NACIONAL
   Constituyentes aprueban apoyo a mujeres que cuidan enfermos
La CDMX implementará Sistema de Cuidados
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 09/01/2017 La Ciudad de México se convertirá en la primera entidad en implementar un Sistema de Cuidados para atender a niñas, niños, adultos mayores, personas en situación de dependencia por enfermedad o discapacidad a fin de aligerar las tareas de cuidado que realizan las mujeres.
 
El pasado sábado 7 de enero, la Asamblea Constituyente aprobó que la Constitución Política de la Ciudad de México incluya en el artículo 14, inciso B, la obligación de las autoridades capitalinas de crear un Sistema de Cuidados que preste “servicios universales, accesibles, pertinentes, suficientes y de calidad”. 
 
El pleno de la Asamblea que debate y aprobará la Carta Magna que regirá la capital –la cual deberá estar lista el próximo 31 de enero– recogió la demanda del movimiento feminista que exigió al Estado participar en las tareas de cuidados que realizan las mujeres. 
 
Este fin de semana las y los diputados constituyentes aprobaron la redacción del artículo 14, apartado B, que dirá que “toda persona tiene derecho al cuidado que sustente su vida y le otorgue los elementos materiales y simbólicos para vivir en sociedad a lo largo de toda su vida”.
 
Entre quienes propusieron incluir este tema en el texto constitucional estuvo la cofundadora de la Red de Investigación y Acción Feminista, Yazmin Pérez Haro, quien indicó que hay personas que por su edad, ciclo de vida, condiciones físicas, mentales o por afectaciones a su salud se encuentran temporal o permanente en condiciones de dependencia o requieren cuidados específicos.
 
Con el apoyo del colectivo, Las Constituyentes CDMX, Pérez Haro hizo llegar a las y los diputados una propuesta donde explicó que las mujeres son quienes realizan las tareas de cuidado, lo que constituye un trabajo no remunerado; por ello destacó que esta actividad se debe considerar un derecho y así diseñar e implementar un Sistema Público de Cuidados.
 
El objetivo es que la Ciudad de México, las familias, las empresas privadas, las organizaciones sociales y las comunidades sean corresponsables y en conjunto tomen acciones para cuidar a las personas dependientes y permitir que las mujeres obtengan una remuneración por realizar estas tareas o puedan dedicarse a otras actividades remuneradas.
 
Al respecto ONU Mujeres indicaron que dedicarse al hogar o al cuidado de personas dependientes, sin recibir remuneración alguna, restringe notablemente la posibilidad de las mujeres de contar con ingresos propios, de buscar opciones en el mercado laboral y de participar plenamente en la política y la sociedad, entre otras consecuencias.
 
El organismo también destacó que en México, de acuerdo con la Cuenta Satélite del Trabajo no remunerado de los Hogares que realizó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en 2013, las labores domésticas y de cuidado no remuneradas que hacen las mujeres equivale a 42 mil 500 pesos al año.
 
En la sesión donde se aprobó este artículo, la constituyente Clara Jusidman Rapoport –designada diputada por el Jefe de Gobierno– destacó que las mujeres, en su mayoría, han sido las encargadas de cuidar a otras personas, por lo que es necesario reconocer la desigualdad que esto genera, sin que haga de la asistencia social un derecho.
 
Por otra parte el artículo aprobado también establece el derecho a la salud al más alto nivel posible; el derecho al agua; la prevención, tratamiento y control de las enfermedades transmisibles, no transmisibles, crónicas e infecciosas; el desarrollo de investigación científica; la promoción de la medicina tradicional indígena y el uso médico y terapéutico de la cannabis.
 
17/AGM/KVR
 







NACIONAL
   Asamblea aprobó en lo general artículo 11 de Constitución capitalina
Constituyentes aún discuten interrupción legal del embarazo
Aspecto de la sesión de la Asamblea Constituyente de este 4 de enero | CIMACFoto: César Martínez López
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 04/01/2017 La Asamblea Constituyente de la Ciudad de México aprobó en lo general el artículo 11 de la Constitución Política que establece el derecho a la autodeterminación personal, el derecho a la sexualidad, la reproducción, la familia, la justicia y la libertad de creencias aunque los partidos continúan la discusión en lo particular.
 
Aprobado con 83 votos a favor, 3 en contra y 3 abstenciones, los constituyentes continúan la discusión de las reservas que presentaron los Partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Encuentro Social (PES) para eliminar los derechos sexuales y eventualmente prohibir la interrupción legal del embarazo en la capital del país.
 
Estas fracciones parlamentarias pretenden establecer la “protección de la vida desde la concepción” –lo que abriría la puerta para la prohibición del aborto– y eliminar la redacción donde se indica que toda persona tiene derecho a la sexualidad sin discriminación, con respeto a la preferencia sexual, orientación e identidad de género.
 
En la sesión de hoy, en defensa del artículo 11 estuvieron las constituyentes Lol Kin Castañeda del PRD; Gabriela Rodríguez de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y Gabriela Cuevas del PAN quien si bien defendió el dictamen dijo que sin el derecho a la vida no se pueden considerar otros derechos.
 
En contra del dictamen habló la diputada del PRI, Yolanda de la Torre, quien desde la tribuna dijo que su partido está a favor de las mujeres pero destacó que, sin una postura regresiva ni conservadora, estaba en contra del dictamen porque no incluía el “derecho a la vida, así simple y llanamente”. 
 
