Derechos de las niñas

DESDE LA LUNA DE VALENCIA
FEMINISMO
   OPINIÓN
   Desde la Luna de Valencia
Mediocridad política
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Teresa Mollá Castels*
Cimacnoticias | Ontinyent, Esp.- 14/03/2018

Después del éxito de la pasada huelga feminista del 8 de marzo, toca aterrizar de nuevo en lo cotidiano. Y en ese aterrizaje, al menos yo, me he encontrado con mucha mezquindad.

No quiero ser pesimista, no es mi estilo, pero escuchando y analizando no ya solo los resultados de la huelga histórica, sino el día a día de la política, observo el grado de parálisis legislativa al que se ha llegado.

La falta de aprobación de presupuestos generales va mucho más allá de la aprobación de las cuentas del Estado. Conlleva la paralización de la puesta en marcha de proyectos y acuerdos previos. Y entre esos acuerdos está el Pacto de Estado contra la Violencia de Género aprobado el pasado otoño.

Y no pasa nada porque ese Pacto de Estado no se ponga en marcha. Ni siquiera en los aspectos en los que no se necesita de la aprobación de los presupuestos generales. Y no pasa nada porque, al menos la impresión que a mí me da, es que no existe voluntad política de ponerlo en marcha por parte de la gente que nos gobierna. Esa gente mediocre que es capaz de hacer chantaje emocional con un tema tan delicado como lo son los asesinatos de las mujeres y las niñas para intentar que otros partidos les apoyen las cuentas.

Por supuesto el resto de partidos buscan también su particular rédito político a un teórico SÍ a esas cuentas. Pero entre esos réditos no se encuentra como objetivo prioritario la puesta en marcha de medidas que prevengan esos asesinatos de mujeres.

Y ahí me surge una duda que hoy quiero compartir ¿Tendrá alguna cosa que ver con que todos los dirigentes de los partidos políticos sean hombres y por tanto no acaben de empatizar con lo que realmente supone la sangría de mujeres y niñas asesinadas por el patriarcado, del cual ellos forman parte?

No quiero, ni de lejos, criminalizar a todos los hombres. Faltaría más. Sencillamente veo cómo, salvando excepciones de dirigentes de algunas instituciones, el tema de la igualdad entre mujeres y hombres es un tema atrayente dentro de la agenda política, pero no lo es de igual manera el de la prevención de las violencias machistas. Y se ha de entender que el máximo grado de desigualdad entre mujeres y hombres es el asesinato de mujeres. No se puede trabajar la igualdad sin trabajar, también y de forma indisoluble, la prevención de las violencias machistas de todo tipo.

Y esas violencias no solo son las físicas, las hay también institucionalizadas que es lo que han de aprender a corregir la gente que ostenta cargos públicos de cualquier índole

El pírrico pacto de Estado, fue la consecuencia de la lucha de mucha gente por visibilizar lo que nos pasa a las mujeres por ser mujeres y concretamente el hecho de poner sobre la agenda política de todos los partidos la necesidad de poner fin a esos asesinatos así como a cualquier tipo de violencia. Pero la mediocridad de nuestros gobernantes vuelve a demostrarse cuando no ponen en marcha algunas de las medidas pactadas y que no necesitan de los presupuestos generales.

Otra vez las vidas de mujeres y criaturas pasa por tener precio partidista para obtener beneficios de gobierno o de cualquier índole. Otra vez se "diluye" el problema porque además las víctimas han perdido su propia voz. Las asesinadas porque ya no están y las que quedan porque se convierten en muertas vivientes por todo el dolor y sufrimiento acumulado.

Y mientras sigue la función esperpéntica del intercambio de cromos entre gentes que no tienen ni idea de lo que sus decisiones o, lo que es peor, su falta de decisiones les puede costar a muchas mujeres y niñas. Les puede costar directamente la vida.

Y con la excusa de la falta de presupuestos, cualquier exigencia de medidas para la sensibilización, la prevención y la actuación quedan en agua de borrajas o, directamente en un chantaje para mantenerse en el gobierno.

