protección

NACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   El pleno desechó discutir las reservas al artículo 11 constitucional
Constituyentes protegen derecho a decidir sobre maternidad
Aspecto de la sesión de la Asamblea Constituyente de este 4 de enero | CIMACFoto: César Martínez López
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 05/01/2017

La Asamblea Constituyente de la Ciudad de México protegió el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad al desechar las propuestas para incluir la “protección de la vida desde el momento de la concepción” en la Constitución Política capitalina.
 
En la sesión de este 4 de enero el pleno rechazó por mayoría discutir las reservas al artículo 11 constitucional presentadas por legisladores de los Partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Encuentro Social (PES).
 
Después de aprobar con 83 votos a favor, 3 en contra y 3 abstenciones el pleno desechó las propuestas de modificación al no admitirlas a discusión.
 
En el debate la constituyente, Beatriz Pagés Llergo Rebollar, quien fue designada legisladora por el Ejecutivo, expuso que el artículo 11 sobre el derecho a la autodeterminación personal, la sexualidad, la reproducción, la familia, la justicia y la libertad de creencias era sin duda una oda a la libertad individual, íntima y personal del ser humano.
 
A decir de la Pagés Llergo, ese es un texto que permite decirle a los jóvenes, a las niñas adolescentes, a la mujer, al varón y a los ciudadanos en general que son libres de elegir su identidad y su vida sexual y reproductiva por lo que se pronunció en contra de las posibles modificaciones.
 
Una de las defensoras de la “vida desde la concepción” fue la priista Lisbeth Hernández Lecona, quien al presentar su reserva aseguró que este derecho no tenía protección individualizada en el dictamen, a pesar de ser un derecho fundamental para disfrutar del resto de los Derechos Humanos.
 
En opinión de Hernández Lecona, quien en la Comisión Carta de Derechos buscó incluir esta frase en la Carta Magna de la Ciudad de México, establecer este principio estaba en concordancia con los tratados de Derechos Humanos suscritos por México; sin embargo su propuesta no se aceptó para discutirla.
 
Otra de las promotoras de cambiar la redacción del articulado para sentar las bases para limitar la maternidad libre y voluntaria fue la priista María de la Paz Quiñonez, quien en 2007, como asambleísta del PAN, se opuso a la despenalización de la interrupción del embarazo hasta las doce semanas de gestación, en la capital del país.
 
En esta ocasión la constituyente dijo que el mayor compromiso del Legislativo era con la sociedad y por ello consideró que se debía determinar que un ser humano –desde la concepción, hasta su muerte natural– debe ser sujeto de la protección de los derechos que establecen las leyes; propuesta también rechazada.
 
A estas propuestas se sumó la constituyente del PAN Cecilia Romero Castillo, quien criticó que el artículo aprobado en lo general consagraba “la no discriminación, la inclusión y la protección de las minorías” pero no la “vida desde la concepción”.
 
“No es un tema ideológico, compañeros, no es un tema partidista, es un asunto vinculatorio del Estado mexicano con la comunidad internacional y, sobre todo, con todos los seres humanos que formamos parte de la Ciudad de México”, dijo.
 
A las legisladoras se sumaron los constituyentes Luis Alejandro Bustos Olivares del PVEM y Hugo Eric Flores Cervantes del PES, quienes aseguraron que la inclusión de esta frase no tenía como objetivo criminalizar a las mujeres.
 
En la sesión de este miércoles que se prolongó por más de nueve horas se aprobó modificar el artículo 11 para incluir “el derecho a una muerte digna” que allana el camino para la legalización de la eutanasia.
 
17/AGM/KVR








INTERNACIONAL
VIOLENCIA
   Se busca garantizar derecho de las mujeres a una vida libre de violencia
Ley establece feminicidio como delito penal en Paraguay
CIMACFoto:César Martínez López
Por: la Redacción
Cimacnoticias/PL | Asunción, Par.- 30/12/2016

La Ley de Protección Integral a las mujeres contra toda forma de violencia de Paraguay entró en vigor después de ser promulgada este 27 de diciembre por el presidente Horacio Cartes.
 
Esta normativa establece como delito penal el feminicidio, con penas que van de 10 a 30 años de cárcel. Cuando en noviembre el Senado aprobó con modificaciones el proyecto de ley correspondiente los votos favorables fueron de los legisladores de la oposición y los colorados disidentes, pues los oficialistas de esa bancada trataron de romper el quórum.
 
De acuerdo con el presidente de la Comisión de Equidad y Género de la Cámara alta, Carlos Filizzola, esa ley llenará un vacío en la sociedad.
 
Filizzola, senador por la concertación de izquierda Frente Guasu, defendió la tipificación de feminicidio al considerarla más grave que un homicidio.
 
Al propio tiempo, criticó cómo los diputados habían incorporado a la propuesta en agosto pasado la figura de la conciliación obligatoria entre la pareja, pues alegó que es imposible pensar en el cumplimiento de esa por el escenario de conflicto.
 
La norma tiene 43 artículos y su objetivo es promover y garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia. Para ello se adoptan medidas y estrategias de prevención, mecanismos de atención de protección y reparación integral.
 
Para su aplicación e interpretación se incorpora la definición de discriminación contra la mujer y se refiere a toda distinción, exclusión o restricción basada en el sexo con la finalidad de menoscabar o anular el reconocimiento en condiciones de igualdad entre hombres y mujeres en las esferas política, económica, social, cultural, civil y laboral.
 
Otro concepto es el de violencia hacia las mujeres que implica toda acción o conducta que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual, psicológico, patrimonial o económico.
 
Acerca del término feminicidio afirma que es la acción que viola el derecho fundamental a la vida y provoca el asesinato de la mujer por el hecho de serlo.
 
Hasta la fecha, cuando se produce el asesinato de una mujer por parte de su pareja sentimental la figura judicial es la de homicidio.
 
Esta ley reconoce la categoría del tipo penal feminicidio, cuyo marco será el equivalente al homicidio agravado.
 
La normativa aborda igualmente el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo, lo cual implica un acceso total a educación sexual, métodos anticonceptivos e incluso la decisión de cada cuánto embarazarse.
 
Según lo divulgado, la tipificación del feminicidio busca ser una herramienta clave para identificar y enfrentar la violencia de género, considerada de gran alcance en Paraguay donde se calcula que cada 13 días una mujer muere por esta causa.
 
El proyecto de ley lo apoyaron el Ministerio de la Mujer, la Corte Suprema de Justicia y más de 100 organizaciones de la sociedad civil, que desarrollaron la campaña #PorEllas junto con la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados.
 
16/RED/KVR








Subscribe to RSS - protección