Las legisladoras reconocieron el avance que representa este artículo toda vez que se incluye los derechos de las familias, la libre autodeterminación, el derecho a una vida libre de violencia y se reconoce la violencia obstétrica, entre otros temas pero de acuerdo con las reservas que esta tarde se discuten, los partidos políticos intentarán cambiar la actual redacción del artículo 11 del proyecto de Carta Magna.
 
El PRI propone que el apartado A de este artículo diga que “todo ser humano tiene derecho a la vida desde el momento de la concepción, hasta la muerte natural. Este derecho estará protegido por la ley”, redacción similar a la que plantean los otros partidos políticos. 
 
En concordancia el PAN quiere que este apartado diga que “la Ciudad de México reconoce, protege y tutela el derecho a la vida de todo ser humano” y que las personas tienen derecho a decidir el número y espaciamiento de sus hijas e hijos “sin más límite que el que establezca la ley”.
 
También el PVEM y el PES tienen reservas para incluir el “derecho a la vida” en el texto constitucional que deberá aprobarse a finales de este mes.
 
Por su parte, Morena presentará una reserva pero esta será para incluir en el artículo 11, apartado F que toda mujer tiene derecho a decidir sobre su cuerpo, lo que incluye el derecho a decidir de manera libre e informada sobre su maternidad así como “el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo”.
 
Cabe decir que en el caso del PRI la propuesta de cambio fue presentada por constituyente Lisbeth Hernández Lecona; por el PAN, Cecilia Romero Castillo; por el PEVM, Luis Alejandro Bustos; y por el PES, Hugo Eric Flores, José Andrés Millán y Aida Arregui Guerrero; por tanto faltará que el resto de sus compañeros apoyen y aprueben las reservas. 
 
En la sesión también presentaron reservas la diputada del PRI, Paz Quiñones, Isidro Cisneros del PRD y la ex ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Olga Sánchez Cordero. 
 
No sería la primera vez que PRI, PAN y PVEM coinciden en iniciativas para limitar el derecho de las mujeres a decidir sobre la interrupción del embarazo toda vez que desde 2008 en 17 estados lograron reformar –en ocasiones con apoyo de la izquierda– las constituciones locales para proteger la vida desde la “concepción-fecundación” y promover la criminalización de las mujeres que tienen un aborto.
 
Durante la sesión de hoy que se realiza en la casona de Xicoténcatl hubo protestas de grupos próvida y es que desde el fin de semana la Iglesia católica arremetió contra los legisladores por permitir el derecho a elegir de las mujeres en la Carta Magna. 
 
Al iniciar la discusión del proyecto de Constitución capitalina las y los constituyentes también aprobaron en lo general con 85 votos a favor, uno en contra y una abstención el artículo 10 del texto que establece la justicia de los derechos y el Sistema Integral de Derechos Humanos, por lo que en discusión seguirá el artículo 11.
 
17/AGM/KVR







NACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   Autoridades tendrán que prevenir y sancionar violaciones a derechos
La Constitución Política de la CDMX hará justiciables los DH
CIMACFoto:César Martínez López
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 20/12/2016 Satisfecha por el trabajo realizado durante dos meses, la antropóloga feminista y presidenta de la Comisión Carta de Derechos de la Asamblea Constituyente, Marcela Lagarde y de los Ríos, afirmó que el proyecto de Constitución Política de la Ciudad de México –que deberá estar listo en enero de 2017– no será una carta de buenas intenciones, sino más bien, será un documento que dirá cómo se deben garantizar los derechos.
 
Este 19 de diciembre inició la discusión y votación del articulado de la próxima Constitución Política de la Ciudad de México y a propósito de este proceso la diputada constituyente y académica dijo en entrevista con Cimacnoticias que de ser avalada en sus términos, será la primera Carta Magna de la capital, que hará justiciables los Derechos Humanos de todas las personas que residen o transiten en esta región. 
 
Los ocho dictámenes que se presentaron la semana pasada indican que se garantizará el derecho a la interrupción del embarazo; la creación de un sistema de cuidados para aligerar las cargas domésticas de las mujeres; derechos para trabajadores no asalariados; la prevención, investigación y sanción de la violencia obstétrica; y la autonomía de niñas, niños y adolescentes, entre otros derechos.
 
Además el artículo 9 del dictamen indica que las autoridades deberán prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los Derechos Humanos y que las autoridades jurisdiccionales de la Ciudad ejercerán el control de constitucionalidad y convencionalidad, favoreciendo en todo tiempo la protección más amplia para las personas.
 
La autora de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, promulgada en 2007, confía que al concluir la Asamblea Constituyente, la Asamblea Legislativa comience a elaborar las leyes secundarias.
 
“Se tienen que cambiar las instituciones y luego formar a funcionarios, funcionarias, planificadores, a todos los que intervienen en la marcha de esta Ciudad –a nivel de las autoridades y de gobierno–para que los derechos sean cumplidos”, expuso la legisladora.
 
Sobre el trabajo de análisis que realizó la Comisión Carta de Derechos –que analizó 584 propuestas presentadas por ciudadanos y 244 por diputados constituyentes– Lagarde comentó que se recibieron decenas de propuestas con temas que no son parte de una Constitución, sin embargo confió en que una vez que esté listo el documento final estas propuestas sean retomadas en leyes reglamentarias. 
 
Entre las iniciativas ciudadanas hubo una para incluir, el derecho al silencio, tema singular y de importancia, pero no propio para una Carta Magna, no obstante, la antropóloga dijo que en las leyes secundarias se pueden establecer fórmulas para evitar posibles agresiones a las personas.
 
