mujeres en la Cámara de Diputados; LXIII Legislatura

NACIONAL
Participación Política de las Mujeres
   Cámara de Diputados avala 10 de 236 propuestas de reforma
Presentan iniciativas a favor de las mujeres pero no las aprueban
Imagen retomada de Comunicación Social de la Cámara de Diputados
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México .- 27/12/2017

Durante 2017 las legisladoras y legisladores de la Cámara de Diputados presentaron 236 iniciativas para crear nuevas leyes o modificar normas existentes con perspectiva de género pero de estas propuestas sólo 10 fueron aprobadas, es decir, apenas 4 por ciento.

De las 236 iniciativas, 153 fueron presentadas por mujeres, 60 por hombres y 23 a nombre de grupos parlamentarios; sin embargo, alrededor del 71 por ciento no se ha aprobado ya que 167 se encuentran pendientes y 55 con prórroga, 4 fueron retiradas y sólo 10 aprobadas.

Esto se desprende del seguimiento de la base de datos de las iniciativas en materia de Derechos Humanos de las mujeres presentadas en la Cámara baja del 1 de enero al 21 de septiembre de 2017, revisión realizada por el Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género (CEAMEG).

En este año de la 63 Legislatura (2015-2018), destaca el reporte, sobresalieron las y los integrantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) quienes son mayoría y en total presentaron 83 propuestas legislativas superando en cantidad el trabajo sobre derechos de las mujeres en comparación con otros grupos parlamentarios.

El reporte del CEAMEG indica que la producción legislativa muestra el compromiso de las y los diputados por contribuir a la armonización del marco jurídico federal con perspectiva de género y enfoque de derechos humanos, no obstante la dictaminación y aprobación a favor en el pleno aún no refleja los mismos resultados.

Las propuestas presentadas en la actual Legislatura, que por primera vez se compone del mayor número de diputadas con 213, lo que representa 43 por cientos escaños parlamentarios, se clasificaron en ocho rubros: salud, derechos laborales, vida libre de violencia, participación política, derechos de la niñez, educación, institucionalización de la perspectiva de género y grupos vulnerables.

Entre las 10 reformas que fueron aprobadas destacan modificaciones a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para fortalecer los refugios que acogen a víctimas; para agilizar el proceso de declaratoria de Alerta de Violencia de Género; y para ampliar el concepto de violencia económica.

Asimismo se aprobaron reformas a Ley General de Educación para que la autoridad educativa empleé de forma responsable los libros de texto gratuito y a la Ley de Migración a fin de reconocer a los migrantes como sujetos de los derechos humanos establecidos en la Constitución y en los tratados internacionales en los que el Estado es parte.

También en abril pasado se expidió la Ley General de Derechos Culturales que en opinión del CEAMEG incluye la iInstitucionalización y transversalización de la perspectiva de género.

A pesar de los magros resultados del Legislativo en el año que está por concluir, el organismo dependiente de la Cámara de Diputados indica que la incorporación de un mayor número de mujeres ha sido un factor para que ellas presenten iniciativas que impacten favorablemente en la población femenina, un efecto que ha hechos que los hombres también abonen en  estos temas.

De las iniciativas de ley presentadas 38 por ciento fue para garantizar los derechos de la niñez o el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia. Por otro lado, el rubro con menos propuestas fue el de fortalecer el derecho de las mujeres a la participación política y toma de decisiones toda vez que en este tema sólo hubo 11 propuestas.

Las 11 iniciativas sobre participación política eran reformas constitucionales para establecer el principio de paridad de género en los cargos de la Administración Pública Centralizadas y Paraestatal, en los ayuntamientos, en el Poder Judicial o en las Secretarías de Estado, entre otros temas.

17/AGM








NACIONAL
POLÍTICA
   Ejercer el poder en igualdad de condiciones el reto
Machismo impide igualdad sustantiva al interior de la Cámara de Diputados
Imagen retomada del Twitter del TEPJF
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 13/09/2017

La 63 Legislatura de la Cámara de Diputados es el parlamento con el mayor número de mujeres en México (212 legisladoras) y aunque su presencia es significativa no ejercen el poder político en igualdad de condiciones que sus pares varones toda vez que no ocupan la dirección de comisiones ni aprueban leyes y reformas.

 

Ese fue el resultado de una investigación realizada por la profesora-investigadora del Departamento de Estudios Políticos de la Universidad de Guanajuato, Aidé Hernández García, quien analizó la preparación académica de legisladoras y legisladoras federales, su experiencia partidaria y su trabajo parlamentario en el primer año de la Legislatura.

