La próxima Conferencia se realizará en el año 2019 en Chile.
 
16/GVV/LGL








INTERNACIONAL
FEMINISMO
   Feministas se solidarizan con colombianas
La paz y la igualdad de género, indispensables para una plena ciudadanía
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 27/10/2016

Mujeres reunidas en la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe que se realiza en Montevideo, Uruguay, del 25 al 28 de octubre, firmaron la Declaración sobre el Acuerdo de Paz en Colombia para expresar su apoyo a las colombianas que han luchado por alcanzarla tras más de 50 años de conflicto armado.

Después de observar con asombro el triunfo del “no” en el plebiscito del pasado 2 de octubre cuando el pueblo colombiano votó para ratificar o rechazar los Acuerdos de Paz, las mujeres dijeron en su documento que la paz y la igualdad de género son requisitos imprescindibles para el pleno ejercicio de la ciudadanía. 

En el documento elaborado durante la Conferencia Regional que organiza la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), las mujeres expresaron su respaldo a quienes están comprometidas con el logro de un acuerdo que les permita transitar a la construcción de la paz y a la consolidación de la democracia.

La guerra produce situaciones devastadoras para cualquier proyecto democrático: el enorme gasto público militar en detrimento de las políticas sociales, la violencia, el miedo, la profundización de las desigualdades, los crímenes de lesa humanidad, los delitos atroces, las vidas sacrificadas, los sueños truncos”, se lee en el pronunciamiento.

En este momento, aseguraron las feministas, son dos los imperativos: que se firme ahora un nuevo acuerdo, y que no se desaproveche la oportunidad política para que el acuerdo logrado contenga los más elevados estándares posibles de verdad y justicia.

En su posicionamiento, las organizaciones explican que quienes lideraron el “no” al Acuerdo de Paz y en especial algunos de sus líderes incluyendo a la Iglesia y especialmente los pastores evangélicos, tienen otros intereses y que su voto ha puesto en riesgo el anhelo de una paz estable y duradera.

Desde estos grupos “conservadores y antiderechos” se ha iniciado una cruzada contra toda forma de igualdad para las mujeres, contra el respeto a toda diferencia, contra la no discriminación y contra la diversidad, por lo que las firmantes afirmaron que la población femenina también debe ser protagonista de este proceso.

Desde América Latina y el Caribe, dijeron las agrupaciones, estarán atentas para impedir que se utilice el desacuerdo frente a lo negociado por el gobierno colombiano y las FARC-EP, para conminar a las mujeres y a la población lésbico, gay, transexual, intersexual y transgenérico al lugar de la subordinación, la marginalidad y la exclusión.

16/AGM/LGL








INTERNACIONAL
FEMINISMO
   Firman Declaración Política en Montevideo, Uruguay
Que gobiernos cumplan los compromisos de Conferencias Regionales: feministas
Inauguración de la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, celebrada en Montevideo, Uruguay | Foto: cortesía Cepal ONU/Flickr
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 27/10/2016

Los países de América Latina y el Caribe enfrentan retrocesos democráticos por el ascenso de gobiernos que profundizan y expanden modelos económicos extractivistas que causan pobreza y exclusión de las mujeres; y un auge de ideas fundamentalistas que aluden a una “ideología de género” para frenar las luchas feministas por la igualdad, coincidieron mujeres que participan en la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe.
 
Reunidas en un foro feminista en Montevideo, Uruguay, las mujeres firmaron la Declaración Política en la que exigen a los gobiernos de la región, cumplir sus compromisos en materia de igualdad sustantiva, democracia paritaria y justicia.
 
Señalaron que los retos que enfrenta en este momento el movimiento feminista se agudizan ante un contexto de desigualdad y crueldad, que se ejemplifica con una cultura permisiva con las distintas formas de violencias contra las mujeres, el aumento del embarazo y maternidad forzada en niñas, el feminicidio y los crímenes de odio.
 
Ante estas problemáticas las mujeres exigieron cumplir con los compromisos asumidos en las Conferencias Regionales para la igualdad sustantiva, la democracia paritaria y la justicia; que las leyes y políticas públicas reconozcan la identidad de género de las personas trans; y un alto a las violaciones “correctivas” a las mujeres con orientación sexual distinta a la heterosexual.
 