Otro caso es el de la interrupción legal del embarazo, una demanda del movimiento feminista que está garantizado en la capital del país, pero que no se puede nombrar en un texto constitucional; es por ello que en el Artículo 11 del proyecto se menciona que “toda persona tiene derecho a la autodeterminación y al libre desarrollo de su personalidad”, un principio del que se desprende el derecho a la maternidad libre y voluntaria.
 
La experta dijo que el Estado debe “lograr el más alto nivel de salud sexual y reproductiva”, frase que –dice la teórica del feminismo– es el paraguas más grande y que abarca todas las áreas de la salud sexual y reproductiva sin mencionar todas las enfermedades o afectaciones que viven las mujeres; y principio que se vincula con la política pública que ya permite el aborto.
 
El proyecto de Constitución también plantea un nuevo modelo económico y social porque en los dictámenes se establece el desarrollo sostenible y sustentable contrario a los modelos de depredación; los principios de solidaridad económica y social; y el concepto de ciudad productiva que plantea el reconocimiento de derechos de trabajadores a un salario digno.
 
En el tema del empleo digno, la legisladora dice que esto ya existe en la Ciudad pero ahora se trata de elevarlo a rango constitucional porque en la capital todas las personas trabajadoras del Gobierno local fueron basificadas lo que les permitió nivelar el salario o tener un salario digno, pero ahora esta política será progresiva y deberá involucrar a las empresas.
 
16/AGM/KVR/LGL







REPORTAJE
DERECHOS HUMANOS
   Logran garantizar derechos ya conseguidos
Blindan DH de mujeres en Constitución de CDMX
CIMACFoto:César Martínez López
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 19/12/2016 Aunque parecía complicado, el movimiento feminista está por lograr que la Constitución Política de la Ciudad de México garantice el derecho a la salud sexual, reproductiva, al cuidado, la laicidad y a una vida libre de violencia.
 
A marchas forzadas y con centenares de iniciativas ciudadanas, esta semana las ocho Comisiones de la Asamblea Constituyente aprobaron e hicieron públicos sus proyectos de dictamen que serán debatidos, y en su caso, aprobados por el pleno.
 
En particular la Comisión Carta de Derechos –que analizó 584 propuestas presentadas por ciudadanos y 244 por diputados constituyentes– entregó un dictamen que a decir de activistas retoma los derechos de las mujeres y sienta las bases de una ciudad segura, garantista de derechos y libertades.
 
Una vez que se presentaron los dictámenes, dijo la antropóloga feminista y constituyente por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Marcela Lagarde y de los Ríos, se deben fortalecer las alianzas para lograr que cada artículo consiga un mínimo de 67 votos para ser aprobado. 
 
La presidenta de la Comisión Carta de Derechos adelantó que una vez que se apruebe el texto constitucional, todos los derechos deberán ser acompañados por políticas de Gobierno e instituciones que los hagan realidad.
 
El documento es tan ambicioso que la propia legisladora sentencia que “si logramos aplicarla (en la Constitución) la vida de esta ciudad se potenciará enormemente”.
 
BLINDAN DERECHOS
 
Un riesgo latente en este proceso constituyente fue retroceder en los derechos reproductivos de las mujeres porque –luego de que en 2007 la Ciudad de México despenalizara la interrupción del embarazo–, los Congresos de 18 entidades incluyeron en sus Constituciones locales la protección de la vida desde el momento de la concepción o fecundación.
 
La alarma se encendió cuando las constituyente Aída Arregui, del Partido Encuentro Social (PES), y Cecilia Romero, del Partido Acción Nacional (PAN), propusieron adicionar al Artículo 8 del proyecto la frase de que “todas las personas tienen derecho a la vida, desde el momento de la fecundación”, pero las constituyentes de izquierda frenaron la iniciativa y se desechó.
 
La coordinadora de Relaciones Interinstitucionales de Católicas por el Derecho a Decidir, Aidé García Hernández, puso el énfasis en que esta ciudad garantizará el derecho a la maternidad libre y voluntaria, respetando todo lo que se ha ganado en materia de derechos sexuales y reproductivos.
 
Si bien en el texto no aparece la palabra “aborto” o “interrupción del embarazo”, la legisladora Lagarde y de los Ríos aseguró que este derecho se desprende del Artículo 11 que dice que “toda persona tiene derecho a la autodeterminación y al libre desarrollo de su personalidad”.
 
El mismo artículo establece que toda persona tiene derecho a acceder al más alto nivel de salud reproductiva posible, y a decidir tener hijos o no, con quién y el número e intervalo entre estos; lo que en una interpretación garantista significa que el Estado debería facilitar un aborto en caso de ser necesario.
 
Las legisladoras fueron cuidadosas de blindar derechos en este documento sin necesidad de nombrarlos, porque ello, advierte Lagarde y de los Ríos, hubiera atraído a los fundamentalismos que de un plumazo derribarían los avances.
 
Por otro lado, en otros temas el consenso fue uniforme. Por esa razón el Artículo 11 dice con claridad que las autoridades deben prevenir, investigar y sancionar la violencia obstétrica. Y que se  respetará la autonomía de niñas, niños y adolescentes, lo que abre la puerta a reconocer su derecho a la identidad sexual.
 
