Descontentas las ONG al finalizar la FfD

    Vislumbran retrocesos en las condiciones de la población femenina
Descontentas las ONG al finalizar la FfD
Por: Sonia del Valle
cimac | Monterrey.- 22/03/2002

Cuando los Jefes de Estado y de Gobierno firmen esta tarde el Consenso de Monterrey, las organizaciones civiles de todo el mundo, levantarán su voz nuevamente para expresar su disenso, sobre todo porque no fueron recogidas sus demandas sobre derechos humanos, desarrollo sustentable y equidad.

Rosa Guillén, integrante de la Red Latinoamericana Mujeres Transformando la Economía dio ejemplo de ello al explicar que el Consenso de Monterrey desconoce los derechos económicos de la población femenina previamente reconocidos por Naciones Unidas. Esa fue una de las conclusiones de las mesas redondas en las que participó la sociedad civil.

Además de que no se reconocen los derechos de las mujeres, se crean obstáculos para su ejercicio, como son el incremento de las responsabilidades sociales que van dejando los Estados a las organizaciones, el incremento de trabajo voluntario de la población femenina en las políticas sociales y la exigencia de solidaridad para atender la pobreza, destacó en entrevista con cimacnoticias.

Las organizaciones civiles discutieron hasta altas horas de ayer su declaración final, que presentarán al cierre de la Asamblea General de Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo (FfD), que ayer se convirtió en Cumbre por la presencia de más de cinco decenas de mandatarios.

Algunas de las propuestas, --abundó Guillén tras haber participado en la mesa redonda donde un grupo ministerial discutió la coherencia de los sistemas financieros, comerciales y monetarios para el desarrollo--, exigen un mayor control de los organismos multilaterales, especialmente a raíz de la reciente crisis económica en Argentina.

Una de las principales propuestas tanto de las organizaciones civiles, como de algunos países en desarrollo aglutinados en el Grupo de los 77, son las relativas a los impuestos a los capitales volátiles, sobre los cuales Chile presentó aquí una exitosa política. Con base en ello, Rosa Guillén recomendó continuar con este tipo de discusiones mundiales a fin de convenir una propuesta.

Guillén recalcó que las organizaciones civiles también pusieron sobre la mesa de la discusión las incoherencias que existen entre las exigencias por parte de los países desarrollados para que cada nación se haga cargo de su propio desarrollo y la inconsistencia que tienen las condiciones propuestas por los organismos financieros internacionales para el caso de la deuda, los créditos y las políticas de ajuste estructural.

Sobre el desarrollo de las mesas redondas durante la FfD, Guillén dijo que en algunos casos se plantearon diferencias en las relatorías y se presentaron algunos obstáculos para la participación de la sociedad civil.

Asimismo dijo, que no hasta el momento no se recogieron las propuestas planteadas en el sentido de exigir impuestos globales, la responsabilidad de los bienes públicos mundiales como el agua, el clima, la biodiversidad y considerar a la población como el eje del desarrollo para la sostenibilidad del planeta.







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente