Con nuevo personaje, conservadores de EU atacan derecho a decidir

Interrupción Legal del Embarazo en México
   Intensa campaña mediática de Lila Rose
Con nuevo personaje, conservadores de EU atacan derecho a decidir
Por: Redaccion
CIMAC | México DF.- 25/06/2009

El nuevo icono del activismo ultraconservador contra el derecho a decidir en Estados Unidos se llama Lila Rose, estudiante de historia, de 20 años de edad, cuya presencia en programas de radio y televisión pretende convencer a la ciudadanía de que la juventud puede estar en contra del aborto.

Así describe Bill Berkowitz, en un artículo publicado por Inter Press Service (IPS), el surgimiento de la llamada "nueva hija de los antiabortistas", a quien la organización Operación Rescate le otorgó el año pasado el Premio Malachi a la Personalidad del Año, y a quien un filántropo contra el derecho a decidir le donó 50 mil dólares.

Bill Berkowitz es analista y observador del movimiento conservador estadounidense, autor de la columna Conservative Watch, pasa revista a las estrategias, protagonistas, instituciones, victorias y derrotas de la derecha estadounidense.

En su campus, dice Berkowitz, Lila Rose hace campaña para reclamar al gobierno el cese de toda relación con Planned Parenthood Federation of America (Federación estadounidense de planificación familiar), organización nacional que brinda servicios de salud sexual y reproductiva, señala IPS.

Rose surge en el escenario nacional mientras el presidente Barack Obama, que apoya el derecho legal al aborto, está buscando un consenso básico sobre este tema. Los últimos nombramientos del gabinete, en particular de la ex gobernadora de Kansas, Kathleen Sebelius, al frente del Departamento de Salud y Servicios Humanos, favorable a la libertad de elección, enfurecieron a los activistas del bando contrario, recuerda IPS.

Una invitación para que el presidente hablara en la católica Universidad de Notre Dame desató una enorme controversia.



OPERACIÓN MEDIÁTICA Y ENGAÑOS

El ataque de Rose contra Planned Parenthood ha inspirado a los antiabortistas de todo el país, afirma IPS. Un aspecto fascinante de su historia es la velocidad con la que se conectó con el más amplio movimiento conservador cristiano, recibiendo apoyo legal y de relaciones públicas, capacitación, donaciones de filántropos, premios financieros y una tonelada de publicidad a partir de operaciones mediáticas.

Desde 2006, Rose viene ingresando en clínicas de Planned Parenthood, simulando ser una adolescente embarazada por un hombre mayor, a fin de ilustrar los abusos y el caos que tienen lugar regularmente en esos centros, dijo.

Ya adentro, Rose intenta que un miembro o voluntario de Planned Parenthood viole la ley al pedirle que mienta sobre las edades de sus novios adultos. Una versión reducida, y convenientemente editada, de sus videos está publicada en el sitio web de LiveAction.org y en YouTube.

Hay un estereotipo sobre cómo somos los líderes pro vida, para la mayoría somos hombres blancos, religiosos, de mediana edad, que intentamos imponer nuestra voluntad a las mujeres, dijo el sacerdote Patrick Mahoney, de la Coalición Defensa Cristiana.

Lila Rose, una joven y lozana estudiante universitaria, echa por tierra ese estereotipo, sostuvo. Nadie acusará a Lila de ser mala, vengativa y dura, opinó.

El trabajo de Rose es una actualización de una vieja táctica inventada por Mark Crutcher, de la organización Life Dynamics, con sede en Denton, Texas, cuyos intentos eran por teléfono y las conversaciones principalmente con recepcionistas, dijo a IPS Frederick Clarkson, investigador sobre el movimiento antiabortista.

Los operativos de Rose son injustificados, por supuesto, porque no se han cometido delitos reales, y son enteramente con fines propagandísticos, enfatizó Clarkson.

Podemos compararlos con los delitos sexuales reales cometidos por sacerdotes católicos contra niños. Nadie ha reclamado que por ellos el gobierno ponga fin a los subsidios y contratos con agencias católicas, como Catholic Relief Services o Catholic Charities, agregó.

Además, las encuestas muestran que Planned Parenthood tiene una excelente reputación. Esto es problemático para la causa antiabortista, así que durante muchos años hubo ataques para dañar la imagen pública de Planned Parenthood, y yo creo que van a continuar, expresó.

Rose creció en San José, California, fue educada en su hogar y luego asistió a una escuela cristiana de tiempo parcial y a un colegio secundario. A los 15 años fundó Live Action, ofreciendo presentaciones contra el aborto en escuelas y a grupos de jóvenes.

En los últimos años asistió a talleres en el Leadership Institute, una fundación educativa con sede en Virginia que enseña a los conservadores a potenciar sus cualidades comunicativas.

Mientras cursaba su primer año en la Universidad de California, ella y James O'Keefe presentaron la idea de infiltrarse en las clínicas donde se practican abortos. O’Keefe es el fundador de The Centurion, una revista conservadora de la Universidad Rutgers de Nueva Jersey.

El trabajo de Rose está teniendo impacto. A comienzos de este año, legisladores de Tennessee dijeron que buscarían poner fin a un contrato de 721 mil dólares con Planned Parenthood, citando la indignación que experimentaron por lo que vieron en un video de Rose, informó Los Ángeles Times.

En ese video, de julio del año pasado, Rose se presenta como una adolescente de 14 años que fue embarazada por un hombre de 31 años. Un miembro de Planned Parenthood le dice: Simplemente di que tienes un novio de 17 años.


TRAMPAS Y DÓLARES
El Consejo de Supervisores del condado de Orange, en California, también votó para suspender una concesión de casi 300 mil dólares a Planned Parenthood que estaba destinada a educación sexual, no a abortos… (luego que) un empresario conservador de Tustin, California, planteó el tema ante el supervisor John Moorlach, después de reunirse con Rose y ver sus videos, informó el Times.

Según Clarkson, cofundador del blog Talk2Action, los trabajadores de la salud que intentan ser compasivos y útiles para una persona joven que está en problemas, se encuentran en una situación tramposa, explotada a fin de producir propaganda contra el aborto.

En la campaña anterior, los activistas trataron, con poco éxito, de que los fiscales de distrito investigaran. Jamás se presentaron cargos en ninguna parte de Estados Unidos. (Las instituciones) encargadas de hacer cumplir la ley, entendieron que no era más que una maniobra de publicidad política. Sin embargo, el nuevo esfuerzo busca hacer demagogia con este tema para lograr que los estados y las localidades pongan fin a las (donaciones) y contratos con Planned Parenthood, y esto aparentemente ya logró cierto éxito, agregó.

Rose, que ha recibido una publicidad considerable de medios contrarios al aborto, está rodeada de un grupo de conservadores. En septiembre fue conferencista en la Cumbre de Votantes con Valores del Consejo para la Investigación sobre la Familia.

El Alliance Defence Fund, una organización cristiana, le brindó asesoramiento legal gratuito. Ahora es apoyada por CRC Public Relations, una firma conservadora con sede en Washington que participó en la campaña Swift Boat Veterans for Truth y que tuvo por blanco al demócrata John F. Kerry en la campaña presidencial de 2004.

A comienzos de este año, Rose recibió 50 mil dólares por el Premio a la Vida de la Gerard Health Foundation. Esta es una organización no gubernamental con sede en el nororiental estado de Massachusetts fundada por Raymond Ruddy, un empresario católico creador de campañas contra el aborto y proyectos de educación sexual basados únicamente en la abstinencia.

09/GG/RMR/GG