Califica ciudadanía como ineficaz la función de CEDH

DERECHOS HUMANOS
   Monitoreo sobre desempeño de centro de SLP e Hidalgo
Califica ciudadanía como ineficaz la función de CEDH
Por: Anayeli García Martínez
CIMAC | México DF.- 10/02/2010

Una forma de mejorar la impartición de justicia para las y los ciudadanos es monitorear y dar seguimiento al trabajo de las comisiones estatales de derechos humanos, concluyeron las organizaciones de la sociedad civil Educación y Ciudadanía A.C. (EDUCIAC) y la Academia Hidalguense de Educación y Derechos Humanos (ACADERH).

Durante la presentación de sus respectivos proyectos de investigación auspiciados por el Centro Contraloría Social y Estudios de la Construcción Democrática del Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social (CCS- CIESAS), ambas organizaciones señalaron la importancia de un buen desempeño de los organismos públicos de derechos humanos.

VICTIMAS INSATISFECHAS

Cómo parte de la promoción de los derechos humanos, EDUCIAC presentó su investigación "Monitoreo a la Comisión Estatal de Derechos Humanos de San Luis Potosí", donde destacó que el organismo no cumple plenamente con sus funciones, en los tiempos previstos y con la calidad esperada, es decir, no es eficaz.

Mediante la aplicación de encuestas, la investigación incorporó el nivel de satisfacción de las víctimas sobre los resultados que obtuvieron al acudir a la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Hidalgo (CEDH-SLP), además que por medio de un convenio con el organismo EDUCIAC, tuvo acceso a los expedientes de las quejas de las y los usuarios por lo que el análisis fue más amplio.

De acuerdo con los resultados, las y los peticionarios tanto de recomendaciones, procesos de conciliación y medidas precautorias, manifestaron que para la CEDH-SLP. El nivel de satisfacción fue "muy malo" con un 47 por ciento y "malo" con un 20 por ciento.

La calificación de las víctimas respecto de la reparación del daño también fue negativo, sólo un reducido 6 por ciento de las victimas estima que hubo una adecuada reparación del daño por parte de las autoridades responsables de la violación a sus derechos humanos, mientras un 82 por ciento hace una valoración "muy mala" de la adecuada reparación del daño, que sube hasta el 88 por ciento al considerar el rubro de "mal" (6 por ciento).

Sólo un 20 por ciento de los usuarios quedo completamente satisfecho con los resultados y es pertinente señalar que la impunidad que perciben las víctimas, para las autoridades responsables de las violaciones a sus derechos humanos, mina la credibilidad tanto de los mecanismos, como de la institución misma, concluye la investigación.

LEY ORGÁNICA OBSOLETA

Por su parte la ACADERH centró su análisis en el "Proceso de designación del Ombudsman de la Comisión de Derechos Humanos de Hidalgo", en donde hizo énfasis en que se debe revisar la legislación que rige los procesos de elección del Ombudsman estatal para hacer las reformas necesarias y asegurar la autonomía del organismo así como garantizar la participación de la sociedad civil en el proceso.

Para la ACADERH, abrir a la ciudadanía el proceso de selección del nuevo presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHE-H) -el quinto estado más pobre del país y con el 25 por ciento de población indígena- es una necesidad debido a que la desigualdad en el acceso a la justicia aún es un tema vigente.

El proyecto de seguimiento y monitoreo de la designación del actual titular de la CDHE-H, Raúl Arroyo González, quién relevó a Alejandro Straffon Ortíz, se realizó debido a que un grupo de organizaciones de la sociedad civil consideró que no se establecieron claramente los criterios para ocupar el cargo, el periodo de consulta y la instancia encargada de realizarla.

Las organizaciones señalaron que de acuerdo con la Ley Orgánica de la comisión, es el gobernador del estado el responsable de integrar la terna de candidatos a presidir la CDHE-H, de la cual saldría el nuevo titular una vez que fuera votado por el Congreso del Estado, el cual pertenece en su mayoría al Partido de la Revolución Institucional, partido afín al mandatario.

Debido a que se sabía poco de la CDHE-H, un organismo creado en 1992 y hasta entonces con tres titulares, las organizaciones se agruparon en el Frente hidalguense de Organizaciones de la Sociedad Civil por los Derechos Humanos, para exigir que se terminara con la imposición desde el Ejecutivo estatal.

Cómo resultado de la investigación y del trabajo de las organizaciones, Raúl Arroyo Gonzáles, actual presidente de la CDHE-H, aceptó que la Ley Orgánica que rige a esa institución es obsoleta y requiere de reformas integrales, incluso para crear la figura de Ombudsman municipal, para así promover y defender las garantías básicas de la población.

10/AGM/LR