HACIA ADELANTE
 
A lo largo de los años, la sociedad civil de lo que fue el Distrito Federal, hoy Ciudad de México, ha mantenido demandas en todas las esferas de la vida pública y ha buscado la autonomía física y económica de las capitalinas, así como garantizar el derecho a decidir sobre su cuerpo. 
 
Estos ejes se retomaron en el dictamen de la Comisión Carta de Derechos, afirma Martha Juárez, representante de Ciudad Feminista, colectivo que agrupa a 21 organizaciones que en junio pasado impulsaron a la activista Elsa Conde como candidata independiente para llegar a la Constituyente, pero no consiguió los votos suficientes.
 
El articulado, dice Juárez, tiene una visión reformadora y revolucionaria porque los derechos de las mujeres, de la juventud y de la población LGBTI están en varias partes del documento.
 
Los principios se entrelazan y se fortalecen, por ejemplo, en el Artículo 12 se incluye el derecho a un gobierno democrático y a la participación política paritaria, lo que se puede interpretar como la inclusión de igual número de mujeres y hombres en los órganos de gobierno.
 
El texto a debatir en el pleno también retoma propuestas ciudadanas de agrupaciones como Las Constituyentes –integrada por académicas y activistas–, que envió ocho propuestas, una de ellas para incluir el derecho al cuidado de niñas, niños, adolescentes, adultos mayores, personas enfermas, con discapacidad o con adicciones.
 
En concordancia con la propuesta, el artículo 14 ahora dice que toda persona tiene derecho al cuidado y que la ciudad establecerá la creación de un Sistema Público Integral de Cuidados que respete la dignidad, que preste servicios públicos y universales accesibles, pertinentes, suficientes y de calidad, y que garantice la atención a personas en situación de dependencia.
 
Además las y los diputados constituyentes incluyeron en el Artículo 13, que las autoridades educativas promoverán ampliar paulatinamente las jornadas escolares hasta un máximo de 8 horas, una disposición que puede aligerar las tareas de cuidados y el trabajo doméstico que las mujeres asumen.
 
Por otra parte, hubo agrupaciones ciudadanas-conservadoras que presentaron diversas propuestas para evitar que las y los constituyentes incluyeran lo que se ha llamado “ideología de género”. Sin embargo, estas intentonas no avanzaron.
 
Es por ello que la Comisión de Principios Generales dejó en su dictamen la parte del Artículo 3, respecto a que la Ciudad de México reconoce como principio la igualdad sustantiva.
 
Para garantizar y reconocer la ciudadanía de las mujeres, la Comisión de Ciudadanía, Ejercicio Democrática y Régimen de Gobierno estableció en el Artículo 29 que el derecho al voto inicia a los 16 años, y en el Artículo 32 la obligación de los partidos políticos a garantizar la paridad de género en candidaturas.
 
Con un texto con visión de género, la directora de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, Daptnhe Cuevas, consideró que la sociedad civil será vigilante del proceso parlamentario y acompañará el análisis y el debate en el pleno, para que en el camino no se pierdan los derechos conseguidos.
 
16/AGM/AMS







MUJERES CAUTIVAS
LABORAL
   Mujeres Cautivas
“Prostitución” y su impacto en la Igualdad de Género
CIMACFoto:César Martínez López
Por: Teresa C. Ulloa Ziáurriz*
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 13/12/2016
El miércoles 28 de febrero de 2014, en Estrasburgo, el Parlamento Europeo votó la Resolución No. 2013/2103(INI), sobre explotación sexual, “prostitución” y su impacto en la igualdad de género.
 
Es importante traer a colación esta Resolución porque en la Ciudad de México se votó el dictamen de la Comisión de la Carta de Derechos Humanos de la primera Constitución. En el borrador enviado a la Asamblea Constituyente por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, en su Artículo 15, Apartado F, Fracción 3, Inciso b) se intentaba consagrar el derecho al “trabajo sexual” voluntario y autónomo, con capacitación para desempeñar mejor el “trabajo”, credencialización y sin mecanismos que pudieran garantizar que era voluntario y autónomo.
 
El predictamen, que se dio a conocer 72 horas antes de la votación, eliminaba el inciso b), aunque mantenía la credencialización y la capacitación para todas y todos los trabajadores no asalariados, el que se votó con 13 votos a favor, 1 en contra y 1 abstención.  
 
Pero tenemos que reconocer que el nuevo texto, al contrario del anterior, sí establece la obligación del Gobierno de la Ciudad de promover el empleo asalariado y digno, y no consagra tan contundentemente la precarización del trabajo. Este dictamen será ahora votado en el pleno y tomando en cuenta los enormes intereses que trastoca, no podemos declarar la victoria, todavía.
 
Precisamente por eso es que consideré importante traer a colación esta resolución, que tiene elementos muy importantes, porque, además, es inminente la intención de la ALDF de reglamentar la “prostitución”. Esa resolución establece que:
 
- Reconoce que la “prostitución” y la explotación sexual comercial son cuestiones con un gran componente de género y constituyen violaciones de la dignidad humana contrarias a los principios de los derechos humanos, entre ellos, la igualdad de género.
 
Destaca que hay diversos vínculos entre “prostitución” y trata de personas, y reconoce que la “prostitución” alimenta la trata de mujeres, niñas y adolescentes vulnerables; un alto porcentaje tienen entre 13 y 25 años. La mayoría de las víctimas (62 por ciento) son objeto de trata con fines de explotación sexual, constituyendo las mujeres, niñas y adolescentes 96 por ciento de las víctimas, y que el porcentaje de víctimas de países en vías de desarrollo se ha incrementado alarmantemente.
 
