ZONA DE REFLEXIÓN
VIOLENCIA
   ZONA DE REFLEXIÓN
PGJDF: bajo sospecha
Cimacfoto: César Martínez López
Por: Lucía Lagunes Huerta*
Ciudad de México13/07/2017 Aracely Osorio Martínez, mamá de Lesvy, ya lo veía venir, al igual que varias abogadas feministas quienes sabían desde hace un mes que la Procuraduría Capitalina estaba perfilando todo para hacer del feminicidio de Lesvy en Ciudad Universitaria un “suicidio”.
 
Incluso antes de la renuncia del procurador Rodolfo Ríos Garza, se veía, de acuerdo a la mamá de Lesvy, y a las abogadas, que el actuar de la Procuraduría se dirigía para dejar del lado el feminicidio como eje central de la investigación y “acomodar” todo para concluir el supuesto suicidio. Edmundo Porfirio Garrido Osorio (nombrado esta mañana oficialmente Procurador) no se movió de la línea marcada por su antecesor.
 
Hubo reuniones incluso con la Secretaria de Gobierno de esta ciudad, con organizaciones y abogadas, quienes ya manifestaban su exigencia de encaminar la investigación por feminicidio. Aracely Osorio también lo exigió, incluso en una conversación con Edmundo Garrido.
 
El temor que tenía la madre de Lesvy, se corroboró la semana pasada, cuando la PGJ de la Ciudad de México, a través de un comunicado, informó que había sido suicidio y que la pareja de Lesvy “pasivamente” había dejado que esto ocurriera, por lo cual se fincaron responsabilidades.
 
Qué es lo que hay atrás de este actuar de la Procuraduría capitalina que se ensaña contra las mujeres. Para algunas no sólo es la misoginia del propio personal, se suma otro elemento: la corrupción.
 
En octubre de 2015 el entonces procurador Rodolfo Ríos Garza fue llamado a cuentas por la Asamblea Legislativa, después del “Primer Informe sobre Negación de Justicia en el DF”, el cual retoma 11 casos emblemáticos, entre ellos el caso Narvarte; Yakiri Rubio Rubí; Clara Tapia y la red de trata del dirigente priista capitalino Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.
 
Un año 8 meses después, a estos casos se suma el de Belén, joven estudiante de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), reportada desaparecida y a la cual supuestamente ya había rescatado la Procuraduría pero que no presentó a sus familiares y el caso de Lesvy Berlín Osorio.
 
Antes de que la familia de Lesvy lograra tener toda la carpeta de investigación en sus manos, antes de ver los videos que existen, la Procuraduría anunció su conclusión: “suicidio”. Los videos en manos de la familia muestran la agresión previa contra Lesvy a manos de su entonces pareja. Curiosamente la imagen cambia justo cuanto Lesvy pierde la vida, y la cámara regresa cuando el hecho ya había ocurrido. ¿Por qué omite esta información la procuraduría capitalina?
 
No es sólo ineficiencia del personal, no es sólo misoginia lo que hay en todos estos casos, y en especial en el de Lesvy, algo más hay atrás. ¿Qué es? Es la duda que pone bajo sospecha a la institución capitalina responsable de la justicia en esta Ciudad.
 
En 2015 el “Primer Informe sobre la Negación de Justicia en el Distrito Federal” señaló que las inconsistencias en las averiguaciones previas, la estigmatización y criminalización de las víctimas, la construcción de verdades a medias o verdades paralelas, la actuación ministerial con prejuicio de género, imputaciones falsas y la validación de informes policiales falsos se han convertido en una práctica sistemática y generalizada al interior de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.
 
Nuevamente estos elementos se hacen presentes en el caso de Lesvy. Con Rodolfo Ríos Garza fuera de la institución, lo que se muestra es que no sólo es un personaje sino un sistema que corroe la justicia y nutre la impunidad. La sospecha de que la Procuraduría está “cuidando” algo o a alguien, permea la conclusión.
 
La PGJDF está bajo sospecha de la familia de Lesvy, de las estudiantes de la UNAM, del personal académico, de las feministas universitarias, de las organizaciones civiles, de las ciudadanas de esta ciudad.
 
Sospecha, que se quiera o no, alcanza al Jefe de Gobierno y sus aspiraciones políticas. Hasta por eso habría que limpiar a la Procuraduría y hacer de Lesvy, un caso emblemático del buen actuar y de la justicia.
 
*Periodista y feminista, Directora General de CIMAC
Twitter: @lagunes28
 
17/LLH/LGL







QUINTO PODER
VIOLENCIA
   QUINTO PODER
No es suicidio, la “suicidaron”
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Argentina Casanova*
Cimacnoticias | Campeche, Cam .- 13/07/2017 Atrevernos a cuestionar un dictamen médico o un peritaje que arroja que una mujer “se suicidó” no es cosa sencilla, pero son las madres o mujeres familiares de las víctimas las primeras en señalar “ella no se suicidó”, la mataron, y así se han reconocido graves errores en las investigaciones.
 
