Incumple Salud metas para enfrentar cáncer de mama

SALUD
   REPORTAJE
    Limitados alcances del Programa 2007-2012
Incumple Salud metas para enfrentar cáncer de mama
Por: Anayeli García Martínez
CIMAC | México, D.F.- 28/02/2011

Las políticas y estrategias del gobierno federal para la detección temprana, diagnóstico oportuno, tratamiento adecuado y evaluación del cáncer de mama (CaMa), no han disminuido al máximo la mortalidad por este padecimiento.

El Programa de acción específico 2007-2012 sobre CaMa, de la Secretaría de Salud (Ssa), planteó optimizar la infraestructura existente para realizar mastografías.

La detección oportuna es la única herramienta para combatir el CaMa, y la mastografía el único estudio clínico que detecta tumores de menos de un centímetro de diámetro.

Las acciones oficiales se enfocaron en ampliar el equipo, fortalecer los laboratorios, incrementar los recursos humanos especializados y llevar a cabo campañas de difusión masiva sobre la detección oportuna del CaMa.

De acuerdo con el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGySR), este tipo de tumores son la primera causa de muerte entre las mujeres de 25 años de edad o más. Tan sólo en 2010, 5 mil 113 mujeres perdieron la vida a causa de este padecimiento.

Begoña Zabalza, secretaria técnica de la Coalición Mexicana por la Salud Mamaria (Comesama), afirmó que hay un rezago importante en las metas sexenales.

Para lograr una incidencia real, el Programa de acción planteó tres metas específicas anuales que, en conjunto, mantendrían en el año 2012 la tasa de mortalidad por CaMa por debajo de 17.5 defunciones por cada 100 mil mujeres de 25 años de edad y más.

SIN RADIÓLOGOS Y SIN COBERTURA

La primera meta del programa de acción 2007-2012 es certificar para el 2012 a 95 por ciento de los radiólogos que interpretan estudios de imagen para detección o diagnóstico de patología mamaria. Sin embargo, la Ssa revela que hasta 2009 sólo se había cubierto el 43 por ciento.

Ante la falta de radiólogos, Mauricio Hernández Ávila, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, declaró en días recientes que la Ssa capacitará a cerca de 200 jóvenes de preparatoria para que interpreten los estudios.

El programa plantea alcanzar una cobertura de exploración clínica de mama de 35 por ciento en mujeres de 25 a 69 años de edad para el año 2012, pero hasta 2009 sólo se había cubierto el 13.8 por ciento.

La tercera meta es alcanzar una cobertura de detección de CaMa por mastografía de 21.6 por ciento en el 2012 pero sólo en mujeres de 50 a 69 años de edad. No obstante, hasta 2009 sólo se había cubierto el 7.5 por ciento de las mujeres a-sintomáticas de entre 40 y 69 años, edad establecida en la Norma Oficial Mexicana (NOM-041) para la prevención, diagnóstico, tratamiento, control y vigilancia epidemiológica del cáncer de mama.

Zabalza dijo que la falta de personal capacitado para el manejo de los mastógrafos y para la interpretación de las placas, la falta de insumos suficientes, y los horarios de atención –que en ocasiones son muy reducidos– son factores que impiden el avance de las metas.

De los 538 mastógrafos existentes en las instituciones públicas de salud, sólo el 20 por ciento son utilizados en doble turno. Todo esto provoca que la mayoría de los mastógrafos estén subutilizados y en lugar de realizar 20 a 24 placas al día, realicen en promedio cuatro.

POLÉMICA POR NOM-041

Actualmente el Comité Consultivo Nacional sobre Metrología y Normalización, que depende de la Ssa, analiza modificaciones a la NOM-041 para postergar de 40 a 50 años la detección de la enfermedad con mastografía, lo que implicará consecuencias económicas al Sistema Nacional de Salud al atender a las pacientes con un padecimiento más avanzado, aseguró Zabalza.

La activista explicó que aun cuando la normatividad obliga a que el Sistema Nacional de Salud garantice el derecho a un diagnóstico oportuno mediante la mastografía, en la práctica es difícil que se cumpla, por lo que si la edad aumenta a 50 años, advirtió, el acceso al estudio será todavía menor.

Expresó que existe una preocupación porque la mayoría de las mujeres que fueron diagnosticadas con CaMa después de los 50 años, comenzaron a desarrollar la enfermedad cuando tenían entre 40 y 49 años de edad.

El Registro Histopatológico de Neoplasias Malignas, de la Ssa, indica que en 2006 las mujeres de 40 a 49 años de edad representaron 26 por ciento de los casos de CaMa invasivo, mientras que las de 50 a 59 años ocuparon el 22 por ciento de los 13 mil 648 casos.

"AHORRO" MUY COSTOSO

El "ahorro" que el Sistema de Salud tendría al no promover y practicar mastografías en las mujeres de 40 a 49 años, "será contraproducente a largo plazo, debido a que "si no las detectan a tiempo llegan con cánceres de nivel 4, que en el Seguro Popular cuesta alrededor de 200 mil pesos anuales", aclaró Zabalza.

Óscar Cerezo, médico investigador del Instituto Nacional de Cancerología, señaló que si las mujeres de 40 a 49 años de edad no entran en la NOM-041, la tasa de morbi-mortalidad seguirá en aumento.

Sin embargo, expresó que la resolución de la norma es una "cuestión macroeconómica", pues no se trata de la atención de una mujer, sino de millones de mujeres, que están fuera del grupo que registra más decesos por CaMa, ya que cerca de 30 por ciento de estos fallecimientos son de las mayores de 50 años.

11/AGM/RMB