Señala que la “prostitución” es también una cuestión de salud, puesto que deja efectos perjudiciales en las personas que la ejercen, que tienen más probabilidades de sufrir traumas sexuales, físicos y mentales, y presentar un mayor índice de mortalidad que la población media. Añade que muchos de los compradores de sexo lo piden sin protección, lo que incrementa los riesgos para la salud, tanto para las personas en “situación de “prostitución” como para los compradores de sexo.
 
Resalta que la “prostitución” y la industria del sexo tienen consecuencias físicas y sicológicas devastadoras y duraderas, incluso después de haber salido de la “prostitución”, para las personas en esa situación, especialmente mujeres, niñas, niños y adolescentes. Además de ser, a la vez, causa y consecuencia de la desigualdad de género y de perpetuar los estereotipos y el pensamiento estereotipado sobre las mujeres que venden sexo, como la idea de que el cuerpo de las mujeres, niñas y adolescentes está en venta para satisfacer la demanda masculina de sexo.
 
También resalta que la normalización de la “prostitución” es violencia contra la mujer y señala que los hombres que compran sexo son más proclives a cometer actos sexuales coercitivos, violentos, contra las mujeres y que, con frecuencia, muestran actitudes misóginas.
 
Señala que entre 80 y 95 por ciento de las personas que en situación de “prostitución” ha sufrido alguna forma de violencia antes de empezar a ejercer el “trabajo sexual” (violación, incesto, pedofilia), 62 por ciento declara haber sufrido una violación y 68 por ciento padece trastornos de estrés postraumático, un porcentaje similar al de las víctimas de tortura.
 
Establece que considerar la “prostitución” como “trabajo sexual legal”, despenalizar la industria del sexo, en general, y legalizar el proxenetismo no es la solución para proteger a las mujeres de la violencia y explotación, sino que produce el efecto contrario y aumenta el riesgo de que sufran un mayor nivel de violencia; al tiempo que se fomenta el crecimiento de los mercados de la “prostitución” y, por tanto, el número de mujeres víctimas de abusos.
 
Reconoce que a la inmensa mayoría de las personas en esta situación les gustaría abandonarla, pero se sienten incapaces de hacerlo. Destaca que estas personas necesitan ayuda adecuada, particularmente asistencia social y psicológica, para escapar de las redes de explotación; propone que se establezcan programas que ayuden a las personas a abandonar la “prostitución”.
 
De igual forma señala que los problemas económicos y la pobreza son las principales causas de la “prostitución” entre las mujeres, niñas, niños y adolescentes. Hace hincapié en que la exclusión social es un factor fundamental que contribuye al aumento de la vulnerabilidad de las mujeres.
 
Además que la crisis económica y social ha provocado desempleo, dando lugar a que las mujeres más vulnerables empiecen a ejercer la “prostitución”/entren en el negocio del sexo”, con objeto de superar la pobreza y la exclusión social.
 
Ojalá que nuestros diputados y una que otra diputada despistada de la Asamblea Constituyente, se dieran la oportunidad de informarse y analizar cuáles han sido las consecuencias de la reglamentación en otros países, y el favor tan grande que le estarían haciendo al dirigente del movimiento territorial del PRI en la Ciudad de México (Gutiérrez de la Torre) con la reglamentación. 
 
Hay pocos temas que tienen la virtud de derribar las diferencias ideológicas y unir a los diputados en torno a intereses y complicidades tan evidentes. La “prostitución” es uno de esos temas.
 
*Directora Regional de la Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATWLAC, por sus siglas en inglés).
Twitter: @CATWLACDIR
Facebook: Catwlac Directora
 







ZONA DE REFLEXIÓN
DERECHOS HUMANOS
   Zona de Reflexión
A favor de una Constituyente libre de explotación sexual
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Lucía Lagunes Huerta*
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 12/12/2016
¿Cuándo se enternecerá nuestra conciencia hasta un punto tal que nos lleve a actuar para prevenir la miseria humana en lugar de vengarla?
Eleonor Roosevelt
 
Apenas habían pasado unas horas de la conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos, cuando este domingo se dio un primer paso para detener la explotación de las mujeres en contextos de prostitución y garantizar sus Derechos Humanos en la naciente Constitución de la Ciudad de México, al dejar fuera del apartado laboral la prostitución como “trabajo sexual”.
 
Cerca de las 17 horas, con 13 votos a favor, 1 en contra y 1 abstención, las distintas fuerzas políticas que integran la Asamblea Constituyente y la Comisión de Derechos Humanos decidieron dejar fuera la propuesta de considerar la “prostitución” como trabajo, al considerar que su debate requería más tiempo y mayor profundidad.
 
En la Comisión que encabeza la antropóloga feminista Marcela  Lagarde y de los Ríos, se dieron álgidos debates sobre la “prostitución” y su inclusión como trabajo en el borrador de la Constituyente. Activistas y académicas señalaron las condiciones de explotación que enfrentan las mujeres en condiciones de “prostitución” y su vínculo con el negocio ilícito de la trata de personas.
 
Un ejemplo fue la sesión del pasado 31 de octubre en la reunión de la Comisión de Derechos Humanos para ver el apartado laboral. El debate sobre la “prostitución” y la trata de personas acaparó la discusión, pero el poco tiempo que se tenía impidió profundizar en el tema.
 