El año pasado, la muerte de una mujer, ocurrida en Calakmul, Campeche, fue difundido como un “suicidio”, y solo unos días después, la madre de la joven salió a declarar que ella sospechaba que en realidad se trataba de un feminicidio cometido por la pareja de la víctima, quien días antes la había violentado. El cuerpo presentaba golpes, que a juicio de la familia, hacía pensar que hubo violencia momentos antes de la muerte.
 
Este caso no es aislado, es por demás parecido a lo que sucedió con Mariana Lima, hija de Irinea Buendía, una mujer que se hizo investigadora, abogada, defensora y acompañante de otras madres, como lo ha demostrado ahora al lado de la madre de Lesvy Berlín Rivera Osorio, quien un peritaje sin perspectiva de género, alega que se suicidó frente a su novio.
 
El tema pone en evidencia la importancia de que los Mecanismos de Acceso a la Justicia para las Mujeres, que responden a recomendaciones específicas de la CEDAW, atiendan y cumplan el artículo 2 relativo a la no discriminación garantizando procesos justos, con perspectiva de género y que reconozcan los factores de la interseccionalidad y que afectan la igualdad en el acceso a la justicia.
 
El Estado Mexicano ha contraído voluntariamente una serie de compromisos para responder y garantizar la aplicación de los peritajes con perspectiva de género, reconociendo que son los peritajes que no atienden a estos principios los que sesgan la visión desde la investigación y que afectan la integración de la carpeta de investigación y su posterior acusación ante el juez de control para la vinculación a proceso.
 
Una cadena de eventos desafortunados que a lo largo y ancho del país han quedado demostrados y de los cuales ya hizo señalamientos la Suprema Corte de Justicia de la Nación y que parece, no han sido leídos por muchos actores y actoras que intervienen en el proceso de acceso a la justicia para las mujeres, al no aplicar el criterio fundamental de “investigar como feminicidio toda muerte violenta de una mujer, incluyendo un presunto feminicidio”.
 
Las implicaciones de los suicidios van desde casos que a años de que fueron cerrados, las madres o padres de las víctimas afirman seguros: mi hija no se suicidó, ella me había contado de sus planes, hasta insólitos casos en los que la víctima fue a hacer compras de alimentos para la semana, compró macetas con plantas y ese mismo día por la tarde decidió “suicidarse”, borrar su teléfono y colgarse.
 
Eso ocurrió con el caso de Mariana Lima, y la insistencia de Irinea demostró que una investigación con perspectiva de género que reconociera los factores de violencia sexual, física y sicológica a los que vivía sometida la víctima, eran suficientes elementos para dudar de la versión que se dio oficialmente y que era endeble con la aplicación de criterios básicos.
 
Lo mismo sucede ahora con el caso de Lesvy, un caso mediatizado y que desde el primer momento ha sido acompañado y seguido por colectivos feministas que apoyan a la madre de Lesvy en su búsqueda de justicia.
 
Con una argumentación compleja que facilita la defensa para el imputado pero hace difícil la búsqueda de justicia -el acceso a la justicia- a la víctima, un peritaje que habla de un suicidio frente a un agresor es una afirmación bastante débil, pero que habla de alianzas patriarcales feminicidas.
 
Pactos que ayudan o buscan mejorar ante la opinión pública la percepción que se tiene de los agresores, en cambio ubican a las víctimas, las que ya no pueden defenderse como personas que propiciaron su propia muerte, la buscaron o incluso la cometieron por su propia debilidad y que incluso complicaron la vida al “pobre agresor”. No debe sorprendernos para nada esos enfoques que justo coinciden en construcciones discursivas de las que ya hemos hablado.
 
Por alguna razón una cobertura periodística hablaba de “un joven brillante que descuartizó a su novia (nini)”, sembrando en la opinión pública la simpatía por un feminicida que “echó a perder su vida por una persona que no valía lo mismo que él”.
 
Y justo de eso se trata el análisis de género, aplicar la perspectiva y el enfoque para ser capaz de identificar cuándo el valor de la vida de una mujer es tasado frente a la de su agresor y ella pierde, porque socialmente hay una desvalorización del ser-nacer mujer por costumbres y prácticas que otorgan mayor valor a un niño frente a una niña no solo por la continuidad del apellido, sino por la productividad que suponen implica la fuerza de un hombre frente a la de una mujer, y lo terrible es cuando eso se refleja en la impartición de justicia.
 
* Integrante de la Red Nacional de Periodistas y del Observatorio de Feminicidio en Campeche.
 
17/AC







NACIONAL
   Exigen renuncia de Fiscal de Homicidios Enrique Reyes Peña
PGJDF “acomodó todo” para aparentar suicidio de Lesvy: OCNF
Irinea Buendía, madre de Mariana Lima, víctima de feminicidio hace siete años acompañó a Araceli Osorio Martínez, madre de Lesvy, en la audiencia | CIMACFoto: César Martínez López
Por: Montserrat Antúnez Estrada
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 10/07/2017 El juez de control del Tribunal Superior de  Justicia de la Ciudad de México, Cristian Ricardo Franco Reyes, determinó hoy que la pareja de Lesvy, la estudiante de la UNAM asesinada en Ciudad Universitaria, Jorge Luis González Hernández, será juzgado por el cargo de homicidio doloso y no por feminicidio.
 