Es un gobierno paralizado y al cual la vida de las mujeres, e incluso sus muertes no les resulta dolorosa por muchos lazos morados que se pusieran el pasado 8 de marzo. Un gobierno mediocre por no llamarlo directamente nefasto para la vida de tantas mujeres y criaturas.

Las feministas y la gente de bien a quien nos duelen tanto estos asesinatos no vamos a cejar en nuestra lucha por defender la memoria y las voces de quienes no están y de las que, aun estando, han perdido su voz.

* Corresponsal, España. Comunicadora de Ontinyent.

tmolla@telefonica.net

18/TMC/LGL








NACIONAL
   Crean Sistema para identificar y atender violencia
En 2016, 50 niñas y 40 adultas fueron asesinadas en la capital: Inmujeres CDMX
Teresa Incháustegui Romero, directora del Inmujeres-CDMX, inauguró los trabajos del Foro “CDMX, dos décadas del Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia”.
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 08/02/2017

Durante 2016, en la Ciudad de México fueron asesinadas 50 niñas y 40 mujeres adultas, lo que indica que la violencia contra las niñas y adolescentes es la que está más oculta, dijo la directora del Instituto de las Mujeres de la capital (Inmujeres-CDMX), Teresa Incháustegui Romero, al participar en el foro: “CDMX, dos décadas del Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia”.
 
Es por eso, explicó Incháustegui Romero, que se creó el Sistema de Identificación y Atención de Riesgo de Violencia Feminicida y la Red de Información de Violencia contra las Mujeres, cuyo fin es recopilar información de las dependencias capitalinas para detectar casos de violencia y valorar el riesgo de las mujeres, e implementar medidas de prevención.
 
La información que se sistematice será solicitada a  la Secretaría de Salud local, Inmujeres, la Procuraduría General de Justicia capitalina, la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX y las oficinas de Atención a Víctimas, para cruzar datos y saber quiénes son las víctimas recurrentes, hacer una valoración del riesgo e implementar acciones de prevención, que puede ser un botón de pánico u otras medidas.
 
VIOLENCIA “BAJO LA ALFOMBRA”
 
La funcionaria reconoció que a pesar de los avances en la materia, la violencia que se ejerce en contra de las niñas y adolescentes es enorme, pero está “debajo de la alfombra”.
 
Incháustegui Romero dijo que hace falta armonizar las leyes y los instrumentos vigentes para proteger a esta población, porque en algunos casos las familias cubren la violencia hacia las menores de edad y en otros las leyes no protegen el derecho superior de la infancia, porque las normas no están diseñadas para ello.
 

Foro: “CDMX, dos décadas del Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia”. CIMACFoto: César Martínez López.

Como ejemplo, citó los casos de guarda y custodia, y uno en específico: el de una mujer que cada semana debe llevar a su hija a un centro de convivencia para que vea a su padre, quien nunca asiste al lugar, aunque si deja de hacerlo ella cometería una falta contra la ley. 
 
La funcionaria dijo que el año pasado se registraron 40 casos de feminicidio de mujeres adultas y 50 homicidios de niñas, lo que muestra la necesidad de armonizar la legislación penal para que estos infanticidios se puedan investigar como feminicidio. 
 
De acuerdo con Incháustegui, se está trabajando esta plataforma y se prevé que este año esté lista, aunque adelantó que ya hay un programa piloto que detecta casos recurrentes, es decir, si una mujer acude varias veces a un servicio de salud por violencia y después interpone una denuncia, se tendrá registrado como un caso para dar protección.
 
17/AGM/GG
 








NACIONAL
INFANCIA
   El entorno familiar
Realizan conversatorio sobre impacto de la violencia en menores de edad
Conversatorio “El impacto de la violencia contra niñas, niños y adolescentes en el entorno familiar” | Foto retomada de twitter: ‏@UNICEFMexico
Por: Gema Villela Valenzuela
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 17/11/2016

Siete de cada diez víctimas de violencia contra menores de edad son niñas, y en 3 de cada 100 homicidios contra niñas, niños y adolescentes la violencia familiar fue identificada como una de las primeras señales de maltrato, informó la directora de Protección a la Infancia del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) Dora Giusti .
 