Lo que sí quedó claro es que aún entre las legisladoras que se habían manifestado a favor, la duda continuó en el aire y algunas constituyentes como Bertha Luján, del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), aseguró que ese tema no sería incluido por parte de su partido.
 
Por su parte, la constituyente de Movimiento Ciudadano (MC), Esthela Damián, manifestó sus dudas y solicitó a la presidencia de la Comisión profundizar en la discusión.
 
Los debates posteriores tanto en la Constituyente, como en los foros convocados por el legislador Víctor Hugo Romo (PRD), y el activismo de feministas que buscaban desterrar la explotación sexual, provocó que las fuerzas políticas en la Asamblea Constituyente decidieran que el tema era demasiado polémico y necesitaba una discusión mucho más profunda.
 
Este resultado se enlaza con otro hecho histórico de hace 68 años, cuando una mujer estadounidense, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, dio un cambio a la historia para bien de la humanidad, al romper con la lógica del masculino genérico y poner en el centro a la humanidad.
 
Su nombre fue Eleanor Roosevelt, quien junto a Hansa Jivraj Mehta transformaron la redacción original del artículo primero de la declaración Universal de Derechos Humanos, para que se reconociera que “todos los seres humanos nacen libres e iguales”, en lugar de todos los hombres. 
 
Con la lección aprendida de los efectos de la invisibilidad, estas mujeres, Eleonor y Hansa, no dejaron que el masculino genérico volviera a ocultar a las mujeres. Ello costó una dura discusión porque los varones no podían entender dónde estaba el matiz. La mujer necesitaba su propia voz y ser reconocidas como parte de la humanidad que se buscaba proteger.
 
Sin lugar a dudas, este primer paso en la Constituyente para detener la explotación sexual de las mujeres no está a salvo de las tentaciones echadas a andar para buscar que la “prostitución” sea reconocida como trabajo.
 
Nos quedan aún muchos argumentos por escuchar de uno y otro lado. Sin embargo, creo que la pregunta hecha por la propia Eleanor Roosevelt para el cambio del artículo primero de la declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948, nos ayudan en este 2016 y en el próximo 2017:
 
“¿En dónde empiezan los Derechos Humanos universales? Pues en pequeños lugares, cerca de nosotros; en lugares tan próximos y tan pequeños que no aparecen en los mapas. Esos son los lugares en los que cada hombre, mujer y niño busca ser igual ante la ley, en las oportunidades, en la dignidad sin discriminación. Si esos derechos no significan nada en esos lugares, tampoco significan nada en ninguna otra parte”. 
 
*Periodista y feminista, Directora General de CIMAC
Twitter: @lagunes28

16/LLH/AMS







NACIONAL
VIOLENCIA
   El término no estará en la próxima Constitución
Constituyentes no reconocerán “trabajo sexual” en CDMX
CIMACFoto:César Martínez López
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 08/12/2016 Ante las posiciones divididas entre legisladores, la Comisión Carta de Derechos de la Asamblea Constituyente desechó la propuesta de reconocer el “trabajo sexual” en el dictamen de los artículos 8 al 19, 48 y 57 de la Constitución Política de la Ciudad de México.
 
En el proyecto de dictamen que se publicó la noche de este 7 de diciembre, desaparece del artículo 15 el apartado que decía que las autoridades de la Ciudad, en el ámbito de sus competencias  “reconocen y protegen el trabajo sexual voluntario y autónomo como una actividad lícita”.
 
Luego de revisar las propuestas ciudadanas y las iniciativas legislativas, la Comisión presidida por la antropóloga feminista Marcela Lagarde, sólo especificó en el apartado B del artículo 15 del dictamen, que los trabajadores no asalariados podrán poseer una identidad formal como “personas trabajadoras no asalariadas de la ciudad”.
 
En las consideraciones del documento, se precisan algunos argumentos que sirvieron para sacar del dictamen la propuesta original del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera y del Grupo Redactor del texto constitucional, entre ellos Lol Kin Castañeda y Clara Jusidman, quienes además fueron designadas diputadas constituyentes e integrantes de esta Comisión.  
 
Por ejemplo, la constituyente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Lisbeth Hernández Lecona expuso su rechazo a esta iniciativa porque en su opinión regular el “trabajo sexual voluntario lícito” afectaba la dignidad humana, pues con esta disposición mujeres y hombres se verían como objetos y materia de comercio. 
 
A su vez el diputado constituyente del Partido Acción Nacional (PAN), Carlos Gelista González, presentó un documento donde aseguró que la propuesta del borrador de Carta Magna adolecía de los elementos para brindar seguridad jurídica a quienes ejercen esa actividad.
 
Las organizaciones civiles y activistas también enviaron sus propuestas en apoyo o rechazo de considerar el “trabajo sexual”. Entre las agrupaciones que aplaudieron la propuesta estuvo la Asociación de Bares y Centros Nocturnos, que sugirió ampliar el derecho al trabajo sexual en sus “diferentes expresiones y modalidades”.
 
La asociación Balance, que trabaja temas de salud sexual y reproductiva, sugirió modificar la propuesta para que dijera que se “reconoce el trabajo sexual, consiente, libre, voluntario y autónomo realizado por personas mayores de edad como una actividad lícita”, al tiempo que sugirieron considerar en el análisis los argumentos de la Red Latinoamericana de Trabajo Sexual.
 
