Humanas contra la Violencia

NACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   Fue denunciada por un profesor acusado de acoso sexual
Eximen a defensora Circe López del delito de ataque al honor
Imagen retomada del portal ladobe.com.mx
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 20/03/2018

Después de ser acusada de “ataques al honor” por informar que un profesor de la Facultad de Psicología de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo era acusado de acoso sexual, la defensora de Derechos Humanos, Lucero Circe López Riofrío, ganó una apelación por lo que no enfrentará un juicio por esta denuncia. 

El pasado 14 de marzo la Séptima Sala Penal del Supremo Tribunal de Justicia del Michoacán revocó el auto de vinculación a proceso contra la defensora, quien fue acusada por un profesor universitario que se dijo perjudicado luego de que López Riofrío informara ante instituciones públicas que el sujeto estaba siendo acusado de acoso sexual. 

La imputación contra la defensora surgió durante el proceso de solicitud de declaratoria de Alerta de Violencia de Género (AVG) que en 2014 presentó a través de la organización “Humanas Contra la Violencia”. Con esta petición se creó un grupo de trabajo para sustentar si había o no elementos para emitir la declaratoria.

El profesor, acusado de acoso sexual, fue incluido en este grupo como experto para investigar la violencia de género. Cuando se hicieron públicos los nombres de los investigadores Circe López recibió dos correos electrónicos donde dos mujeres expusieron que el profesor las acosó sexualmente.

En un caso, una estudiante afirmó que lo denunció ante la Universidad pero la casa de estudios nunca informó cuál fue la resolución.

López Riofrío consideró natural llevar el asunto ante el grupo de trabajo. En una reunión el 22 de enero de 2015 la defensora presentó una carta firmada por organizaciones y feministas que exigieron la destitución del profesor del grupo de expertos. Como resultado en diciembre de ese año ella fue denunciada por dañar la imagen del académico.

El profesor, que además labora en una institución pública atendiendo en el área de atención a la violencia intrafamiliar, acusó a la defensora de perjudicar su honra con lo que lo afectó económicamente, por lo que exigió una indemnización de un millón de pesos. Sn embargo, el señalamiento se hizo en una reunión  con personas que analizaban la AVG.

Además López Riofrío solo tuvo intención de informar que se pretendía incluir en el grupo de trabajo a una persona que en ese momento tenía denuncias de acoso sexual sin saber si había sido encontrada inocente o culpable.

El 8 de febrero de este año, el juez Ariel Montoya Romero, vinculó a un proceso penal a López Riofrío, directora de la organización “Humanas contra la Violencia”, por el delito contra el honor, el cual se castiga con penas de tres a cinco años de prisión y una multa de cien a trescientos días de salario mínimo general vigente, así como la reparación del daño.

Las acusaciones legales son una práctica que restringe el activismo, según el Registro mesoamericano de agresiones a mujeres defensoras de Derechos Humanos. En México, entre 2012 y 2014, las defensoras más agredidas fueron las que defienden el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia. Asimismo es una práctica para inhibir la libertad de expresión.

Luego de ser vinculada a proceso, la defensora apeló la decisión del juez y el pasado 14 de marzo los magistrados de la Séptima Sala Penal del Supremo Tribunal de Justicia de Michoacán determinaron que el comentario que hizo la activista ante autoridades que trabajaban sobre la AVG era de interés para las personas involucradas, por lo que no es sancionable penalmente.

Los magistrados también consideraron que el señalamiento no fue una denuncia pública sino que informó al Grupo de Trabajo sobre la solicitud que hizo por escrito para pedir la destitución del académico.

Además el “experto en violencia de género” que haría tareas de interés general estaba presente durante la reunión por lo que tenía derecho de réplica.

En este caso, explicó en entrevista López Riofrío, no se puede limitar la libertad de expresión de las defensoras de Derechos Humanos porque el derecho penal no se puede usar para acallar la verdad en asuntos de carácter público como la violencia sexual pero además, dijo, aún falta que las mujeres que aseguraron ser víctimas de acoso sexual reciban justicia.

18/AGM/LGL








ESTADOS
Acceso a la justicia para las mujeres
   Denunció a supuesto acosador sexual y ahora la acusan a ella
Defensora enfrenta proceso por “delito contra el honor”
Imagen de la Asamblea Feminista de la FFyL de la UNAM
Por: Sonia Gerth
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 10/02/2018

La activista Lucero Circe López Riofrío, directora de la organización Humanas contra la Violencia A.C. y promotora de la declaratoria de Alerta de Violencia de Género en Michoacán fue vinculada ayer a un proceso penal por “delito contra el honor”.

Un juez de oralidad en Morelia, Ariel Montoya Romero, ordenó que se abriera el proceso por la acusación presentada ante la Procuraduría General de la Justicia del Estado por un profesor de la Facultad de Psicología de la Universidad Michoacana, cuyo nombre no es público ante los medios de comunicación.

El hombre la acusó porque la defensora de Derechos Humanos lo señaló como presunto acosador sexual.

El caso se remonta a la solicitud de declaratoria de Alerta de Violencia de Género que Humanas Contra la Violencia presentó ante la Secretaría de Gobernación en 2014. Con esta petición se creó un grupo de trabajo para sustentar si había o no elementos para emitir la declaratoria. El profesor fue incluido en este grupo. Estos son los nombres de los integrantes del grupo.

En entrevista con Cimacnoticias Circe López narró que vía correo electrónico le llegaron dos denuncias de acoso sexual donde se acusaba como presunto responsable al profesor. En un caso, una universitaria afirmó que lo denunció ante la universidad por acoso sexual pero la casa de estudios nunca informó cuál fue la resolución. En otro correo, de una mujer que pidió el anonimato, se delató un segundo caso de presunto acoso sexual.

López consideró natural llevar el asunto ante el grupo de trabajo y demandar que el profesor fuera sustituido. La defensora presentó una carta firmada por organizaciones y feministas; sin embargo, sólo ella es acusada de la presunta difamación. Es aquí donde la Procuraduría y el juez vieron indicios para un delito contra el honor, que contrario a otros estados, todavía forma parte del derecho penal en Michoacán.

La Fiscalía sigue los argumentos del profesor, que la activista debió  acompañar a presentar la denuncia con la presunta víctima ante las instancias correspondientes y no exponerlo públicamente durante la referida reunión.

La defensa de la activista argumenta que López Riofrío no tenía intención de dañar su honor, sino de informar que se pretendía incluir en el grupo de trabajo a una persona que en ese momento tenía denuncias de acoso sexual sin saber si había sido encontrada inocente o culpable. No obstante estas denuncias no se habían llevado ante instancias penales, “y ahora, las afectadas van a tener mucho más miedo de hacerlo, viendo lo que me está pasando a mí”, dijo López.

En su opinión, el hecho de que el juez abriera este proceso es un mensaje a las defensoras de Derechos Humanos que pueden ser criminalizadas. “Cualquier mujer que sea defensora y venga a Michoacán puede incurrir en el ‘delito’ de ataque al honor. Esto es un retroceso para la libertad de expresión.”

Por otra parte, preocuparía la manera en que se utiliza esta ley, cuando justo la omisión de una lectura a favor de las mujeres era una de las razones por las que se pidió la Alerta de Género.

La Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas (CEEAV) pidió ante el juez que se reforzaran las medidas cautelares hacia ella, para proteger al profesor en su calidad de víctima.

López tiene que presentarse en audiencia para presentar su defensa a inicios de Abril.

18/SG








Subscribe to RSS - Humanas contra la Violencia