Mantiene México rezagos en promoción de la igualdad: ONU

POBLACIÓN Y DESARROLLO
   A unos meses de la revisión de los avances de los ODM
Mantiene México rezagos en promoción de la igualdad: ONU
Por: Anayeli García Martínez
CIMAC | México, D.F..- 02/06/2010

México no ha logrado que la equidad de género sea una realidad, debido a que registra pocos avances en la promoción de la igualdad de género y la autonomía de la mujer, uno de los 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que serán revisados en septiembre próximo.

En ese mes la Organización de Naciones Unidas (ONU) llevará a cabo una reunión plenaria de alto nivel para examinar el cumplimiento de los ODM, asimismo los países miembros deberán presentar sus informes respectivos para comunicar sus avances, a fin de cumplir con el plazo que vence en 2015.

Como parte del seguimiento orientado al futuro para promover los ODM, en febrero de este año, el organismo internacional presentó el documento "Seguimiento de los resultados de la Cumbre del Milenio" donde si bien, no desagrega datos por país, hace un exhorto para adoptar un nuevo pacto y cumplir con las metas que plantean los ODM.

Esta recomendación la hace la ONU luego de reconocer que varios países, entre ellos México, registran pocos avances en el cumplimiento de algunos de los ODM.

Situación que se refleja en el informe "Objetivos de Desarrollo del Milenio: Una mirada desde América Latina y el Caribe", que distintos organismos de Naciones Unidas elaboraron en 2005 -año en que se revisaron- en donde se menciona que a pesar de que existían resultados satisfactorios, los obstáculos, las carencias y los desafíos aún eran importantes.

Datos de este informe indican que a comienzos de la actual década México mantenía rezagos en el Objetivo número 3 sobre la "promoción de la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer".

El documento revela que el país muestra una importante división de género en el trabajo, ya que de acuerdo con el estudio, se observa que las mujeres se dedican en mayor tiempo, y en más proporciones, a las actividades domésticas.

Es decir, las mujeres están a cargo de las compras, la cocina, el cuidado de personas con discapacidad, limpieza y cuidado de ropa, cuidado de niños, preparación de alimentos y limpieza de la vivienda, mientras que los hombres aparecen principalmente en actividades como el pago de trámites, reparaciones y cuidado de enfermos.

SESGO LABORAL PARA MUJERES

Mientras que el análisis del mercado laboral se ve obstaculizado por el sesgo que se produce al asociar la noción de trabajo con trabajo remunerado, lo que excluye de su consideración a una gran cantidad de mujeres dedicadas al trabajo doméstico no remunerado y en cuya realización radica su exclusión del mercado laboral.

Dicho de otro modo, las mujeres consideradas inactivas están trabajando sin reconocimiento ni remuneración en el ámbito doméstico, lo cual significa que hay una ausencia de los hombres en las actividades domésticas no remuneradas como actividad principal.

Por otra parte, el informe destaca que el aumento de mujeres en la representación parlamentaria, en la región de América Latina y el Caribe, está vinculado a la adopción de medidas positivas combinadas con sistemas electorales proporcionales.

En este sentido considera un avance las llamadas "leyes de cuotas", con las cuales se rigen algunos países como México, Argentina y Costa Rica, Bolivia, Ecuador, Perú y República Dominicana.

Sin embargo, también hace énfasis en que para que las cuotas tengan el efecto esperado, es necesario adecuar el sistema electoral, reglamentar las cuotas y contar con un organismo electoral que vele activamente por su cumplimiento.

Estas tres condiciones se han dado, entre otros países, en Argentina, Costa Rica y México, en los que se observa un notable incremento de la participación de las mujeres.

RETO, ERRADICAR LA VIOLENCIA

En este mismo objetivo, el documento menciona que la violencia en sus diversas modalidades afecta al 48 por ciento de las mujeres mexicanas que viven en pareja y está mucho más extendida en el medio urbano, con un 48 por ciento, que en el rural, con un 40.9 por ciento.

Además da a conocer que las formas más extremas de la violencia, como el maltrato físico y la violencia sexual, se practican en mayor proporción en el medio rural. En lo que hace a la violencia sexual, la que sufren las mujeres que viven en el medio rural es casi 2 por ciento más alta.

Sin embargo, admite que en estos registros siempre puede estar presente una subvaloración del problema, ya que muchas mujeres prefieren guardar en secreto las situaciones violentas que viven.

La violencia económica afecta hasta 7 por ciento más a las mujeres del medio urbano, lo mismo que la violencia emocional o psicológica, que padecen 3.9 mujeres de cada diez en el medio urbano y 3.4 de cada diez en el medio rural.

La violencia doméstica, no solo es fuente de innumerables problemas de salud para las mujeres y sus hijos, sino también la más triste expresión de una profunda desigualdad de género.

Además, que se incrementó la violencia emocional contra las mujeres de15 años y más, unidas con su pareja, pues en 2003 el porcentaje de víctimas era de 35.4 por ciento y en 2006 paso a 44.7 por ciento.


10/AGM/LR/LGL