En materia de salud, pidieron que se reivindique el derecho a decidir sobre sus cuerpos, que se garantice el acceso al aborto legal, seguro y gratuito, a servicios de atención a la salud reproductiva, a métodos de reproducción asistida y anticonceptivos modernos, incluida la Anticoncepción de Emergencia, así como la implementación de leyes y políticas de educación integral de la sexualidad.
 
En su Declaratoria también exigieron que niñas, adolescentes y jóvenes, sean reconocidas como sujetas de derecho, que se promueva y garantice su participación política y social; medidas para erradicar la discriminación, marginación y exclusión que enfrentan las mujeres con discapacidad; el fin a la trata y garantías para el “trabajo sexual”.
 
Sobre la injerencia religiosa en el Estado y en las políticas públicas las firmantes señalaron que la laicidad debe ser un principio rector de las democracias; pidieron que se reconozca la desigualdad estructural, que la política fiscal tenga un enfoque de género y que se escuche el llamado urgente a tomar acciones para erradicar las violencias contra las mujeres.
 
“Es hora de garantizar nuestras vidas, de evitar que continúen asesinándonos en todo el continente. Nuestras voces seguirán clamando #NiUnaMenos, #VivasNosQueremos”, dice la Declaratoria.
 
Finalmente las feministas de la región expresaron su solidaridad con las mujeres, niñas y adolescentes colombianas así como con toda una nación que lucha por alcanzar la paz tras más de 50 años de conflicto armado.
 
16/AGM/LGL








INTERNACIONAL
LABORAL
   A mayor ingreso, menos tiempo dedicado a este trabajo dice Cepal
Mujeres de AL y el Caribe realizan entre 71 y 86 por ciento del trabajo no remunerado
Especial
Por: Gema Villela Valenzuela
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 27/10/2016

La Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal) recomendó reducir los horarios laborales y crear políticas públicas en donde el Estado asuma responsabilidades de cuidados de menores de edad y adultos mayores, para ayudar a reducir esa tarea que se le asigna a las mujeres.
 
Durante el Panel “Cuidar y ser cuidado en igualdad: la división sexual del trabajo en entredicho” realizado durante la XIII Conferencia Regional de la Mujer, en Montevideo, personas expertas en el tema hablaron sobre la medición de la economía del cuidado y de la división del trabajo en el hogar de acuerdo al sexo y género.   
 
En el panel, la ministra de la Mujer de República Dominicana, Janet Camilo, recordó que durante la X Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe efectuada en Quito en 2007, los gobiernos de la región acordaron “formular y aplicar políticas de Estado que favorecieran la responsabilidad compartida y equitativa entre mujeres y hombres en el trabajo doméstico para la reproducción económica y el bienestar de la sociedad como una de las formas de superar la división sexual del trabajo”.
 
La especialista en Economía y asistente del Instituto Haitiano de Estadística e Informática, Nathalie Lamaute-Brisson, dijo que “reconocer, reducir, redistribuir y remunerar el cuidado”, son puntos clave para incluir en las políticas públicas de los países latinoamericanos y para incorporarlos a la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.
 
En tanto, el director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística de Colombia, Mauricio Perfetti, dijo que las encuestas que miden el uso del tiempo dedicado al cuidado de otros y al trabajo no remunerado, deben ser utilizadas como base para los programas que promuevan la igualdad y reducir la división sexual del trabajo en el hogar.
 
Un ejemplo de política pública encaminada a involucrar al Estado en las responsabilidades de cuidado de otros, es el Sistema de Cuidados (SNIC) de Uruguay, aprobado en noviembre del 2015.
 
Sobre eso habló la Secretaria Nacional de Cuidados de ese país, Patricia Cossani, quien explicó que esa política pública contempla la ampliación de los servicios de escuelas y guarderías, la regulación laboral para ajustar las jornadas de trabajo, para de esa manera asegurar que las niñas y niños estén bajo el cuidado de instituciones y reducir la carga de este trabajo, regularmente asignado a las mujeres.
 
En el documento de posición “Autonomía de las mujeres e igualdad en la agenda de desarrollo sostenible” emitido por la Cepal, se muestra que las mujeres de los países de América Latina y El Caribe, realizan entre 71 y  86 por ciento del total de trabajo no remunerado que demandan los hogares.
 
