Persiste rezago para abatir muerte materna

Mortalidad Materna
   PNUD convoca a invertir más en educación e infraestructura
Persiste rezago para abatir muerte materna
Por: la Redacción
CIMAC | México, DF.- 19/01/2011

La educación, la infraestructura carretera y el uso de métodos anticonceptivos son factores que reducen la Razón de Mortalidad Materna (RMM), informó el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en su estudio "Las mujeres y el presupuesto público en México".

En su investigación, el PNUD señaló que la RMM disminuye 25 por ciento cuando la escolaridad promedio de las mujeres crece en un año, 1.9 por ciento cuando se usan métodos anticonceptivos, y con una mayor proporción de caminos y carreteras, la RMM decrece en 0.74 por ciento.

Así, por ejemplo, cuando la escolaridad promedio de las mujeres se mueve de 4.85 años (su valor mínimo, reportado en Chiapas en 2000) a 9.73 años (su valor máximo reportado en el Distrito Federal en 2004), la RMM disminuye alrededor de 120 por ciento.

De acuerdo con el estudio, si una entidad federativa pasara de 0 por ciento a 99.86 por ciento en construcción de caminos y carreteras, la RMM disminuiría casi 70 por ciento.

Según estimaciones del PNUD, si Baja California Sur, estado que en 2003 reportó el porcentaje más bajo de mujeres que usan algún tipo de anticonceptivo, con 5.3 por ciento, aumentara a 48.6 por ciento el uso de anticonceptivos –como lo hizo Colima en 2002– la RMM disminuiría en poco más del 70 por ciento.

Ante estas cifras, el organismo de Naciones Unidas explicó que las condiciones socioeconómicas que predominan en los municipios son diversas, y analizarlas con mayor profundidad puede mostrar un mejor panorama de las principales causas de las muertes maternas, y por tanto opciones más claras de políticas públicas que se pueden implementar.

El PNUD concluyó en la investigación que es fundamental repensar la estrategia de combate a la mortalidad materna, por lo cual se debería invertir en el mejoramiento de la escolaridad femenina y el uso de métodos anticonceptivos. Además de ello, propone focalizar recursos para proveer servicios de atención médica de emergencia adecuados en los municipios con altos niveles de muertes maternas.

Cabe señalar que desde 2002 México cuenta con el programa Arranque Parejo en la Vida, el cual tiene como objetivo atacar la mortalidad materna, perinatal y neonatal, así como la inequidad en el desarrollo de niñas y niños recién nacidos. Además también cuenta con las Caravanas de la Salud y desde 2008 con la estrategia "Embarazo Saludable", entre otras.

Sin embargo el PNUD advirtió que hasta 2007, las ocho entidades federativas con más muertes por cada 100 mil nacidos vivos fueron: Oaxaca (102), Guerrero (98), Baja California Sur (83), Chiapas (82), Veracruz (76), Chihuahua (75), Distrito Federal (68) e Hidalgo (66), lo que demuestra que la mortalidad materna no se ha podido reducir en la magnitud necesaria.

Sumado a esto, el organismo internacional consideró que la pobreza y la condición indígena son factores que constituyen un fuerte obstáculo para disminuir las muertes maternas, ya que las mujeres, al no tener acceso a recursos médicos adecuados y oportunos en sus lugares de residencia, tienden a trasladarse a otros municipios para su atención.


11/AGM/RMB/LGL