Mejores mujeres para los pobres, propone el millonario Carlos Slim

    Invertir contra la pobreza es la mejor operación financiera
Mejores mujeres para los pobres, propone el millonario Carlos Slim
Por: Rafael Maya
cimac | Monterrey.- 25/03/2002

A Carlos Slim Helú, el empresario más rico de México y América Latina lo traicionó el inconsciente: "Es indispensable incorporar a la población marginada a la modernidad, a la economía, que tenga trabajo, ingreso y sobre todo educación, para que tenga mejores mujeres."

Así lo declaró durante una breve visita a la sala de prensa de la Conferencia Internacional sobre Financiación para el Desarrollo (FfD, por sus siglas en inglés), que hoy concluyó en esta ciudad.

Tras las carcajadas de los periodistas acreditados para la cumbre de Naciones Unidas, el sonrojado dueño de Teléfonos de México trastabilló y corrigió: "Digo, perdón, los pobres tendrán mejores ingresos, bueno es que hablo de hombres y mujeres".

Al recuperar el control de la situación y abordar el tema de la FfD, Slim Helú advirtió que las personas pobres no funcionan en el sistema de libre mercado, así que si los países ricos aportan recursos a las naciones en desarrollo no significa que las estén ayudando, sino que invierten para beneficiarse de ellas.

El presidente del grupo Carso, cuya fortuna según la revista Forbes asciende a 10.8 mil millones de dólares, ocupa el lugar número uno en América Latina, y el 25 a nivel mundial en la lista de los empresarios más ricos del mundo.

"La mejor operación financiera que pueden hacer la sociedad y los países más ricos, es invertir para combatir la pobreza porque de ese modo logran que las personas que no tienen capacidad de comprar nada, puedan consumir más productos y servicios."

No se trata de una ayuda a los países en desarrollo, más bien es una inversión de los países ricos porque estos se favorecen al generar empleos y fortalecer el ingreso de la población rezagada, y así reactivar su capacidad de compra en beneficio de sus mercados, explicó.

Esa inversión de las naciones industrializadas se les revierte porque como tienen economías muy desarrolladas, "su población tiene suficiente ingreso y ya no consumen tanto. Así que cuando mejora el poder adquisitivo de esos miles de millones de pobres sin capacidad de compra, los países desarrollados se benefician al vender más de sus productos".

Al cuestionársele sobre si el modelo económico de libre mercado --muy criticado por organizaciones no gubernamentales durante la cumbre de Naciones Unidas-- es el idóneo para conseguir la erradicación de la pobreza, Slim Helú contestó:

"En un sentido estricto no existe país alguno con un mercado totalmente libre. Cada país pone sus reglas, por ejemplo Estados Unidos protege su azúcar, acero y productos agrícolas. Por eso es importante que cada vez más los mercados se desarrollen en economías más abiertas, y así haya mayor intercambio de productos a nivel mundial."

Aseguró que en México hace falta mayor inversión en actividades de la economía interna que no reclaman muchos insumos importados, como son los sectores de vivienda, agropecuario y de infraestructura.

Carlos Slim, también accionista de Grupo Televisa, alabó los esfuerzos de Naciones Unidas "para resolver los grandes problemas económicos del mundo".

Sostuvo que para lograr la erradicación de la pobreza, los empresarios "jugamos un papel muy importante al invertir y fomentar la creación de nuevos empleos".







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente