Pide justicia mujer indígena sobreviviente de violación sexual

Acceso a la justicia para las mujeres
   Ante el Tribunal de Conciencia contra violencia sexual
Pide justicia mujer indígena sobreviviente de violación sexual
Por: la Redacción
Cerigua/CIMAC | Guatemala.- 05/03/2010

"Sólo pido justicia al Estado", dijo una mujer indígena maya, quien presentó su testimonio sobre la violación sexual que sufrió, ante el Tribunal de Conciencia que busca promover un debate nacional acerca de este delito durante la guerra interna.

El Tribunal de Conciencia contra la Violencia Sexual hacia las Mujeres durante el Conflicto Armado, que inició aquí ayer, es una acción política donde las víctimas de este delito rompen el silencio para contar su historia sobre la violencia política, expresada como violencia de género, que fue empleada de manera masiva y sistemática por el ejército guatemalteco.

La sobreviviente, proviene de una comunidad indígena del departamento de Huehuetenango, relató cómo su vida al lado de su esposo cambió, cuando un día una mujer llegó a su casa y le pidió tortillas y algo de beber; "por miedo se lo di y en un rato ella regresó con unos hombres del ejército quienes me pegaron, me tiraron al suelo y me violaron", agregó.

"Yo grité pero nadie me escuchó; estaba sola con mi hijo que tenía un mes de nacido porque mi esposo estaba trabajando; cuando regresó no le pude decir nada porque los soldados amenazaron con matar a toda mi familia, aguanté el dolor que tenía en el corazón sin poder contar nada a nadie", dijo la sobreviviente.

La víctima fue culpada por la violación que sufrió; en mi comunidad me decían "ahí va la mujer de los soldados", recordó.

Pese a todo el sufrimiento ocasionado por la dura experiencia, las sobrevivientes manifestaron que adquirieron valor para contar sus historias porque hay muchas mujeres que no pueden estar ahí para relatarlas; estoy aquí para dar mi testimonio en nombre de todas ellas, para que no vuelva a pasar lo que yo viví en la guerra, dijo.

En el Tribunal de Conciencia participan más de un centenar de guatemaltecas sobrevivientes y ocho de ellas darán su testimonio, como un acto de dignidad, después de seguir un proceso para recobrar su ciudadanía, ya que sufrieron estigmas en su familia y comunidad.

La actividad es organizada por la Unión Nacional de Mujeres Guatemaltecas (UNAMG), el Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial (ECAP), Mujeres Transformando el Mundo y Asociación La Cuerda.

10/AGA/LR /LGL