Giusti realizó un análisis de datos de varias encuestas realizadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y la Secretaría de Salud (Ss) y encontró que del 2011 al 2015 asesinaron a un promedio de 3 niñas, niños y adolescentes en México y en 2 de cada 10 homicidios eran niñas.
 
Durante el conversatorio “El impacto de la violencia contra niñas, niños y adolescentes en el entorno familiar”, realizado hoy por UNICEF y organizaciones con trabajo en infancia y adolescencia, el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) Ricardo Bucio Mújica, señaló que la Ley General de Niñas, Niños y Adolescentes no prohíbe el castigo corporal al mantener el  concepto de “abstenerse” de cualquier atentado contra la integridad física y psicológica y eso normaliza la violencia dejando a criterio ese tipo de actos, cuando se trata de eliminar toda posibilidad de acto violento en contra de menores de edad.
 
Bucio Mújica agregó que los datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México 2010, demostraron que 96 por ciento de las personas adultas que la respondieron reconocieron que se ejerce violencia física en las niñas, niños y adolescentes de este país.
 
La directora Tech Palewi, organización civil que trabaja en atención psicosocial de víctimas de violencia, Ana Gladys Vargas Espínola, explicó que las afectaciones en menores de edad que viven cualquier tipo de violencia en el entorno familiar ya sea de manera directa e indirecta (en donde la madre es la víctima de violencia por parte del padre) desarrollan trastornos que afectan su salud física y emocional, como incontinencia urinaria, estrés constante y baja autoestima.
 
La experta en atención psicosocial señaló que es necesario que el Estado implemente modelos de atención psicológica para la violencia familiar ejercida de manera intencionada y la violencia que se da de manera no intencionada, a consecuencia de un acelerado ritmo de vida, en donde madres y padres incurren en omisiones de afecto.
 
La Procuradora Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, Nelly Montealegre, informó que para la implementación de la Ley General instalaron 30 Procuradurías estatales, sólo faltan las de la Ciudad de México y del Estado de México y capacitan al personal para la atención y protección de los derechos de la infancia.
 
El conversatorio se dio como parte de las acciones de la campaña internacional impulsada por el UNICEF denominada #ENDViolence.
 
16/GVV/LGL








ESTADOS
VIOLENCIA
   “Por una libre decisión”
Inician en Chiapas campaña en contra del matrimonio de niñas
Por: la Redacción
Cimacnoticias/Chiapas Paralelo | Tuxtla Gutiérrez, Chis.- 02/09/2016

Bajo el lema, “Obligar a una niña o mujer joven a unirse en  matrimonio sin que esté de acuerdo, es violencia”, el Consorcio de Organizaciones por la Vida y la Libertad de las Mujeres y las Niñas (Covimyn), dio inicio a la campaña “Por una Libre Decisión”, el pasado 30 de agosto, en diversos municipios de la entidad.
 
Conformado por cuatro organizaciones de la sociedad civil y con el apoyo de OXFAM México, Covimyn hizo un llamado a la igualdad, al respeto a la diversidad, a la no discriminación y al rechazo a todas las formas de violencia contra las mujeres, incluyendo las uniones forzadas, ya que Chiapas es uno de los estados con el mayor número de matrimonios infantiles en el país, junto con Guerrero y Veracruz.   
 
En estos estados, de acuerdo con la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica del 2014, el 15.4 por ciento de las mujeres de entre 20 y 24 años de edad ya son madres y el 3.7 por ciento se unió en pareja antes de los 15 años. Algunas de las razones para que esto ocurra es que son obligadas por un sistema de usos y costumbres o por un embarazo a contraer matrimonio. 
 
Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelan que en 2010 Chiapas ocupaba el tercer lugar a nivel nacional en embarazos adolescentes, con un total de 12 mil 400 madres menores de 15 años, mientras que para el 2016, la entidad pasó a ocupar el primer lugar.
 
Esto constituye una violación a los derechos de las niñas, consideraron representantes de las organizaciones que integran el Covimyn, porque impide su formación educativa, les cierra las oportunidades y pone en riesgo su vida frente al embarazo, parto y maternidad en la infancia, aumenta el riesgo de violencia y el contagio de infecciones de transmisión sexual.
 
Durante la presentación de la campaña, en las instalaciones de la Biblioteca Central de la Universidad Autónoma de Chiapas y con la presencia de mujeres representantes de instituciones gubernamentales y de organizaciones de la sociedad civil que trabajan con el tema de derechos de las mujeres, Elvia Quintanar, del Colectivo Isitame A.C. destacó la importancia de acercar a la sociedad en su conjunto, información para construir alternativas que permitan a las mujeres y las niñas acceder a su derecho de vivir libres de violencia.
 
María Teresa Olvera Caballero, de Asesoría, Capacitación y Asistencia en Salud. A.C. reconoció que las uniones tempranas sin consentimiento representan una forma de violencia que atenta contra el derecho a la vida, el derecho a la dignidad, el derecho a la salud, a la integridad física, a la educación y a la toma de decisiones libres de las niñas, adolescentes y jóvenes.
 
Olvera Caballero subrayó que existen prácticas tradicionales nocivas contra las mujeres, que están sustentadas en las relaciones desiguales de poder que prevalecen en nuestra sociedad y que se dan entre hombres y mujeres.
 
En este sentido, Verónica Madrid Sierra, representante de OXFAM México, consideró que las diferentes formas de desigualdad que enfrentan las mujeres son resultado de relaciones inequitativas de género, que asumen la superioridad de los hombres y la subordinación de las mujeres, creencia que se arraiga y genera otras formas de discriminación y desigualdad, que coloca a las mujeres en desventaja y refuerza los círculos de exclusión y pobreza.
 
OXFAM y el Consorcio, dijo, “hacemos un llamado a los medios y los invitamos a ser portadores y reproductores de este mensaje de igualdad, de no discriminación y rechazo a todas las formas de violencia contra las mujeres, incluyendo las uniones forzadas”.
 
El objetivo de OXFAM, explicó, es contribuir a eliminar la violencia contra las mujeres e influir para cambiar los imaginarios sociales, promover el empoderamiento integral de las mujeres y combatir los desequilibrios de poder apostándole al liderazgo de las mujeres.
 
“Nos importa que se tenga un enfoque intersectorial, que establezcan con claridad las distintas formas de discriminación que convergen en la vida de una mujer por motivos de origen étnico, de color de piel, por cultura, sexo, género, condición social, salud, condición económica y analizar la forma en que estos factores contribuyen a eliminar o acrecentar la desigualdad extrema”, refirió Madrid Sierra.
 
La representante de OXFAM México reiteró su compromiso con las organizaciones y redes de mujeres, para sostener y desarrollar un amplio consenso social de rechazo y tolerancia cero frente a las uniones forzadas y a la violencia en sus múltiples expresiones.
 
En la presentación también estuvieron Liliana Bellato Gil y Carlos Miranda, encargados de la investigación que llevó al  Diagnóstico de la Violencia Contra las Mujeres por Razones de Género en Chiapas (Uniones Forzadas), en la cual se puntualiza la falta de atención al tema de la campaña, aun cuando es medular desde la perspectiva de los Derechos Humanos.
 
El  Covimyn está integrado por las organizaciones Asesoría, Capacitación y Asistencia a la Salud (ACAS A.C.), Colectivo  Isitame A.C., Skolta’el Yu’un Jlumaltic A.C. (SYJAC), Nuevos Códices COMPATIA A.C. y OXFAM México.
 
16/RED/GGQ








Subscribe to RSS - Derechos de las niñas