Panorama sombrío para las colimenses en SSyR

   CAMPAÑA PERIODISTAS DE MESOAMÉRICA A FAVOR DE LOS DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS
   Reforma antiaborto, pobreza e ineficacia oficial violan derechos
Panorama sombrío para las colimenses en SSyR
Por: Glenda Libier Madrigal, corresponsal
CIMAC/MUPAC | Colima.- 11/11/2011

La reforma al artículo primero de la Constitución estatal que "garantiza la vida desde la concepción", aunado a la ineficacia en los programas de salud reproductiva y los altos niveles de pobreza en la entidad, derivaría en un aumento de embarazos no deseados sobre todo entre mujeres pobres y las adolescentes.

Catalina Suárez Dávila, integrante del Centro Universitario de Investigaciones Sociales (CUIS) de la Universidad de Colima, criticó los severos atrasos en materia de salud reproductiva para las mujeres colimenses, toda vez que la Secretaría de Salud y Bienestar Social (SSyBS) del estado "no ha logrado las estrategias correctas para llegar a las mujeres de zonas marginadas y a las adolescentes".

Calificó de preocupante que la entidad se ubique entre los primeros lugares nacionales de adolescentes embarazadas, y que según el último censo del INEGI el 25 por ciento de los hogares colimenses estén encabezados por una mujer.

Lo anterior, agregó Suárez Dávila, debería motivar a los diputados locales a emprender reformas legales que garanticen los derechos de las mujeres en materia sexual y reproductiva, y al gobierno estatal para generar programas que promuevan los servicios preventivos y correctivos en ese rubro.

ACCIONES

En 2010, la SSyBS registró 7 mil 309 embarazos, de los cuales 2 mil 49 eran adolescentes, lo que significa que el 30 por ciento de esas gestaciones se dieron en mujeres de entre 10 y 19 años.

El secretario de la Juventud, Roberto Ramírez, anunció que la dependencia a su cargo implementó desde 2010 el programa "Conoce tu sexualidad", para que las y los jóvenes conozcan los métodos anticonceptivos, las consecuencias de tener relaciones sexuales sin protección y crear conciencia al respecto.

A través de ese programa y a decir del funcionario estatal, se visitan barrios, colonias y escuelas en coordinación con la Secretaría de Educación local.

La SSyBS dijo que en las 119 unidades de salud y en los cuatro hospitales de la entidad hay programas específicos de orientación e información sobre salud sexual y reproductiva, así como métodos de control natal disponibles para todas las colimenses que acudan a solicitar el servicio.

"NO ES SUFICIENTE"

Sin embargo, Catalina Suárez reiteró que "las autoridades de Salud y de Educación deben reconocer que las y los adolescentes ejercen su sexualidad, y como autoridades deben enfocarse y coordinarse en atacar el problema, que es parte de su responsabilidad".

Consideró que para bajar los niveles de embarazos en adolescentes, la Secretaría de Educación debería de proveer a las escuelas secundarias de pastillas del día siguiente (PAE), y procurar la información sobre su uso entre las estudiantes.

Además, añadió, debe capacitar a los maestros, psicólogos, coordinadores y todos los que tengan que ver con la educación dentro de los planteles, para que sepan orientar al alumnado en salud sexual y reproductiva.

Suárez cuestionó el "aparente" avance legal luego de que recientemente se reformó el Código Penal estatal para garantizar cuatro causales de aborto, ya que –aclaró– en esas modificaciones existe un apartado que permite la objeción de conciencia a los médicos del sector salud, con lo que se corre el riesgo de que no se dé la atención en el momento preciso a la demandante del servicio.

La también catedrática de la Universidad de Colima acusó que en el estado "hay una tendencia para tratar de invisibilizar a las mujeres para que no participemos en las decisiones públicas que tienen que ver con nosotras".

Además lamentó que no se tome en cuenta la reforma al artículo primero de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, para garantizar los Derechos Humanos, que por supuesto incluyen a las mujeres y tienen que ver con la aceptación de compromisos del Estado mexicano con tratados internacionales en materia de igualdad.

11/GLM/RMB/LGL