Exigen colegas y amigas de Carmen Santiago justa reparación del daño

LIBERTAD DE EXPRESIÓN
   Dependerá de la averiguación y de un juez, dice abogada
Exigen colegas y amigas de Carmen Santiago justa reparación del daño
Por: Paulina Rivas Ayala
CIMAC | México DF.- 18/08/2009

La periodista Carmen Santiago, golpeada y privada de atención médica por Rubén Mora Peralta, su ex pareja, tiene secuelas que la impedirá a llevar una vida normal, no podrá trabajar y mucho menos hacerse cargo de su hijo de 5 años y de su padre de 75, quienes dependen de ella, señala Teresa Larumbre, poetiza amiga de la comunicadora.

Al parecer el viernes próximo la darán de alta, pero no sabemos qué va a pasar porque ella no puede estar sola, será necesario que alguien la cuide las 24 horas, debido a la fluctuación que presenta en su estado de ánimo, detalla la escritora, al preguntarle sobre cuál deberá ser la reparación del daño que esperan de parte de las autoridades de justicia.

La agresión de Rubén Mora Peralta contra Carmen Santiago, trabajadora del área de Comunicación Social del Gobierno de Guerrero, ocurrió frente a su casa el pasado 25 de julio, de donde una ambulancia la trasladó a un hospital particular, y más tarde a otro.

De ahí la llevaron a la Clínica del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), dirigida por el tío del agresor, Dorio Mora, quien permitió su egreso, pese a su grave estado, como advirtieron los subdirectores Médico y Administrativo del nosocomio.

Mora Peralta mantuvo a Carmen sin atención hospitalaria, hasta que las amigas y colegas de la comunicadora la trasladaron al Hospital Adolfo López Mateos del ISSSTE en la Ciudad de México, donde aún permanece. En tanto, el hijo de cinco años de la periodista y su padre, de 75 años, quien padece secuelas de embolias, son cuidados por amigas y familiares.

La agresión fue denunciada penalmente el pasado 3 de agosto por la poetiza Teresa Larumbre y quedó asentada en la averiguación previa BRA/SC/07/1623/2009. Por los mismos hechos existe también la averiguación SEIDSSVI/027/2009, ante la Fiscalía Especializada para la Investigación de Delitos Sexuales y Violencia Intrafamiliar, cuya titular es la abogada Dominga Chávez.

REPARACIÓN Y LEY

De acuerdo con la Ley 553 de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del estado libre y soberano de Guerrero, es obligación del Estado "Evitar cualquier tipo de abuso de poder sobre las mujeres que se traduzca en preservar el clima de violencia", así como "Garantizar a las mujeres el acceso a la justicia, tanto en su procuración, como administración.

Sin embargo, explicó a Cimacnoticias Rigoberta Román Orea, abogada del Instituto de las Mujeres de Guerrero, acompañante en el caso, la reparación del daño a la periodista y su familia dependerá de la integración de la averiguación previa y de las determinaciones del médico legista que haya mandado la Procuraduría General de la República (PGR) al hospital.

De ahí, el caso pasará finalmente a un juez penal quien, con base en los datos que aporte la averiguación previa, podrá hacer una deducción e impondrá una sentencia y la sanción, que consiste en reparación de daños en forma específica considerando la cuestión de los gastos médicos y reparación de daños psicológicos a terceros.

La norma legal y penal, agrega la abogada, nos indica que a Carmen se le tiene que hacer una reparación del daño, pero todo tiene que ser a petición del Ministerio Público y con base en los datos finales que arroje la averiguación previa, así como del proceso penal que se lleva a cabo.

En días anteriores, afirma la abogada, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado de Guerrero pidió apoyo a agentes de la PGR para seguir el proceso de integración y hace falta que esta mande los resultados del médico legista y de los peritos que ellos hayan acudido al centro hospitalario.

Pero de acuerdo con Teresa Larumbe, quien ha estado al pendiente de Carmen, junto con otras colegas y amigas, "no ha ido ningún médico legista ni agentes del Ministerio Público, ni de la PGR. Pero aunque así fuera, ella no está en condiciones de dar declaraciones debido a que no tiene claro lo que está pasando y todo lo que ella pueda decir está completamente ajena a la realidad".

ESTADO DE SALUD

El día de hoy, después de varios días de permanecer sedada, los médicos decidieron trasladar a la periodista del área de terapia intensiva "a piso". Indican que Carmen está "frontalizada", lo cual significa que la parte delantero de su cerebro murió debido a los golpes.

La parte frontal del cerebro es la que controla las emociones y en ese entendido su estado de ánimo va a ser fluctuante, dicen. Serán esas las secuelas que presentará de por vida. Los doctores no saben siquiera cuál va a ser la reacción de comportamiento con su hijo Mauricio de 5 años y con su padre Walberto, quien sufre las secuelas de 2 embolias.

RESPONSABILIDAD DEL ESTADO

De acuerdo con la abogada Dominga Chávez, la libertad bajo caución de Rubén Mora Peralta, agresor de Carmen, se debe a que existe un obstáculo en el Código Penal local, pues no considera los delitos cometidos como graves. Las y los legisladores que aprobaron dicho Código, explica, no consideraron grave la privación ilegal de la libertad y la falta de atención médica, delitos por los que fue acusado Mora Peralta.

Lejos aún el cumplimiento del Artículo 8 de la Ley 553 de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del estado libre y soberano de Guerrero, cuyo capítulo dos señala que los poderes legalmente constituidos y los municipios deben buscar mecanismos para fomentar la cultura jurídica y de la legalidad con una sensibilización hacia la violencia de género, y de la normatividad que proteja a las mujeres de cualquier tipo de violencia evaluando, sus acciones y buscando los cambios estructurales que se requieran.

Es también responsabilidad del Estado según dicha ley, "Establecer estrategias de análisis, erradicación y sanción efectiva de la violencia masculina y garantizar que los y las funcionarias públicas observen los principios fundamentales de la ley de acceso en la prestación de sus servicios y se abstengan de aplicar criterios de discriminación contra las mujeres.

09/PR/GG