Durante la segunda parte de la audiencia para imputar a la expareja de Lesvy -quien trabaja como auxiliar de intendencia en la Preparatoria 6  de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)- la dependencia informó que el cargo será por homicidio simple doloso, delito por el cual la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJDF) le dio prisión preventiva el pasado 6 de julio, tras argumentar que Jorge, de 29 años de edad, no impidió el supuesto “suicidio” de Lesvy Berlín Rivera Osorio.
 
De acuerdo a la instancia de justicia capitalina, Lesvy “se suicidó” con el cable de teléfono de la casilla ubicada en el Instituto de Ingeniería, donde su cuerpo fue hallado el pasado 3 de mayo.
 
Antes de iniciar la audiencia, a la que las autoridades de Tribunal negaron por más de media hora la entrada a la defensa legal de la familia de Lesvy, la mamá de la joven, Araceli Osorio Martínez, dijo que de acuerdo a los videos que la UNAM  entregó a la PGJDF, se observa antes del asesinato, cómo Jorge golpeó a su hija con una cadena, ello ocurrió, dijo, en el lugar donde fue hallado su cuerpo.
 
“Hoy ganó la misoginia y el machismo, se sigue privilegiando la palabra del feminicida”, denunció.
 
La mamá de Lesvy, Araceli Osorio Martínez, en espera para entrar a la audiencia | CIMACFoto: César Martínez López


Tras la audiencia, la abogada del caso, Sayuri Herrera Román, explicó que apelarán la decisión en los próximos tres días y el plazo de la investigación se extendió al 10 de noviembre, tiempo en el que buscarán que se analicen las pruebas desde la perspectiva de género.
 
En la investigación, encabezada por el fiscal de Homicidios, Enrique Reyes Peña, la PGJDF argumentó el “suicidio” de la estudiante basado en la necropsia psicológica que determinó que Lesvy era “promiscua” y “dependiente” y en un video que la familia no ha visto, informó la coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), María de la Luz Estrada, quien asistió al mitin en las oficinas del Tribunal.
 
“El peritaje es estigmatizante, sólo se basaron en una entrevista a su novio y a una amiga de ella para determinar que Lesvy estaba mal psicológicamente. También partieron de los videos. La Procuraduría asegura que ella era dependiente porque en los vídeos se le observa caminando a lado de su novio”, mencionó María de la Luz Estrada.
 
En entrevista con Cimacnoticias el coordinador de la organización que acompaña legalmente el caso, el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco Vitoria, Carlos Ventura, explicó que este peritaje se le entregó a la familia de Lesvy después de que la instancia de justicia emitió el fallo hacia Jorge.
 
Aunque la PGJDF expuso que Lesvy “se suicidó” frente a su novio eso no se observa en los videos que la instancia de justicia entregó a la familia la noche del 5 julio, después de más de dos meses de negarles el acceso completo a la carpeta de investigación.
 
“La hora de la muerte de Lesvy coincide con el tiempo en el que Jorge estuvo con ella, en los videos no se observa lo que la PGJDF asegura”, dijo Carlos Ventura.
 
La coordinadora del OCNF María de la Luz Estrada explicó que hay elementos suficientes para vincular a Jorge por feminicidio, sin embargo “la PGJDF prefirió acomodar todo para que coincida con un suicidio y eso evidencia que la investigación se ha hecho totalmente carente de perspectiva de género”.
 
Por ello, pidió que la investigación se reencause por feminicidio porque dijo, desde el principio se violó el Protocolo de investigación de este delito, vigente desde 2015 por mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, observó.
 
La primera parte de la audiencia para imputar a Jorge comenzó la madrugada del 6 de julio, desde entonces, y en apego al nuevo Sistema Acusatorio de Justicia Penal, el proceso tenía que concluir en 72 horas, sin embargo, el acusado pidió extender el plazo por lo que se otorgaron  144 horas para éste, tiempo que concluye  mañana.
 
El dictamen de la PGJDF fue rechazado por la familia de Lesvy, su defensa legal y el OCNF porque aseguraron, hay elementos suficientes para vincular a Jorge por feminicidio.
 
Organizaciones acompañaron a los familiares de Lesvy y realizaron un mitin frente a la Fiscalía | CIMACFoto: César Martínez López


EXIGEN JUSTICIA
 
A nombre del OCNF y de Centro Fray Vitoria, Luz Estrada y Carlos Ventura, demandaron la renuncia del fiscal de Homicidios porque, dijeron, saben que hay cientos de casos que Reyes Peña no ha decidido a investigar como feminicidio.
 
“(Reyes Peña) No aplica el Protocolo de investigación de Feminicidio en las muertes violentas de mujeres, por desconocimiento, negligencia o falta de voluntad, por eso cientos de estos crímenes quedan en impunidad”, señaló.
 
