Tonalá

ESTADOS
LABORAL
   Logran reinstalación e insumos para el hospital
Concluyen enfermeras de Chiapas huelga de hambre
Imagen retomada del portal Chiapas Paralelo | crédito: Issa Maldonado
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 13/04/2017

Las enfermeras del Hospital “Doctor Rafael Pascacio Gamboa” concluyeron la huelga de hambre que mantenían desde el 2 de abril, al lograr que el gobierno de Chiapas firmara una minuta de acuerdos en donde se compromete a respetar a sus derechos laborales y proporcionar, como es su obligación, medicinas, equipo y material para el hospital.
 
En un comunicado, el gobierno que encabeza Manuel Velasco se compromete a poner a disposición “todos los recursos del Gobierno del Estado” para atender la salud de las nueve enfermeras, “después del prolongado ayuno”, reinstalarlas en su centro de trabajo, de donde habían sido despedidas injustificadamente, así como “el abastecimiento permanente de medicamentos y materiales de curación” al hospital, y “el pago de prestaciones laborales con un programa integral”.
 
Señala el texto que, por común acuerdo con las enfermeras, estas pusieron fin a su movimiento y firmaron el acuerdo con el secretario general del Gobierno, Juan Carlos Gómez, en el campamento que mantenían frente al hospital.
 
Cabe mencionar que el funcionario, quien suspendió el diálogo iniciado con las enfermeras, había prometido regresar el 10 de abril a hablar con ellas, lo cual incumplió, pues fue hasta anoche cuando se acercó para responder a las exigencias, 9 días después de que las trabajadoras dejaron de consumir alimentos, con repercusiones para su salud.      
 
MOVILIZACIÓN Y AYUNO
 
Las enfermeras iniciaron su movilización el pasado 22 de enero, en exigencia de que les restituyeran los pagos que habían hecho por concepto de prestaciones y que aparecían como descuentos en sus recibos, pero que no habían sido entregados a las instituciones de crédito, como Fovissste.
 
Denunciaron entonces que el Gobierno había dejado de hacer esos pagos y que estaban desviando los recursos que les habían descontado a las y los trabajadores. Alrededor de 780 millones de pesos desviados en perjuicio de 30 mil trabajadores, dijeron.

Pedían también al gobierno de Velasco que cumpliera con su obligación de proporcionar el abasto de medicamentos e insumos en hospitales, clínicas y casas de salud del estado. “Una la que tiene que salir a dar la cara con el familiar, a la que le reclaman. La que entrega a los niños muertos a sus madres, o la que tiene que decir que la madre falleció”, explicó Gabriela, una de las enfermeras del movimiento
  
Su movilización coincidió con las de otras trabajadoras y trabajadores en  municipios como  Comitán, San Cristóbal de las Casas, Tonalá y Palenque, por la misma situación en el estado, que ocupa uno de los primeros lugares en muerte materna e infantil. 
 
En represalia a la manifestación, fueron despedidos el 23 de febrero dos trabajadores y el 22 de marzo 14 trabajadores más, la mayoría mujeres enfermeras. Se sumó entonces otra demanda por la reinstalación laboral.   
Durante todo el tiempo que duró su campamento, los servicios en el Hospital no se suspendieron, ya que el personal se turnó para participar en el plantón y la movilización afuera del nosocomio, sin desatender a las pacientes. 
 
Dos de las enfermeras despedidas, que no aceptaron firmar un documento en la que renunciaban a seguir participando en el movimiento a cambio de ser reinstaladas, decidieron irse a huelga de hambre el 3 de abril y tres más se les sumaron.
 
Cinco enfermeras empezaron la huelga de hambre y llegaron a ser 9, porque ante la falta de respuesta gubernamental se sumó una enfermera al ayuno cada 24 horas.
 
Las enfermedades intensificaron su ayuno y dejaron de consumir líquidos por 10 horas, para lo cual se colocaron una mordaza, que se quitaron el lunes.
 
“PUNTUAL SEGUIMIENTO” 
 
Tras el acuerdo con las enfermeras, el Secretario General de Gobierno aseguró que “dará puntual seguimiento al cumplimiento de cada uno de los acuerdos, a fin de seguir fortaleciendo la atención a la salud de los derechohabientes del Hospital “Rafael Pascacio Gamboa”, así como el mejoramiento de la infraestructura y servicios en la entidad”.
 
“De aquí solo me levanto hasta que vea el baucher de que ya depositaron lo de nuestras prestaciones y hay medicamento en el hospital”, dijo la víspera del acuerdo una de las enfermeras en ayuno. Y, al parecer, lo lograron.
 
17/GG
 








Subscribe to RSS - Tonalá