Ser monolingüe incide en causas de muerte materna

Mortalidad Materna
   En zonas indígenas veracruzanas
Ser monolingüe incide en causas de muerte materna
Por: Alma Celia San Martín/corresponsal
CIMAC | Veracruz.- 18/09/2009

La falta de recursos y de voluntad política por parte del gobierno estatal son factores que inciden en la mortalidad-morbilidad materna en el estado, por lo que el problema es multifactorial.

Durante la XI Reunión Regional de la Sociedad Veracruzana de Salud Pública, realizada en Poza Rica, y que congregó a personal de las jurisdicciones sanitarias de la zona norte, así como a médicos especialistas, se analizaron las causas de la morbilidad y mortalidad materna en esta parte del estado.

De acuerdo con Clementina Soni Trinidad, gineco-obstetra-perinatóloga, el problema en sí radica en la falta de voluntad política de las autoridades del sector salud para abatir los índices de mortalidad en las mujeres embarazadas.

Lamentó que no se destinen los recursos económicos suficientes para contratar especialistas, equipo e infraestructura para atender a las mujeres no sólo en los hospitales sino en los centros de salud en las zonas indígenas y rurales, donde las embarazadas requieren de mayor atención.

Hoy en día, agregó, los médicos y especialistas continúan percibiendo sueldos bajos en las clínicas y hospitales públicos,por lo que en la mayoría de las veces optan por trabajar en instituciones privadas o por su cuenta.

Por su parte, María Luisa Sánchez Murrieta, coordinadora estatal de Salud Materna Perinatal del sector salud de Veracruz reconoció que falta sensibilidad por parte del personal de los centros de salud y de los hospitales, pero admitió que nada se puede hacer cuando los trabajadores se amparan en cuestiones políticas y sindicales, por lo que es necesario que el personal tenga más ética y profesionalismo y sobre todo que la federación apoye al estado con más recursos para poder aplicarlos a este renglón.

En tanto, el Jefe de la Jurisdicción Sanitaria No. 3, José Jaime Cano Zavaleta, reconoció que la dependencia a su cargo no tiene recursos suficientes para llegar a los lugares marginados en donde se carecen de unidades para trasladar a las mujeres embarazadas que presentan problemas antes y durante el parto, ni personal capacitado ynecesariopara atenderlas situaciones que se presentan.

Sobre el número de defunciones que se tienen registradas explicó que tan sólo en los municipios donde tienen ingerencia --que corresponden a la Sierra del Totonacapan y parte de la Huasteca Alta-- en el 2004 se presentaron 12 muertes; en 2005, 10, y 6 en 2006 y 2007. Luego, en 2008, subió a 10 y en lo que va del 2009 ya son 5.

Las costumbres y el idioma, factores de mortalidad materna

Las costumbres arraigadas en las zonas indígenas, como el machismo, la sumisión de las mujeres y la ignorancia son factores que complican la atención a las embarazadas e inciden en la morbilidad y mortalidad materna,señaló la directora del Centro de Salud de Filomeno Mata, Alicia Luna Malpica.

Dijo que muchas de las embarazadas acuden al médico sólo cuando se sienten mal y están ya en riesgo de aborto. Antes no van a consulta preventiva o de control porque no se los permite el marido o algún otro familiar.

Además, el 90 por ciento de ellas hablan totonaco y el idioma es otra limitante, porque el personal médico que labora en las clínicas o casa de salud no lo habla y eso dificulta que se puedan comunicar e incide en una deficiente atención, que puede incrementar las causas de muerte materna.

Explicó que muchas mujeres tienen embarazos no deseados porque suelen ser abusadas por sus maridos.

09/ACS/LG