Por su parte la mamá de Lesvy, Araceli Osorio, responsabilizó al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, de cualquier daño a ella y a su familia porque denunció: “En la Ciudad de México todas las mujeres vivimos con miedo. Las instancias que supuestamente deberían procurar nuestra Justicia no lo hacen, en cambio nos violentan”.
 
La defensora de Derechos Humanos de las mujeres y madre de Mariana Lima, víctima de feminicidio hace siete años en el Estado de México y por cuyo caso la Suprema Corte de Justicia emitió el protocolo de investigación de feminicidio, Irinea Buendía, acompañó en la audiencia a la mamá de Lesvy y denunció: “Las autoridades son culpables porque no tienen la capacidad para investigar, son omisos. Sí les queda ancho el puesto que se vayan”
 
Afuera del Tribunal más de 15 organizaciones civiles y sindicales, colectivos feministas de estudiantes de la UNAM y académicas expertas en temas de género del grupo de “Académicas en Acción Crítica” como Lucía Melgar, Lucía Núñez y Lourdes Enríquez, demandaron a través de consignas y mantas al juez encargado de la audiencia, que impute a Jorge cómo autor del feminicidio de Lesvy.
 
Por su parte la comunidad académica del Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG) de la UNAM expresó hoy a través de un comunicado su “profunda preocupación e inconformidad” ante las conclusiones de la PGJDF y exigió el esclarecimiento de los hechos “de acuerdo al feminicidio como principal línea de investigación”.
 
Familiares de Lesvy Berlín Rivera Osorio, su defensa y diferentes organizaciones acudieron a la Fiscalía Superior de Justicia de la CDMX
 
17/MMAE







NACIONAL
VIOLENCIA
   Exigen a Miguel Ángel Mancera aceptar coadyuvancia de Observatorio en el caso
Concluye PGJDF “suicidio” de Lesvy; es feminicidio, insiste OCNF
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Montserrat Antúnez Estrada
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 07/07/2017 Pese a que existen elementos suficientes de que se trató de un feminicidio, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJDF) concluyó que Lesvy “se suicidó”; con lo que pretende cerrar la investigación, una práctica común en la instancia de justicia, así lo señaló la directora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), María de la Luz Estrada.
 
En entrevista telefónica con Cimacnoticias, Estrada refirió que pese a que los peritajes y averiguaciones previas por el caso de Lesvy, la estudiante de la UNAM hallada asesinada en Ciudad Universitaria el pasado 3 de mayo apuntan a un feminicidio, la Procuraduría capitalina determinó hoy que la joven se “suicidó”.
 
La PGJDF informó este jueves en un comunicado, que Lesvy Berlín Rivera Osorio usó el cable de la cabina telefónica, donde se encontró su cuerpo, para “suicidarse” frente a su pareja, quien fue aprehendido por el delito de  homicidio simple doloso e ingresado al Reclusorio Preventivo Varonil Oriente ya que este “tuvo la posibilidad de evitar el deceso”, pero no lo hizo.
 
En entrevista con Cimacnoticias la defensa legal del caso, Sayuri Herrera Román y María de la Luz Estrada, quien había reiterado su interés por coadyuvar junto con la PGJDF en la investigación, lamentaron la postura de la instancia de justicia porque el dictamen “está lleno de contradicciones”, afirmó Luz Estrada quien comentó que Lesvy tenía golpes y heridas que no corresponden con un suicidio y muy probablemente fueron causados por su pareja.
 
“No estábamos de acuerdo en que hayan girado la orden de aprehensión en contra de su pareja cuando los peritajes y en general la investigación que hizo la PGJDF está mal, siguen sosteniendo el suicidio, cuando nada lo respalda”, denunció la defensora de Derechos Humanos María de la Luz Estrada.
 
En tanto, Sayuri Herrera Román comentó que fue hasta ayer a las 22:30 horas  cuando la PGJDF les entregó una memoria USB que, les informaron, contenía los videos que supuestamente corresponden a los que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) entregó a la instancia de justicia del día del crimen.
 
La abogada informó que hoy se realizó la audiencia para la aprehensión del inculpado, sin embargo, la familia de Lesvy  no acudió porque no estaban en igualdad de condiciones. "La PGJDF tuvo más de dos meses para llegar a ese dictamen a nosotros se nos acaba de entregar toda la carpeta", dijo Herrera Román.
 
Recalcó que la investigación sigue abierta por lo que acudirán el 10 de julio a la segunda parte de la audiencia  para "desmontar la hipótesis de suicidio, misma que-sostuvo- han tratado (la Procuraduría) de construir desde el primer momento".
 
La defensa legal exigió al jefe de gobierno de la Ciudad, Miguel Ángel Mancera, que acepte la coadyuvancia del OCNF en la investigación porque indicó, es responsabilidad del funcionario que las instancias de justicia reconozcan la existencia de casos de feminicidio.
 
"Los procuradores vienen y van, pero él es el responsable directo de la procuración de justicia para las mujeres en la capital, no puede permitir que los casos de feminicidio continúen en impunidad bajo el argumento de suicidios", sentenció Herrera Román.
 
