mujeres palestinas

INTERNACIONAL
VIOLENCIA
   Lideresas se organizan para atender violencia de género en Gaza
Palestinas inauguran Unidad de Apoyo y Consulta para mujeres
Imagen retomada del sitio tribunafeminista.org
Por: la Redacción*
Cimacnoticias | Madrid, Esp.- 16/12/2016

La ONG Alianza por la Solidaridad colaboró en la puesta en marcha de una iniciativa, gestionada y promovida por las propias mujeres palestinas, para la atención médica, psicosocial y legal a mujeres víctimas de violencia.
 
En un contexto en el que la ocupación, el bloqueo y el eco de la guerra permean cada detalle de la vida cotidiana, se escucha con frecuencia que la violencia contra las mujeres es un mal menor, algo con lo que hay que aprender a vivir, una necesidad de segunda categoría. Pero en Gaza hay quien se resiste.
 
Un grupo de lideresas comunitarias y organizaciones ciudadanas trabajan conjuntamente para mejorar la respuesta integral que reciben las supervivientes de violencia de género en tres municipios de Gaza. Porque entienden que, de acuerdo a la Ley del Derecho Internacional Humanitario, estas mujeres merecen una atención multisectorial de calidad con servicios de apoyo sanitario, psicosocial y legal.
 
Gracias al apoyo de la Unión Europea y de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), el 8 de diciembre, dentro de la campaña 16 días de activismo contra la violencia de género, la Asociación por la Cultura y la Libertad de Pensamiento (CFTA), una de las socias locales de Alianza por la Solidaridad, inauguró en Khan Younis, en el suroeste de la Franja de Gaza, una Unidad de Apoyo y Consulta para mujeres, que será liderada y gestionada directamente por lideresas que han sido formadas para ello.
 
Estas mujeres son un referente en sus respectivas comunidades, tienen capacidad de influir, promueven cambios sociales, desafían normas de género, y ahora van a contribuir con su tiempo y sus energías, para sacar adelante este recurso que pretende apoyar a las mujeres a ejercer su derecho a una vida libre de violencias.
 
En un contexto en el que los recursos para prevención, respuesta y protección contra la violencia de género son exiguos, y en el que el Estado no puede velar por el respeto a los Derechos Humanos de las mujeres, es más importante que nunca reforzar las respuestas comunitarias, recuperar los saberes, los recursos humanos y materiales que existen en barrios y comunidades.
 
Reem y Fatma son parte de ese grupo de lideresas comunitarias que se ha embarcado en este desafío. En octubre participaron en una formación para reforzar sus habilidades personales y profesionales, sus técnicas de movilización social y comunicación y su capacidad para identificar, entender y responder ante la Violencia de Género en su comunidad.
 
Entusiasmadas con el proceso en el que se habían embarcado, se inscribieron en un taller en el que trabajaron, junto con otras 20 compañeras, diferentes técnicas de mediación y arbitraje, recibieron información exhaustiva sobre los derechos de las mujeres en el Islam, así como en la legislación Palestina, y se prepararon para la gestión de casos de violencia de género bajo los Procedimientos Operacionales Standard (SOPs).
 
Esta Unidad será una cara amable, un espacio seguro, una fuente de información, para aquellas mujeres que se acerquen en busca de apoyo y consejo. Pero lo más importante: es un recurso en manos de lideresas comunitarias. Se han organizado en red, de manera que aquellas compañeras de la formación que no estén de forma continua en la Unidad realizarán su contribución desde sus propias organizaciones de base, desde sus barrios y desde sus casas, identificando los casos, ofreciendo información sobre la Unidad, acompañando a las supervivientes en los primeros momentos de su proceso de búsqueda de ayuda. Además, seguirán realizando actividades de prevención, informando en las comunidades sobre los derechos de las mujeres.
 
Y así, desde el activismo, se celebra en Gaza la campaña de los 16 días de activismo. Porque más allá de la ceremonia de apertura, con donantes y con discursos inaugurales incluidos, este es un proyecto que parte de las personas, que saldrá adelante gracias al tiempo, la ilusión y la solidaridad de mujeres que llenan de sentido la palabra sororidad.
 
*Este artículo fue retomado de la revista digital tribunafeminista.org
 
16/RED/LGL








INTERNACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   Flotilla tripulada por mujeres partirá de Barcelona a Gaza
“Mujeres rumbo a Gaza” busca romper bloqueo a Palestina
Foto retomada del sitio amecopress.net
Por: Gloria López
Cimacnoticias/AmecoPress | Barcelona, Esp.- 06/09/2016

El próximo 14 de septiembre la flotilla de Mujeres Rumbo a Gaza, una iniciativa de la Coalición Internacional de la Flotilla de la Libertad, partirá rumbo a Gaza desde Barcelona con una tripulación compuesta por mujeres con el objetivo de denunciar y romper el ilegal e inhumano bloqueo israelí a Palestina.
 
Durante los días 12, 13 y 14 de septiembre distintos actos en apoyo a la flotilla tendrán lugar en el muelle Bosch i Alsina de Barcelona, donde estarán amarrados los barcos.
 
En entrevista con AmecoPress, Laura Arau, portavoz de la iniciativa en el Estado español explicó que “la flotilla quiere traer a la primera plana mediática el castigo colectivo que sufren millones de personas y la asfixia humana y económica a la que está sometida la población de estos territorios”.
 
