Anita Gurumurthy

INTERNACIONAL
   Alerta Asociación para el Progreso de Comunicaciones
   
Acoso y abuso en la red limita derecho de mujeres a comunicarse
CIMACFoto: César Martínez López
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 27/06/2017

Las mujeres son 27 veces más propensas que los hombres a enfrentar acoso y abuso en línea, lo que limita su derecho a comunicarse, dice el estudio “Un marco de acción feminista sobre el desarrollo y las tecnologías digitales”, realizado este 2017 por la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC).
 
Las mujeres viven acoso y abuso en internet, que se expresa en acciones como llamarles con nombres ofensivos y sexuales, ser perseguidas y amenazadas, lo que puede trascender el mundo virtual y llegar a agresiones físicas,  Esto, dice APC, sucede porque faltan leyes que protegen a las mujeres que navegan en línea.
 
El documento, escrito por Anita Gurumurthy y Nandini Chami,  investigadoras enfocadas en la teoría feminista y los derechos de las mujeres en la sociedad de la información, señala que hay que hacer más para asegurar que las mujeres tengan el mismo derecho a comunicarse que los hombres.
 
APC, red mundial de activistas sociales que utilizan la Internet para hacer del mundo un lugar mejor e inclusivo de todos, desataca que  el “derecho a la comunicación” significa libertad de expresión, el derecho a participación en la cultura, los derechos lingüísticos y de la educación para todas las personas.
 
LAS EMPRESAS FRENTE A LAS MUJERES
 
Según el estudio, una de los problemas para garantizar que las mujeres ejerzan este derecho es que el acceso a la información se reduce a la asimilación de mujeres en la industria.
 
La economía digital se está volviendo más dependiente de las compañías privadas y estas compañías no siempre abordan cuestiones de exclusión. Además, muchas de estas empresas están dirigidas por hombres, lo que más difícil para que mujeres puedan comunicarse porque las corporaciones establecen las directrices de la comunicación.
 
Otro problema es que los hombres están limitando el acceso a la información. Por ejemplo, en muchos lugares del mundo las mujeres no pueden ver información sobre salud sexual o abortos debido a la censura que los hombres en el poder han establecido.
 
Esto también pasa en espacios privados cuando miembros masculinos de la familia tratan de limitar lo que las mujeres buscan en sus computadoras y celulares en la casa.
 
“Tradicionalmente, los Estados han adoptado un enfoque patriarcal  a la sexualidad de las mujeres y su participación en espacios públicos con prohibiciones generales de sitios con información sobre salud y derechos sexuales y reproductivos”, dice el estudio.
 
Además en muchos países latinoamericanos, los gobiernos supervisan las comunicaciones electrónicas de individuos que buscan información sobre los derechos de salud sexual y reproductiva. Por ejemplo, otro estudio de 2016 encontró que la pura existencia de vigilancia es suficiente para que las mujeres no traten de buscar información que, saben, el gobierno no quiere que miren.  
 
SIN LEY SOBRE DERECHO A LA COMUNICACIÓN
 
Desde la década de 1960 las activistas civiles han estado tratando de obtener el “derecho a la comunicación” pero hasta este día no se ha implementado ningún derecho como tal. La idea de tener un derecho a la comunicación fue discutida en 2003 en la Declaración de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información (CMSI) en Ginebra, pero se encontró con mucha oposición.
 
En la era de la tecnología digital, dice el documento de APC, es importante que las voces de las mujeres sean escuchadas tanto como las de los hombres y se logrará solo hasta que el derecho a la comunicación sea implementado, por lo que la organización insta a las feministas de diferentes orígenes a unirse en la lucha por el derecho a la comunicación.
 
“A menos que la imaginación feminista responda a las particularidades de las relaciones de poder con un teoría de la práctica, no se creara un mundo con igualdad de género”, señala.  
 
17/EA/GG








Subscribe to RSS - Anita Gurumurthy