En contra de la propuesta se manifestó la Coalición para la Abolición del Sistema Prostituyente –integrada por activistas,  académicas y organizaciones como la Red Género y Economía o la Coalición para Abolir la Prostitución Internacional–, que propuso robustecer los derechos de las personas trabajadoras no asalariadas y quitar del texto el “trabajo sexual”.
 
Al rechazo se sumó el Observatorio Género Violencia y Derechos Humanos de la Ciudad de México, que pidió la eliminación de este párrafo por ir en contra de los tratados internacionales como la Convención para la Represión de la Trata de Personas y de la Explotación de la Prostitución ajena.
 
Luego de las audiencias públicas, la Comisión Carta de Derechos de la Constituyente hizo una valoración de las propuestas, pero en el caso de las que se refieren a trabajo sexual no expuso si era materia de otra norma, si no era de carácter normativo o si contravenía alguna legislación, como lo hizo con el resto de las propuestas.
 
El dictamen se votará en el órgano legislativo y después será enviado al pleno de la Asamblea Constituyente para su discusión y eventual aprobación.
 
16/AGM/AMS/LGL







NACIONAL
VIOLENCIA
   Pide legisladora de Morena no reconocerla como trabajo
Legalizar prostitución no abona a su erradicación ni protege a las víctimas
Especial
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 24/11/2016 La diputada local de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Beatriz Rojas Martínez, llamó a la Asamblea Constituyente a no reconocer la “prostitución” como un trabajo asalariado porque ello no abona a la erradicación ni a la protección de las víctimas de explotación sexual.
 
En la sesión de este martes, la asambleísta presentó un punto de acuerdo para llamar a la Asamblea Constituyente a no aprobar la redacción del artículo 15 del proyecto de Constitución Política de la Ciudad de México que reconoce el “trabajo sexual” porque contraviene los Derechos Humanos establecidos en los tratados internacionales firmados por México.
 
En tribuna, Rojas Martínez expuso que en la capital del país operan 13 corredores de explotación sexual con total impunidad en la zona centro de la Ciudad de México; y aseguró que reconocer el “trabajo sexual” promovería la trata para la explotación, expandiría la industria del sexo y no se protegería a niñas y mujeres en “situación de prostitución”.
 
A decir de la legisladora de Morena, hay que revisar la tendencia mundial encaminada a legislar e implementar políticas de prevención y salida de la “prostitución” con una amplia gama de apoyos a las víctimas, sancionando al cliente y penalizando la publicidad de contacto sexual.
 
Desde la perspectiva de la legisladora, el Estado tiene la obligación de contribuir a eliminar cualquier forma de explotación y violencia sexuales, trabajar hacia la prevención, la erradicación de la “prostitución” y la protección de las víctimas. 
 
Agregó que tratar el fenómeno de la prostitución con ligereza en aras de una supuesta postura progresista, es “enmascarar el contenido siniestro de la trata y la explotación”, actos criminales que están tipificados como delito en la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para Proteger y Asistir a las Víctimas de estos Delitos.
 
Entre los tratados signados y ratificados por México mencionó el Convenio para la Represión de la Trata de Personas y de la Explotación de la Prostitución Ajena (1951); la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW); el Protocolo de las Naciones Unidas para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niñas y niños y la Convención contra la Delincuencia Organizada (2003).
 
Agregó que en este fenómeno no se puede distinguir entre “prostitución libre y prostitución forzada” por lo que los países no pueden reglamentar esta actividad pero destacó que tampoco se puede someter a las mujeres que se dedican al “comercio sexual” a registro o a otros controles; ni usar el consentimiento para defender a los acusados de trata de personas.
 
El punto de acuerdo fue turnado a la Comisión Especial para la Reforma Política de la Asamblea Legislativa para su dictamen. El próximo 10 de diciembre se votará en la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Constituyente la propuesta para legalizar la prostitución en la Ciudad de México.
 
16/AGM/LGL







NACIONAL
Participación Política de las Mujeres
   Asamblea Constituyente tiene dos propuestas en el mismo sentido
Paridad para todos los cargos en el gobierno de la Ciudad de México
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 07/11/2016 La senadora y diputada constituyente Lucero Saldaña Pérez presentó ante la Asamblea Constituyente una propuesta para que en la Carta Magna  capitalina se establezca el principio de paridad en diputaciones locales, en la integración de alcaldías y en el gabinete de Gobierno.
 
La legisladora por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) presentó la propuesta porque la paridad (igualdad) en candidaturas a diputaciones y senadurías como principio constitucional en el ámbito federal, logró aumentar la representación femenina en el Congreso de la Unión. 
 
En este sentido la iniciativa es para que la Constitución Política de la capital del país asegure la aplicación del principio de paridad horizontal (en las presidencias municipales) y vertical (en el total de las planillas) tanto en el Poder Legislativo como en el Ejecutivo, y en las alcaldías.
 
Actualmente el borrador de la Carta Magna dice en el artículo 32, inciso b, numeral 3 que “la ley determinará los procedimientos para garantizar que, en la postulación de candidaturas, los partidos políticos cumplan con el principio de paridad de género”. Y en el inciso a, numeral 4, dice que “la ley electoral deberá fomentar la paridad en las fórmulas de candidaturas sin partido”, por lo que la senadora propuso cambiar la palabra “fomentar” por “asegurar”.
 
La iniciativa también propone modificar tres artículos más para que este principio aplique en el Poder Judicial y en la integración del Gabinete del Jefe de Gobierno. 
 
