Deja guerra de Felipe Calderón mil víctimas menores de edad

INFANCIA
   Informe de la Redim
Deja guerra de Felipe Calderón mil víctimas menores de edad
Por: Estephanye Reyes
CIMAC/AMNDI | México, DF.- 26/01/2011

Alrededor de mil niñas, niños y adolescentes han sido asesinados entre diciembre de 2006 y octubre de 2010, como parte de la guerra de Felipe Calderón contra el crimen organizado, reportó la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim).

La organización civil presentó el informe "Infancia y conflicto armado en México", como un esfuerzo por visibilizar la condición social de las y los menores de edad ante las acciones militares contra el narcotráfico que emprendió el gobierno federal desde 2006.

La Redim documentó, con base en datos oficiales y recuentos periodísticos, 994 casos de niñas, niños y adolescentes asesinados por la ola de violencia que impera en el país, desde diciembre de 2006 hasta octubre de 2010.

La agrupación advirtió que esos casos están en la impunidad y exigió al Estado mexicano que acate las recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño, en lo referente a la protección de la infancia y adolescencia en conflictos armados.

En conferencia de prensa, Juan Martín Pérez García, director de la Red, demandó que se reforme al artículo 133 constitucional para que se obligue al Estado mexicano a respetar los tratados internacionales.

Observó que debe crearse una defensoría especial para investigar con imparcialidad e independencia los casos de violaciones a los derechos de niñas, niños y adolescentes.

El informe se presentó de manera previa a la sesión del Estado mexicano ante el Comité de los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas, a celebrarse el próximo 31 de enero.

Pérez García destacó que tras la masacre de adolescentes en una fiesta, en Villas de Salvárcar, Chihuahua, en enero de 2010, las y los adolescentes han sido víctimas de ataques directos y de venganzas entre bandas del crimen organizado.

Advirtió que aumentó la tasa de homicidios de adolescentes entre 15 y 17 años de edad: "En estados como Chihuahua, donde no hay una ley de protección para la infancia, se triplicó la tasa de homicidios en adolescentes con un incremento del 12.6 al 45.95 por ciento, de 2007 a 2008".

En su turno, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, en voz de su presidente, Luis González Placencia, indicó que este informe aborda la violencia en México desde dos expresiones: el ingreso de las y los jóvenes a edades más tempranas al Ejército y a las filas del crimen organizado. Y esto sucede "por pérdida de expectativas", afirmó.

De acuerdo con el informe, en 2009 se les ofreció a 314 jóvenes la posibilidad de cumplir su servicio militar en tres meses e integrarse al adiestramiento de erradicación de cultivos de amapola y mariguana en Michoacán. Es la primera vez que se recluta a jóvenes en tareas específicas de lucha contra el narcotráfico.

Miguel Concha Malo, director del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, afirmó que esta situación se debe a la pobreza y a que niñas, niños y adolescentes se ven "sin futuro, sin acceso a la educación y al deporte".

Expresó que la criminalización y estigmatización de la que son objeto infancia y adolescencia impiden "la investigación imparcial de los hechos".

El informe presenta el caso del llamado "niño sicario" Édgar como paradigmático, toda vez que las autoridades no presentaron información clara sobre su situación legal y permitieron que los medios de comunicación lo interrogaran antes de presentarlo al Ministerio Público.

En ese caso se transgredió "el derecho a la privacidad y el resguardo de la identidad de adolescentes en procesos penales".



11/ER/RMB/LGL