 

La investigación titulada “Mujeres en la política” menciona que la paridad de género hizo que en 2015 más mujeres llegaran a la Cámara de Diputados, mujeres preparadas académicamente, con experiencia partidista y legislativa; por tanto, el argumento de que con la cuota de género llegan mujeres sin experiencia y que no son competitivas frente a los hombres es falso.

 

Como antecedente, la Cámara de Diputados comenzó funciones en 2015, integrada por 42.6 por ciento de mujeres legisladoras, quienes concluirán sus trabajos en 2018. La integración de la Cámara baja fue el resultado de la reforma constitucional en materia política-electoral promulgada en 2014 que legisló la paridad de género (50-50) en candidaturas.

 

Uno de los argumentos más recurrentes para cuestionar la incursión de las mujeres en política es que las mujeres electas, en este caso para ser diputadas federales, no están preparadas o no tienen experiencia en sus partidos políticos; sin embargo, el estudio muestra que la cultura machista no permite una igualdad sustantiva al interior de la Cámara de Diputados, a pesar de la cuota 50-50.

 

El trabajo de Hernández García señala que en general quienes fueron electas y electos para ser legisladores en San Lázaro durante el periodo 2015-2018 tienen un nivel académico similar. Sólo 11.7 por ciento de mujeres y 12.8 por ciento de varones no tienen grado académico.

 

Las diferencias de nivel educativo son mínimas; por ejemplo, 58.2 por ciento de mujeres y 61.6 por ciento de hombres tienen licenciatura; 26.2 por ciento de mujeres y 20.9 por ciento de hombres tienen maestría; y 3.7 por ciento de mujeres y 4.5 por ciento de hombres tienen doctorado.

 

En un trabajo previo la investigadora analizó el caso de las diputadas de Guanajuato y encontró que quienes participaban en política eran jóvenes o mujeres de mayor edad porque durante la crianza de hijas e hijos y en cierta edad no podían ser legisladoras o participar en política porque estaban encargadas del cuidado y las tareas domésticas.

 

Esto ayuda a entender, explica la investigadora, por qué las diputadas federales de la 63 Legislatura federal son, en comparación con los hombres, más jóvenes. Actualmente un 26 por ciento de diputadas federales tiene entre 31 y 40 años de edad; 15 por ciento tiene entre 51 y 60; y 9 por ciento entre 61 y años de edad, etapa donde ya cumplieron con su rol de género asignado socialmente.

 

Respecto a la experiencia política, Hernández García acotó que a las mujeres se les exige tener más experiencia en sus partidos y de acuerdo con la revisión de las trayectorias de los parlamentarios, la mayoría de las diputadas han ocupado cargos en el partido, mientras que los hombres no.

 

En el caso de la Cámara de Diputados los varones tienen menos experiencia partidaria que ellas pero los hombres tienen más experiencia en el legislativo, lo cual en opinión de la académica es lógico ya que los hombres son los que, principalmente, llegaban a estos órganos de representación política.

 

“Se confirma que mientras las mujeres tienen que demostrar trabajo en sus partidos, a los varones no se les exige tanta experiencia para ser candidatos, lo anterior deja ver la desconfianza que aún existe en las mujeres para ocupar estos cargos, lo cual es parte de la cultura patriarcal”, destaca Aidé Hernández.

 

Aunque solo 90 mujeres de 212 que fueron electas en 2015 tenían experiencia legislativa, las mujeres que se incorporaron al Congreso debido a la cuota 50-50, demostraron mayor trabajo en la creación de iniciativas que los hombres. En el primer año, 79 por ciento de varones y 84.5 por ciento de las mujeres presentaron iniciativas.

 

Sin embargo, la investigadora señaló que uno de los problemas es que las mujeres aún tienen más de desconocimiento, en general, de los procesos legislativos y sigue presente una cultura patriarcal de tipo machista que favorece a los varones en las redes y en el cabildeo, tanto para lograr la presidencia de la mayoría de las comisiones como en la aprobación de sus iniciativas.

 

La académica encontró que en el primer año de la Legislatura, los hombres acumularon mil 14 iniciativas, de estas sólo 8.5 por ciento fueron aprobadas, por el otro lado las mujeres lograron presentar 891 iniciativas pero de estas sólo se aprobaron 5.7 por ciento.

 

Es por ello que Hernández García destacó que la paridad llevó a que, contrario a lo que se cree,  al legislativo llegarán mujeres con experiencia y preparación académica, el reto, sostuvo, es que estén presentes en todas las comisiones y se siga combatiendo la cultura patriarcal para que mujeres y hombres tengan resultados parlamentarios similares.

 

17/AGM/








Subscribe to RSS - mujeres en la Cámara de Diputados; LXIII Legislatura