Este día el fiscal de Homicidios, Enrique Reyes Peña avisó por medio de una llamada telefónica al Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, quienes acompañan legalmente el caso, sobre la aprehensión de Jorge, la pareja de Lesvy, pero no les informó de la descripción que la PGJDF hace en el comunicado de prensa sobre la forma en la que supuestamente Lesvy se quitó la vida.
 
Desde que inició la investigación la PGJDF se negó a entregar completa la carpeta de investigación a la familia y defensa legal de Lesvy con el argumento de que la Procuraduría General de la República estaba revisando los primeros peritajes, incluyendo los videos.
 
Fue hasta el pasado 29 de junio cuando la familia tuvo acceso a las primeras hojas de la carpeta, las cuales evidenciaron que la PGJDF no cumplió con lo establecido en el Protocolo de Investigación Ministerial, Policial y Pericial del Delito de Feminicidio, por lo que la defensa legal y el OCNF trabajaban para encauzar la investigación como feminicidio.
 
Previamente la familia de Lesvy ya había rechazado un peritaje antropológico social, propuesto por la PGDJF con personal perito de la UNAM, que apuntaba a que el asesinato de Lesvy era un suicidio.
 
De acuerdo con el OCNF la forma en la que fue hallado el cuerpo de Lesvy cumple con tres causales que en el Código Penal Federal acreditan el delito de feminicidio: el cuerpo fue expuesto en un lugar público, tenía lesiones degradantes (signos de asfixia y golpes) y Lesvy mantenía una relación sentimental con el probable autor del delito.
 
Cabe destacar que la pena por homicidio que establece el Código Penal de la Ciudad de México es de ocho a 20 años de prisión, mientras que en los casos de feminicidio la pena va de 30 a 60 años de prisión si entre la víctima y el victimario existía una relación sentimental.
 
17/MMAE/OOM 







NACIONAL
VIOLENCIA
   Sin cambios dentro de la Procuraduría imposible mejoras Micheel Salas
Misoginia institucionalizada en PGJDF”: lo que dejó Ríos Garza
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 03/07/2017 Una administración que se caracterizó por la falta de acceso a la justicia para las mujeres, anomalías en las investigaciones, desatención y revictimización fue lo que dejó el ex procurador capitalino, Rodolfo Ríos Garza, tras su reciente renuncia el pasado 24 de junio.
 
Así lo sostuvo la abogada Karla Micheel Salas Ramírez, quien en entrevista con Cimacnoticias hablo de una “misoginia institucionalizada” dentro de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJDF) y con un recuento de casos de feminicidio, desaparición y violencia sexual que ha litigado expuso las practicas que utilizó la administración del ex procurador contra los derechos de las víctimas.
 
CASO NARVARTE: LA SALIDA
 
La salida de Ríos Garza ocurrió tres días después de que la Comisión de Derechos Humanos capitalina (CDHDF) emitiera la Recomendación 4/2017 a la PGJDF, por la investigación de los asesinatos de Nadia Vera Pérez, Olivia Alejandra Negrete Avilés, Yessenia Quiroz Alfaro, Mile Virginia Martín y del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, ocurridos el 31 de julio de 2015, en un departamento de la colonia Narvarte.
 
En 18 puntos, la Comisión se dirigió a Ríos Garza y exhortó a la dependencia que encabezó a actualizar los protocolos de investigación en casos de feminicidio y agravio a periodistas y personas defensoras de Derechos Humanos (DH) por las irregularidades en la investigación.
 
Este caso que puso fin a la administración de Ríos Garza, señaló la abogada, fue parte de una larga lista en la que se expuso la actuación irregular de la Procuraduría al indagar los asesinatos violentos de mujeres, como ocurrió con Lesvy Berlín Rivera Osorio.
 
LOS PENDIENTES: LESBY Y EL FEMINICIDIO
 
La joven de 22 años fue asesinada en la madrugada del 3 mayo en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la PGJDF utilizó sus redes sociales para filtrar la información que dio la pareja sentimental de Lesvy. Esto ocasionó el malestar de la comunidad universitaria, que se manifestó dentro de la UNAM para exigir justicia.
 
Aún cuando se creó un grupo especializado de académicas de la institución para atender el caso y exigir, conforme a la ley y protocolos, que se investigue el asesinato como feminicidio hoy la familia sigue sin acceder completamente a la carpeta de investigación. Además, el peritaje antropológico propuesto por la Procuraduría en conjunto con la UNAM, apunta a un supuesto “suicidio”.  
 
Micheel Salas, indicó que ahora la PGJDF tiene la obligación de reparar el daño a las víctimas y atender este tipo de casos que quedaron pendientes y se perfilan para caer en la impunidad.
 
Sin embargo, desestima que esto sea posible ya que, a pesar de la salida de Rodolfo Ríos, se mantienen los mismos funcionarios dentro de la institución incluido el subprocurador Edmundo Porfirio Garrido Osorio, quien asumió el cargo.
 
“No sé si como tal puede existir un cambio, este subprocurador era cercano a Ríos. Esperemos que en la Jefatura de Gobierno se genere una reflexión a estos casos tan preocupantes los cuales, según los análisis, motivaron la salida anticipada de Rodolfo Ríos”, declaró.
 