“Nuestras flotillas u otras misiones navales son una denuncia ante la inacción de la comunidad internacional frente a este sufrimiento y a la vez un llamamiento a la solidaridad de la sociedad civil con la resistencia palestina. Creemos firmemente que estas acciones, el boicot y los grupos de apoyo en el terreno conseguirán sumar fuerzas para poner fin a la injusticia de una ocupación que se prolonga desde hace ya 67 años”, agregó Arau.
 
La lucha de las mujeres palestinas
 
Pero Mujeres Rumbo a Gaza no busca únicamente desafiar el bloqueo israelí, sino también mostrar solidaridad y llevar un mensaje de esperanza a la población palestina, en especial a las mujeres palestinas, que han sido fundamentales en la lucha del pueblo palestino en Gaza, Cisjordania, en la Palestina del 48 y en la diáspora.
 
Las mujeres palestinas “sufren una triple discriminación”, asegura Laura. La discriminación que ejerce el Estado de Israel sobre todo el pueblo palestino, también sobre ellas. La que tiene que ver con el patriarcado y que afecta a todas las mujeres del mundo. Y, por último, la discriminación de la mirada occidental que las recluye en espacios domésticos cuando son mujeres que están actuando en otros espacios comunitarios, culturales, sociales y políticos.
 
Las mujeres palestinas han jugado un papel principal en organizaciones comunitarias y movilizaciones desde la primera intifada, el levantamiento de 1987.
 
La influencia de las mujeres se vio facilitada por el compromiso con las comunidades de base, de oposición a la movilización militar, una estrategia que resultó particularmente atractiva para las mujeres dadas las limitaciones de género en la actividad política.
 
Al principio, las mujeres recibieron formación y medios para mantener sus hogares y participar en el levantamiento. Se crearon nuevas organizaciones para cubrir los huecos en servicios, resultantes de la lucha para mantener sus barrios y familias unidas.
 
Cuando los comités vecinales fueron prohibidos en 1988, las mujeres tuvieron que crear nuevos grupos informales y formales. Las mujeres también trabajan en la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y otras organizaciones oficiales. Sin embargo, debido a la ocupación, gran parte de este trabajo se lleva a cabo extra-oficialmente y apenas recibe reconocimiento. “Por todo ello, es importante hacer oír sus voces”, reclama Laura.
 
Las mujeres en Palestina participan en todos los sectores sociales y en todas las formas de resistencia. Defienden sus derechos y los derechos de sus hijos e hijas y sus comunidades con valor y determinación. Las familias hacen que sus hijos e hijas asistan a la escuela a pesar de los controles israelíes y del continuo hostigamiento que sufren.
 
Durante la recogida de la aceituna y en manifestaciones populares se enfrentan a los soldados y colonos. A pesar de su enorme importancia, su trabajo en el seno de las organizaciones femeninas resulta casi invisible. Ellas son inspiración y modelo para todas las mujeres y todos los hombres que sueñan un mundo mejor. Laura Arau explicó que están trabajando codo a codo con organizaciones de mujeres de allí, intentando tejer vínculos, no solo en el trabajo, sino en el discurso y en la transmisión de información y comunicación de las realidades que vivimos y los proyectos que se llevan a cabo.
 
No violencia
 
Todas las iniciativas en las que participa la Coalición de la Flotilla de la Libertad se basan, tanto teóricamente como en la práctica, en el marco ideológico de la no-violencia. “Nuestra posición es siempre la de oponernos a la opresión mediante estrategias no-violentas. Nuestro objetivo es poner fin al bloqueo ilegal israelí por medios pacíficos”. Se trata de la “desobediencia frente al ejército más potente del mundo pero con una base legal que nos protege”, dice Laura Arau para explicar lo que se hace en los barcos. Esas acciones serán objeto de un taller que van a impartir.
 
Las reivindicaciones de Mujeres Rumbo a Gaza no dejan de estar enlazadas con otras muestras de injusticia y deshumanización que suceden actualmente. La cruel respuesta que Europa ha dado a la llamada crisis de las personas refugiadas y frente a las muertes de personas que cruzan el Mediterráneo buscando una vida mejor es una de ellas. “Consideramos que el problema de la crisis de refugiados radica en la nula voluntad política” afirma Laura. Y recuerda que 5 millones de las personas refugiadas en el mundo son palestinas. “Hay un vínculo muy directo con Siria. Muchos de esos refugiados son de origen palestino que ahora se encuentran en Líbano y Jordania donde sus derechos civiles les han sido arrebatados”.
 
Los veleros Amal (Esperanza) y Zaytun (Oliva) llevarán la voz de mujeres del todo el planeta en solidaridad con las mujeres palestinas, que son bastión de resistencia y lucha contra la ocupación y el bloqueo israelíes. Del 12 al 14 de septiembre los veleros estarán amarrados en el muelle Bosch i Alsina del Puerto de Barcelona (cerca de la parada de metro Barceloneta), donde se desarrollarán actividades en solidaridad con Palestina y recibirán el apoyo de toda la gente y de multitud de colectivos que apoyan esta campaña.
 
Cualquier persona u organización puede participar en la iniciativa. Hay muchas formas de implicarse: compartiendo información con sus contactos, organizando eventos locales para la recaudación de fondos, uniéndose a los grupos de trabajo o haciendo una donación a través de cualquiera de las campañas que participan en este proyecto.
 
Todos los actos son al aire libre y de libre acceso. Más información: http://wbg.freedomflotilla.org/es/
 
16/GL/LGL








Subscribe to RSS - mujeres palestinas