De acuerdo con la senadora gracias a la paridad en la Cámara de Diputados hay 42.4 por ciento de mujeres; en siete Congresos locales más de 50 por ciento de sus integrantes son mujeres (Aguascalientes, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Nayarit, Querétaro y Zacatecas) y 12 Congresos más tienen una presencia femenina de entre 40 y 49 por ciento.
 
La legisladora destacó que hasta abril de este año en 20 Constituciones locales se incorporó el principio de paridad, en algunas es una obligación de los partidos políticos, en otras se establece  para las candidaturas para el Poder Legislativo y para la integración de los ayuntamientos municipales.
 
En la propuesta se dice que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ya emitió diversas jurisprudencias y tesis sobre la aplicación del principio de paridad y la observancia de los derechos políticos- electorales de las mujeres.
 
De acuerdo con el Tribunal Electoral, la paridad debe permear en la postulación de candidaturas para la integración de los órganos de representación popular federales, locales y municipales, a efecto de garantizar un modelo plural e incluyente de participación política de las mujeres en los distintos ámbitos de gobierno.
 
En la Asamblea Constituyente ya existe otra propuesta similar de la diputada por el Partido Acción Nacional (PAN), Kenia López Rabadán, quien presentó su propuesta para que en la Constitución de la Ciudad se plasme el principio de paridad de género (igualdad) en la integración de todos los poderes públicos y los órganos autónomos.
 
16/AGM/LGL







NACIONAL
POLÍTICA
   Diputadas constituyentes presentan iniciativa
Proponen paridad para todos los cargos de decisión en la capital
Especial
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 13/10/2016 A nombre de 30 diputadas constituyentes, la diputada Kenia López Rabadán, propuso reformar el proyecto de Constitución Política de la Ciudad de México para garantizar que la mitad de los cargos en el Poder Judicial, las Secretarías de Gobierno, el Congreso y los organismos autónomos de la capital del país, sean ocupados por mujeres.
 
En la sesión de este miércoles de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México la diputada por el Partido Acción Nacional (PAN) presentó su propuesta para que en la Constitución de la Ciudad se plasme el principio de paridad de género (igualdad) en la integración de todos los poderes públicos y los órganos autónomos.
 
Actualmente el proyecto de Carta Magna –elaborado por un Grupo Redactor designado por el Jefe de Gobierno– retoma el principio de paridad consagrado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos el cual aplica para candidaturas a diputaciones locales y federales y senadurías.
 
El borrador de texto constitucional también indica en su artículo 12 que “toda persona podrá acceder a cargos en la función pública, en condiciones de igualdad y paridad” y en artículo 32 señala las obligaciones de los partidos políticos y de las instancias electorales para fomentar la paridad en candidaturas a cargos de elección popular.
 
En este último artículo se expone que en el tema de candidaturas independientes la ley electoral “deberá fomentar la paridad en las fórmulas de candidaturas sin partido” y garantizar que las agrupaciones políticas “cumplan con el principio de paridad de género”.
 
Sin embargo todas las especificaciones sobre paridad de género se refieren a los cargos legislativos que se obtienen a través de procesos electorales, aunque a decir de la diputada constituyente, el artículo 16 del proyecto dice que la Ciudad de México es incluyente con todas las personas.
 
“NO ESPERAR MÁS”
 
En la exposición de motivos de la iniciativa de reforma se argumenta que una Ciudad de vanguardia requiere reconocer los talentos de todas las personas, mujeres y hombres, por ello es necesario que la próxima Constitución refleje la conformación de la sociedad.
 
Al exponer que la paridad no puede esperar más ni limitarse al Poder Legislativo, la propuesta de la diputada López Rabadán indica que la inclusión de las mujeres en cargos de decisión no debe depender de vaivenes políticos o de cualquier otro tipo de intereses.
 
Como resultado de la paridad en candidaturas, hoy en la Asamblea Legislativa hay más mujeres legislando al contar con 45 por ciento de asambleístas pero en el caso de los organismos autónomos sólo en la Comisión de Derechos Humanos capitalina existe paridad en funcionarios de altos cargos.
 
En contraste, en el Instituto Electoral hay 33 por ciento de mujeres consejeras y en el Tribunal Electoral 40 por ciento de magistradas electorales.
 
El órgano con menos representación de mujeres es el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México, que cuenta un 20 por ciento de comisionadas.
 
Respecto a las Secretarías del Gobierno capitalino sólo 4 de las 21 que existen están encabezadas por mujeres, lo que se traduce en menos del 20 por ciento; en tanto que en Poder Judicial hay 43 por ciento de magistradas, 44 por ciento de juezas y 43 por ciento de consejeras de la Judicatura.
 
A decir de la legisladora López Rabadán, esta es la oportunidad histórica de dar un paso fundamental para consolidar la paridad y la igualdad de género y romper los “techos de cristal”, y en ese sentido la propuesta es reforzar los artículos que ya hablan de la paridad.
 
Asimismo se propuso agregar al artículo 37 que el jefe de Gobierno deberá garantizar la paridad en su gabinete; en el artículo 40 que el Consejo de la judicatura garantizará que haya igual número de juezas y jueces, así como magistradas y magistrados; y en el 48 que las Leyes y Estatutos jurídicos garantizarán paridad en los órganos de Gobierno.
 
Esta propuesta será analizada por la Asamblea Constituyente, órgano donde hasta ahora se han presentado 21 iniciativas de las y los constituyentes y 14 de ciudadanos o grupos civiles que quieren incidir en la redacción final de la Carta Magna.
 
16/AGM/LGL







Syndicate content

Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com