“ACEPTAR EL COSTO POLÍTICO, LUEGO LAS VÍCTIMAS”
 
Los casos de violencia contra las mujeres no dejaron de sumarse en los últimos meses, por lo que la presión social contra la Procuraduría fue la herramienta de las capitalinas para que el sistema diera respuesta y celeridad a las investigaciones, aseguró Micheel Salas.
 
Como ocurrió con Belén Montserrat Cortés Santiago, la estudiante de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) desaparecida el 29 de abril. Días después de que su familia y la comunidad universitaria hicieran brigadas de búsqueda en  el último lugar donde fue vista, en la colonia San Miguel Teotongo, Iztapalapa, Rodolfo Ríos informó a los medios de comunicación que habían localizado a Belén.
 
 
Su ausencia, explicó, fue “voluntaria” y “personas de su confianza tenían conocimiento de ello”. La familia no fue notificada, se enteró a través de las noticias y la única prueba que les presentaron para comprar el bienestar de la joven, fue una fotografía en blanco y negro. Hasta ahora no han tenido contacto con Belén.
 
“Con todo esto, prefirió Rodolfo aceptar el costo político de acusaciones y no vio por el respeto al estado del derecho y de las víctimas”, acusó la abogada.
 
LA ÚLTIMA: ITZEL
 
Para concluir con su administración, en el periodo en el que aún Rodolfo Ríos era procurador local, esta institución decidió investigar por homicidio a Itzel de 15 años de edad  por herir de muerte a Miguel Ángel Pérez Alvarado, quien la violó e intentó asesinar el pasado primero de junio en las inmediaciones del metro Tasqueña en la delegación Coyoacán. 
 
La Procuraduría se pronunció en un boletín de prensa y resolvió que no procesaría a Itzel y quedaría libre de toda responsabilidad, esto luego de que la familia de Itzel y el Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social (Gadh) denunciaron públicamente que la PGJDF investigaba a la menor de edad por homicidio y vivían hostigamiento por parte del personal de la dependencia.
 
Esto sucedió a pesar de que la Procuraduría ya tenía la Recomendación 6/2016 de la CDHDF por el caso de Yakiri Rubí Rubio, quien fue víctima de violación en 2013 y fue encarcelada tres meses por matar a su agresor.
 
El organismo de Derechos Humanos señaló en ese momento que la Procuraduría no actuó con la debida diligencia y colocó a la víctima como victimaria. Con ello ya no había cavidad para estas acciones y persecuciones contra mujeres que se defienden de sus agresores, insistió la abogada especialista en violencia de género.
 
“Sería lamentable si Rodolfo fuera posicionado como candidato a magistrado o que Miguel Ángel Mancera –si va a la presidencia- lo considere para algún espacio. Es terrible el mensaje que deja para las mujeres el mantener a una persona como Rodolfo Ríos en el servicio público”, concluyó Salas.
 
17/HZM







NACIONAL
VIOLENCIA
   Tibia respuesta del CIEG y Rectoría, dice Pérez Duarte
Estudiantes, académicas, madres, se manifiestan en CU por Lesvy
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Montserrat Antúnez Estrada
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 06/05/2017 Cientos de mujeres: estudiantes, académicas y madres, marcharon esta tarde, bajo un cielo gris, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en respuesta al hallazgo del cuerpo de Lesvy Berlín Osorio Martínez, en los jardines del Instituto de Ingeniería, atado a una caseta telefónica el pasado 3 de mayo; pero también lo hicieron en repudio por la falta de seguridad en Ciudad Universitaria y en protesta por el manejo que han dado al caso autoridades judiciales y medios de comunicación.
 
La marcha, que inició en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), con un amplio contingente, predominantemente de mujeres, muchas vestidas de morado, con flores y tambores de acompañamiento, y en un ambiente de tensión y enojo, fue convocada a través de redes sociales por estudiantes feministas; a ella se sumaron académicas, madres de familia, profesoras, así como un numeroso grupo de periodistas que fueron “acotados” por las organizadoras,  cuando la marcha llegó a Ingeniería, lo que generó algunos empujones y forcejeos.
 
CIMACFoto: César Martínez López.

 
La investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas, Alicia Elena Pérez Duarte, quien participó en los contingentes, afirmó que las respuestas del Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG) y del rector Enrique Graue "son muy tibias para lo que está sucediendo”.
 
Necesitamos -dijo quien fue la primera Fiscal Especial para la Atención de Delitos Relacionados con Actos de Violencia contra las Mujeres en el País, de la PGR- “respuestas más contundentes y claras".
 
Añadió que la marcha sirve para exigir a las autoridades universitarias, federales y de la Ciudad de México que casos como el de Lesvy no se repliquen. "Las autoridades de la UNAM deben ser congruentes con sus programas, nos llenamos la boca diciendo que somos sensibles, pero a la hora que necesitamos la presencia firme del Rector no está, lo mismo sucede cuando necesitamos los mecanismos de transversalidad del género", recalcó la académica.

