En auge, trata de niñas en la Riviera Maya: CIAM

   Anuncian marcha contra explotación sexual de menores
En auge, trata de niñas en la Riviera Maya: CIAM
Por: Andrea Franco, corresponsal
CIMAC | Cancún.- 09/11/2011

Al amparo de narcotraficantes, policías y dueños de bares, la explotación sexual infantil y la trata de menores de edad van en ascenso en esta zona turística y playas aledañas en el estado de Quintana Roo (QR), denunció el Centro Integral de Atención a la Mujer (CIAM).

La presidenta del CIAM-Cancún, Lydia Cacho Ribeiro, informó que su organización ha documentado 17 casos de menores de edad, que fueron víctimas de una red de tratantes de personas en la Riviera Maya.

Explicó que esas niñas y niños vivían originalmente en situación de calle y fueron captadas por tratantes que las "engancharon" en el turismo sexual, y las ofrecieron principalmente a turistas canadienses, italianos y estadounidenses.

Cacho precisó que el CIAM –organización que da asesoría psicológica, emocional, jurídica y alberga a mujeres víctimas de violencia– supo de los 17 casos como parte de la campaña "Yo no estoy en venta", iniciada en mayo pasado para prevenir y combatir el delito de trata entre adolescentes y jóvenes.

La también periodista adelantó que se realizará una marcha el próximo sábado en la zona turística de esta localidad, para advertirle a los turistas y a la industria que "Cancún es un paraíso, pero no para el turismo sexual y que la niñez en Quintana Roo no está en venta".

Lydia Cacho brindó datos sobre el perfil de los tratantes de personas que operan en Cancún y Playa del Carmen –municipios de Benito Juárez y Solidaridad, respectivamente–, donde estas mafias que explotan comercialmente a menores de edad son protegidas por cárteles de la droga como Los Zetas y Los Pelones.

La activista precisó que las víctimas oscilan entre los 13 y 16 años de edad, y que provienen de diferentes estados de la República Mexicana. Asimismo, apuntó, su común denominador es que la violencia doméstica que sufrieron en el hogar las hizo huir y encontrar refugio en las calles.

"ENGANCHE" Y CONSUMO

Cacho agregó que al vivir en las calles, las y los niños son presa fácil de "valedores" –como identifican a los tratantes–, quienes en principio les ofrecen protección y comida, luego drogas, y tras establecer un vínculo emocional las obligan a sostener relaciones sexuales, un fenómeno conocido como "sexo recompensado".

Posteriormente estos "valedores" las explotan sexualmente o las entregan a tratantes profesionales.

En estos casos, las 17 víctimas de trata fueron adentradas al turismo sexual en el que los consumidores provienen en su mayoría de Canadá, Italia y Estados Unidos.

"Esta modalidad de víctimas de trata, que se encuentran en situación de calle, está cobrando importancia en Cancún y la Riviera Maya. Hemos sabido por testimonios de las propias víctimas que mantienen relaciones sexuales con policías, comerciantes, taxistas y chavos de la calle, a cambio de comida, protección, favores o drogas, y no exclusivamente por dinero", señaló Cacho.

Los "valedores" operan principalmente en la Quinta Avenida, localizada en Playa del Carmen, y en playas aledañas a la zona. En Cancún, delinquen en el Parque de las Palapas y en los bares de la avenida López Portillo.

El CIAM dividió en tres tipos a las víctimas de trata detectadas en QR. Unas son menores de edad y adolescentes que viven con sus familias y son explotadas por amigos de la escuela y propietarios de bares entre personas de niveles socioeconómicos altos.

Otras víctimas son reportadas como desaparecidas o que huyeron de sus casas y terminan dentro de una red local o internacional de trata. También hay menores de edad traídas al estado por tratantes que manejan las rutas de tráfico de migrantes indocumentados provenientes de Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Paraguay.


11/AF/RMB/LGL