Cejil cumple 20 años en medio de crisis humanitaria

   Autoritarismos en América agravan violaciones a DH
Cejil cumple 20 años en medio de crisis humanitaria
Por: Anayeli García Martínez
CIMAC | México, DF.- 01/11/2011

Ante el debilitamiento de las democracias en América Latina y el recrudecimiento de las violaciones a los Derechos Humanos (DH) por parte de las autoridades, las y los defensores de las garantías humanitarias deben redoblar esfuerzos para dar voz a las víctimas, y fortalecer el sistema interamericano de protección a los derechos fundamentales.

Así, con esa convicción, la directora del Programa para Centroamérica y México del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil), Alejandra Nuño, alerta sobre las tentaciones autoritarias de los poderes ejecutivos de la región que se entrometen en las resoluciones judiciales y limitan la vigencia de los DH.

Este 3 de noviembre Cejil cumple 20 años de litigar ante el sistema interamericano casos emblemáticos de violaciones a los DH ocurridos en los países del continente. En entrevista con Cimacnoticias, Nuño expone los retos de su organización para evitar el debilitamiento de los Estados democráticos y proteger los derechos de las mujeres.

CRISIS DEMOCRÁTICA

La abogada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) advierte que en 10 años México se convirtió –sólo después de Colombia– en el segundo país en todo el continente con más peticiones de admisibilidad por casos de violaciones a los DH ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Considera que esa situación evidencia que el actuar del Estado mexicano no es eficaz para proteger las garantías humanitarias de la población.

"Por esa ineficacia, por esa desprotección, la gente tiene que acudir a instancias internacionales para ser protegida. Creo que el cumplimiento de las sentencias va a garantizar que se prevengan futuras violaciones a DH, pero desafortunadamente vemos un contexto muy complicado", apunta Nuño.

Cejil –junto con otras organizaciones defensoras de los DH– logró que el año pasado la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) dictara tres sentencias condenatorias contra México: dos por la violación sexual de las indígenas tlapanecas Inés Fernández y Valentina Rosendo, y otra por la tortura y detención arbitraria de los campesinos ecologistas Teodoro Cabrera y Rodolfo Montiel.

–¿Qué opinas de la actual situación de los DH en los países del continente?
–Hay un debilitamiento de los Estados democráticos. Hay instituciones muy débiles y frágiles en algunos países. Hay instituciones como en Guatemala que están muy cooptadas, que no tiene presupuesto, y hay otras que por una parte resienten la fragilidad institucional, y por otra la violación al principio de separación de poderes.

"Vemos como el Ejecutivo se inmiscuye en el actuar del Poder Judicial; es una preocupación importante en muchos de nuestros países. En El Salvador recientemente hubo una reforma para amarrar las manos de la Corte Suprema para que todas las resoluciones las emitiera por unanimidad".

La también maestra en Derecho Internacional de los DH por la Universidad de Essex, en el Reino Unido, pone como ejemplo que en Panamá y Nicaragua los presidentes Ricardo Matinelli y Daniel Ortega, respectivamente, han interferido en resoluciones de los poderes judiciales de sus países.

"Las violaciones en la separación de poderes empiezan a poner focos rojos por lo que se entiende como Estado democrático de Derecho", destaca Alejandra Nuño.

Agrega que tras el golpe de Estado en Honduras, hace dos años, existe el riesgo de otras asonadas en El Salvador, Guatemala y Panamá. Esta situación "nos llama a la alerta para ver cómo fortalecemos nuestros Estados democráticos, incluyendo a la sociedad, y tener Estados más fuertes que respondan a los retos mas importantes de la población", resalta.

DEFENSA DE LAS MUJERES

Cejil fue fundado en Caracas, Venezuela, en 1991 por un grupo de destacadas defensoras y defensores de los DH, quienes se plantearon el objetivo de hacer realidad los preceptos de la Convención Americana (o Pacto de San José) y otros tratados internacionales, a través del uso y fortalecimiento de mecanismos como la CoIDH y la CIDH.

Nuño, quien también fue visitadora de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, destaca que muchos de los casos que Cejil litiga ante la CoIDH son para defender a las mujeres.

Recuerda que junto con el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem), Cejil litigó en 1998 el caso de violencia doméstica contra María de la Penha, en Brasil, con el que por primera vez la CoIDH aplicó la Convención de Belem Do Pará para sancionar la violencia de género.

Tras ese fallo, en el país sudamericano se promulgó la Ley María de la Penha, la cual estipuló la creación de juzgados para castigar la violencia doméstica e intrafamiliar contra las mujeres.

Entre otros casos de mujeres litigados por Cejil, se encuentran el de las hermanas González Pérez (tres indígenas tzeltales detenidas, violadas y torturadas por militares en 1994), y el de Raquel Martín de Mejía, violada por presuntos militares en Perú en 1989. "Hay una línea de género muy importante en el litigio de Cejil", observa la activista.

DERECHOS PENDIENTES

Cejil cuenta con cuatro oficinas en el continente americano: San José de Costa Rica; Washington, Estados Unidos; Río de Janeiro, Brasil, y Buenos Aires, Argentina.

–Tras 20 años de litigio ¿cuáles son los retos de Cejil?
–Los retos no sólo tienen que ver con casos de deuda histórica que hemos litigado, de conflictos o de dictaduras; también tienen que ver con graves quebrantos a la democracia como lo que ocurrió en Honduras, y lo que está pasando en varios de nuestros países, en Centroamérica y México, en particular".

Alejandra Nuño explica que las violaciones a los DH ahora también tienen que ver con actores no estatales como los narcotraficantes, los empresarios o los "poderes fácticos".

"El reto es seguir siendo una institución comprometida con las organizaciones, las víctimas de violaciones a los DH y sus familiares", afirma.

La defensora asegura que a lo largo de 20 años Cejil ha contribuido al fortalecimiento de las democracias, en particular del Estado de Derecho.

–¿Qué otros DH se deben fortalecer en los países de América?
–Los derechos colectivos. Hay una deuda importantísima en relación con los derechos económicos, sociales y culturales.

"Desde hace mucho Cejil ha tratado de presentar (ante el sistema interamericano) casos que tienen que ver con violaciones al derecho a la salud, la educación, la alimentación, la cultura, los cuales desafortunadamente no han llegado a las instancias internacionales, y que en muchas ocasiones excluyen a la mayoría de la población", indica Alejandra Nuño.

Concluye: "(En materia laboral) hay tanta flexibilidad, tanto outsourcing (subcontratación), y tanta reformas que tienden a eliminar sindicatos, derechos, prestaciones; ese tipo de derechos son los que creo que deberían llegar al sistema interamericano, y en ese sentido Cejil también tendría que ampliar mucho más el espectro con quienes trabaja y sumarse a iniciativas que al final reditúen en una mejor garantía de los DH en nuestros países".



11/AGM/RMB