Al pasar por la Facultad de Ciencias, las manifestantes corearon “Ser profesor no te exenta de ser un agresor", en alusión a Marcelino Perelló, quien fue despedido de Radio UNAM por hacer comentarios misóginos y que justificaban la violencia contra las mujeres en el programa que tenía en la emisora. 
 
Al llegar al sitio donde fue encontrada Lesvy, los colectivos feministas leyeron poemas y exigieron justicia para ella y para las 7 mujeres que cada día son asesinadas en el país.
 
CIMACFoto: César Martínez López.

 
La marcha llegó a Rectoría, donde denunciaron que las mujeres en la capital viven con miedo, temen ser violentadas por las "redes de poder que protegen a los agresores" y les impiden acceder a la justicia.
 
La estudiante de Geografía, una de las que inició la convocatoria a la marcha de hoy, Diana Esbri, dijo a Cimacnoticias que si cientos de mujeres se sumaron es porque no se les garantiza seguridad ni en sus escuelas, ni en las calles.
 
"La seguridad no implica más cámaras o vigilancia, queremos que se desarticulan las redes de poder y haya procesos transparentes sin irregularidades y revictimización", agregó la estudiante.
 
Denunciaron también la actuación de las autoridades universitarias y que contrastan con las campañas y programas que tienen contra la violencia de género, como HeforShe.
 
Pidieron no revictimizar a quienes son agredidas y en ese sentido se expresó también la madre de Lesvy, Berlín Osorio, quien, acompañada por las universitarias feministas, exigió a la Procuraduría de Justicia capitalina investigar el caso sin descartar el delito de feminicidio y  dejar de estigmatizar a Lesvy.
 
Berlín Osorio, madre de Lesvy | CIMACFoto: César Martínez López.

 
“Mi hija no era alcohólica ni una cuida-perros”, dijo con voz firme, serena, refiriéndose a las declaraciones emitidas por la Procuraduría ayer en su cuenta de Twitter.
 
Pidió respeto y dijo que aún no podía hablar con los medios, pero dejó claro que la familia estaba enojada, ante lo publicado por las autoridades judiciales.
 
Advirtió también que apelará a las instancias locales de justicia e incluso a las internacionales, de ser necesario, si hay impunidad en el caso de su hija.
 
VIDEO


 
FOTOGALERÍA

Estudiantes, académicas, madres, se manifiestan en CU por Lesvy
 
17/MAE/GG







NACIONAL
VIOLENCIA
   Alumnas protestan y CIEG pide a PGJDF activar protocolo
Protocolo exige que muerte de Lesvy se investigue como feminicidio
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Anayeli García Martínez y Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 05/05/2017 De acuerdo con el Protocolo de Investigación Ministerial, Policial y Pericial del delito de Feminicidio, vigente en la Ciudad de México desde 2011, el asesinato de Lesvy, joven de 22 años encontrada asesinada la madrugada del 3 de mayo en Ciudad Universitaria, debe ser investigado como tal por la Fiscalía Especial de Feminicidio de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).
 
El día del crimen, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) informó a través de Comunicación Social que el cuerpo de la joven fue descubierto en un lugar público cerca del Instituto de Ingeniería y atado a una caseta de teléfono público, dos características del delito de feminicidio. 
 
CIMACFoto: César Martínez López.

 
Algunos medios de comunicación afirmaron que el Ministerio Público de la Coordinación Territorial COY-1 inició la carpeta de investigación por el delito de homicidio y activó inmediatamente el Protocolo de Feminicidio para estos casos.
 
Cimanoticias preguntó al área de Comunicación Social y de Relaciones Públicas de la PGJDF si se activó el Protocolo, pero en ambas áreas se informó que no tienen el dato porque sólo el Ministerio Público cuenta con el expediente. Hasta el cierre de esta edición seguimos a la espera de una entrevista con el Fiscal de Homicidios de la PGJDF, Marco Enrique Reyes.
 
El Protocolo que establece los procedimientos de actuación pericial, ministerial y policial, para indagar asesinatos de mujeres que pudieran ser un caso de feminicidio existe desde hace seis años, cuando la PGJDF, la Asociación Nacional de Abogados Democráticos y el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio elaboraron la guía de actuación en estos casos.
 
Estas directrices señalan que los homicidios de mujeres –salvo que sean una “conducta culposa” – deben ser informados a la Agencia Especializada de Investigación para la Atención del Delito de Homicidio Doloso en Agravio de Mujeres y Personas con Orientación o Preferencia Sexual y por Identidad o Expresión de Género.
 
CIMACFoto: César Martínez López.

 
También desde hace seis años la capital del país reconoce el feminicidio, delito que, de acuerdo con el Artículo 148 BIS del Código Penal de la Ciudad de México lo comete “quien, por razones de género, prive de la vida a una mujer”, conducta que se castiga con una condena de 20 a 50 años de prisión.
 
RAZONES DE GÉNERO
 
Para acreditar el delito se establecieron cinco razones de género; la primera, que la víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo; y la segunda, que le hayan infligido lesiones infamantes, degradantes o mutilaciones, previas o posteriores a la privación de la vida.
 
La tercera razón de género es que existan datos que establezcan que se han cometido amenazas, acoso, violencia o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima; la cuarta, que el cuerpo de la víctima sea expuesto, depositado o arrojado en un lugar público; y la quinta, que la víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a su fallecimiento.
 
Además, el Código Penal local establece que si entre el activo y la víctima existió una relación sentimental, afectiva o de confianza; de parentesco, laboral, docente o cualquiera que implique subordinación o superioridad, y se acredita cualquiera de las razones género se impondrán de 30 a 60 años de prisión.
 
Con el fin de realizar una investigación certera, el Protocolo establece además la relevancia de las autoridades de identificar el espacio físico y las circunstancias que rodean al hecho, porque esto puede sugerir líneas de investigación, es decir, conocer si el crimen tiene relación otros casos de feminicidio, trata de personas, explotación sexual, narcomenudeo, asociación delictuosa, delincuencia organizada o violencia familiar, entre otros delitos.
 
En el caso de Lesvy, la Procuraduría no informó sobre la activación del Protocolo, pero en su cuenta de Twitter sí dio datos personales de la víctima e información sobre su nivel académico, su estado civil y su vida privada. Ante las protestas, el procurador Rodolfo Ríos Garza ordenó el retiro de los mensajes en redes sociales.
 
ACADÉMICAS EXIGEN INVESTIGACIÓN
 
El Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG) de la UNAM (antes PUEG), una de las instituciones más importantes en estudios de género en el país, se pronunció “enérgicamente” por el asesinato de la joven y pidió a la Procuraduría de Justicia capitalina activar el Protocolo de Feminicidio.
 
Esta exigencia la reiteró el grupo de “Académicas en Acción Crítica” pertenecientes a la UNAM, al tiempo que condenaron la actuación de la PGJDF por la información que difundió en Twitter y que revictimizó a la joven. En un comunicado, exigieron a las autoridades universitarias esclarecer el crimen “aun cuando no tengan responsabilidad por el caso”.
 
“La Universidad Nacional tiene la alta responsabilidad de contribuir a educar en igualdad y a promover el respeto”, señalan, y recordaron que también se debe imponer sanciones a quienes han sido acusados de acoso por las estudiantes. 
 
En apoyo a la comunidad universitaria, desde Guatemala, en un comunicado, la Comisión Universitaria de la Mujer de la Universidad de San Carlos de dicho país, expresó su preocupación por “el aumento de expresiones de violencia, acoso sexual, y ahora de muerte violenta en la Ciudad Universitaria”.
 
Declararon que las autoridades de la UNAM deben de “profundizar sobre su compromiso con el derecho de las mujeres a una vida sin violencia”, e invitaron a la comunidad académica de Latinoamérica a condenar estos hechos.
 
“CIUDAD SEGURA”: POLÍTICAS PÚBLICAS
 
Desde 2008 el Gobierno de la Ciudad de México, encabezado por Miguel Ángel Mancera, a través del Instituto de las Mujeres local (Inmujeres CDMX) incorporó estrategias para garantizar la seguridad e integridad plena de las mujeres y niñas en toda la ciudad.
 
El programa “Ciudades Seguras Libres de Violencia para las Mujeres”, aún vigente, busca rescatar espacios públicos (instalación de seguridad, alumbrado, centros recreativos) para la movilidad libre y segura de las mujeres. A este proyecto se sumó en 2015 ONU Mujeres y la Facultad de Arquitectura de la UNAM para su desarrollo.
 
La UNAM participa en estas propuestas gubernamentales a través de investigaciones hechas desde la academia para su construcción.
 
Asimismo, la UNAM se unió en agosto del año pasado a la campaña impulsada por ONU Mujeres, HeForShe, que entre otras acciones contemplaba la creación de un Protocolo para atender los casos de violencia de género en la Máxima Casa de Estudios y, como acciones urgentes, la instalación de botones de pánico y actividades de difusión para promover la igualdad de género.
 
CIMACFoto: César Martínez López.

 
A casi un año de que la UNAM se sumara a esta campaña y ante el caso de Lesvy, el rector Enrique Graue Wieches, aseveró que este acontecimiento obliga a asumir y mirar la responsabilidad que tiene la UNAM frente a la seguridad de la comunidad universitaria.
 
“He procurado reforzar nuestros sistemas de prevención y seguridad, establecer medidas para la prevención de la violencia sexual y de género, dialogar con las autoridades pertinentes para reforzar la seguridad en las cercanías de nuestras entidades académicas”, aseguró en su comunicado.
 
No obstante, estudiantes universitarias marcharon esta tarde, para, además de exigir justicia por el feminicidio de Lesvy, exigir mayor seguridad al interior y al exterior de Ciudad Universitaria, pues pese a todas estas campañas a las que se ha sumado la UNAM, no se sienten seguras en ningún espacio.
 
Estudiantes, académicas, madres, se manifiestan en CU por Lesvy
 
17/AGM/HZM/GG
 







Syndicate content

Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com