Destaca que entre mayor es el nivel socioeconómico de las mujeres menor el tiempo dedicado a las labores domésticas y de cuidados de otros; por ejemplo de la población de mujeres mexicanas de 20 a 59 años de edad de hogares considerados no pobres, dedicaron un promedio de 73.3 horas semanales al trabajo no remunerado durante el 2014, mientras que las mujeres del mismo rango de edad de hogares considerados pobres le dedicaron 76.7 horas semanales a esas labores.
 
Lo anterior indica que las mujeres que tienen mayores ingresos pueden pagar servicios para el cuidado de otros, así como productos tecnológicos que les permitan realizar sus labores domésticas.
 
Respecto al trabajo remunerado, las mexicanas que se ubican en el rango de edad de 20 a 59 años de hogares no pobres, le dedicaron 36.2 horas semanales mientras que en las de hogares pobres -de la misma edad- registraron 23.8 horas semanales.
           
16/GVV/LGL








NACIONAL
   Inicia XIII Conferencia Regional sobre la Mujer
Mexicanas, entre las más pobres de 18 países de AL: Cepal
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Gema Villela Valenzuela
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 25/10/2016

Las mexicanas se encuentran entre las más pobres de 18 países de América Latina y el Caribe, ya que de 2005 al 2014 la pobreza se incrementó al pasar de 35.5 por ciento a 41.2 por ciento respectivamente, reveló el documento “Autonomía de las mujeres e igualdad en la agenda de desarrollo sostenible”, presentado durante la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal).
 
Durante la inauguración de la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer en Montevideo, Uruguay, la cual reúne a representantes de 20 países, sociedad civil y de las Naciones Unidas para trabajar sobre la agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la secretaria general de la Cepal, Alicia Bárcena Ibarra, sostuvo que las mujeres son las más pobres de los países de América Latina.
 
En el documento  “Autonomía de las mujeres e igualdad en la agenda de desarrollo sostenible”, México aparece entre los países con altos índices de pobreza que no pudieron disminuirla, lejos de ello se incrementó.
 
El documento también contempla un análisis del tiempo dedicado al trabajo remunerado y no remunerado en México, y destaca que durante 2014 las mujeres de entre 20 a 59 años de edad dedicaron 59.9 horas semanales al trabajo no remunerado (cuidado de otros y labores domésticas) mientras que los hombres dedicaron19.9 horas semanales a la misma actividad.
 
En el trabajo remunerado cambia la situación ya que los hombres dedicaron un total de 52.8 horas semanales en el 2014 a este trabajo y las mujeres 24.8 horas semanales, lo que significa que  persisten desigualdades de oportunidades en el ámbito laboral por motivos de género y una división del trabajo no remunerado por el mismo motivo, agrega el documento.  
 
El informe aborda la situación de 18 países de América Latina y el Caribe y advierte que una de cada tres mujeres en la región no tiene ingresos propios, y en aquellos países donde se han mejorado las políticas públicas que promueven la inclusión de las mujeres en el ámbito laboral, como el caso de Argentina, hay un “estancamiento” como resultado del “techo de cristal” (que son las limitantes sociales y políticas para el avance de las mujeres).
 
La Cepal informó que en estos países latinoamericanos, 28.9 por ciento de las mujeres no tiene ingresos propios, mientras que los hombres sin ingresos propios representan un 12.5 por ciento de su población.
 
La secretaria general de la Cepal, Alicia Bárcena Ibarra dijo que las mujeres que estudian una carrera y no encuentran trabajo remunerado, se regresan a sus hogares a dedicarse a labores
domésticas no remuneradas.
 
Lo anterior, agregó, se refleja en la población de jóvenes de 15 a 29 años de edad que no estudian, ni trabajan y que representan 21.9 por ciento de la población en América Latina y El Caribe, de ellos 51 por ciento son mujeres.
 
En cuanto a salarios y ganancias indicó que existe una brecha salarial entre hombres y mujeres de 16.1 por ciento, por lo que los gobiernos deben implementar programas y políticas laborales que reduzcan la discriminación y desigualdad por motivos de género.
 
Por último indicó que los derechos que se buscan garantizar en la construcción de la agenda para lograr la igualdad y autonomía de las mujeres son: a una vida libre de violencia y discriminación; sexuales y reproductivos; así como los civiles, políticos, económicos y socioculturales.
 
A 40 años de la celebración de esta conferencia, este año se centrará en la igualdad de género, la autonomía de las mujeres y el desarrollo sostenible, temas que trabajarán los días 26, 27 y 28 de octubre.
 
16/GVV/LGL








Subscribe to RSS - Cepal