Zona indígena de Veracruz: pobreza y muerte materna

Mortalidad Materna
   Urgen recursos, demandan alcaldes de Zongolica
Zona indígena de Veracruz: pobreza y muerte materna
Por: Laura Castro Medina/corresponsal
CIMAC | Tequila, Veracruz.- 24/07/2009

Casas con techos de lámina de cartón, pisos de tierra y paredes habilitadas con madera, sin agua ni energía eléctrica, son las características de las zonas rurales e indígenas de Veracruz.

De igual forma lo son la falta de clínicas, hospitales y personal de salud en la sierra de Zongolica, que propicia altos índices de muerte materno- infantil, como explica Octavia Castillo de Cocotle presidenta del DIF del municipio de Tequila.

La situación es similar en casi todas las localidades de la zona serrana, las mujeres en proceso de parto o con complicaciones son trasladadas en camiones de carga o en la batea de alguna camioneta e incluso en el lomo de caballo o asno hasta el hospital más cercano, pues no hay ambulancia para darles atención.

El hecho, aunado a la falta de personal, equipo especializado y medicamentos en las clínicas y hospital de la sierra de Zongolica, provoca un retraso en la atención de las mujeres y muchas veces en la muerte de ellas o del producto.

De acuerdo con informes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) 62 por ciento de los 212 municipios veracruzanos son considerados como de alta y muy alta marginación, ubicándose así a Veracruz en el primer lugar en pobreza y marginación.

Mario Pampini García coordinador estatal de Micro-regiones de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) explica que a pesar de los esfuerzos estatales y federales para combatir la marginalidad, no se ha logrado, pues hay severos retrasos principalmente en el otorgamiento de servicios tan básicos como electrificación, agua potable, educación y saneamiento.

Dice que de los 2 mil 500 municipios del país, hay 125 considerados como los de mayor rezago y de éstos seis se ubican en Veracruz y son precisamente los considerados de mayor marginación.

A pesar de los esfuerzos y presupuestos asignados para combate a la pobreza, ningún recurso es suficiente para atender las deficiencias que traen como consecuencia muerte materna, muerte infantil y deserción escolar, detalla.

MUNICIPIOS INDÍGENAS PIDEN ATENCIÓN

Los presidentes de los municipios de la sierra Zongolica, con población mayoritariamente indígena, han reclamado a las autoridades federales y estatales un apoyo real para reducir los anides de marginación

Así lo hicieron en días recientes, durante la reunión de microrregiones de Sedesol celebrada en el municipio de Tequila, Veracruz: los 83 millones de pesos destinados del programa 100x100 de Sedesol en 2009 para los 11 municipios serranos –reclamó el alcalde anfitrión, Rigoberto Cocotle Castillo-- son insuficientes para atender los problemas de salud, infraestructura, educación y falta de empleo que flagelan esta región, una de las más pobres no sólo de México sino de América Latina.

Los y las representantes municipales coincidieron en señalar que una de las mayores preocupaciones en la zona alta de Zongolica es la falta de servicios médicos; existen áreas en donde ni el IMSS Oportunidades ni el Seguro Popular cubren.

También la falta de escuelas es un factor determinante para impedir el desarrollo en las zonas indígenas. A pesar de que en algunas comunidades hay áreas habilitadas como escuelas, no existe personal que las atienda, faltan escuelas en comunidades alejadas y los niños y niñas requieren caminar hasta 2 ó 3 horas para llegar a la escuela primaría más cercana, y, muchas veces los maestros desconocen la lengua náhuatl, lo que dificulta el aprendizaje de los y las menores de edad, 40 por ciento de los cuales hablan exclusivamente su lengua materna.

09/LC/GG