Rihanna, un caso de violencia doméstica en el espectáculo

   Su agresor será sentenciado el próximo 5 de agosto
Rihanna, un caso de violencia doméstica en el espectáculo
Por: Leticia Puente Beresford/corresponsal
CIMAC | Nueva York, EU.- 25/06/2009

Libertad condicional por cinco años y seis meses de trabajo comunitario le dictaron al cantante Chris Brown, en un juzgado de Los Ángeles, luego de que se declaró culpable del cargo de grave agresión contra la estrella de música pop Rihanna.

Los medios de comunicación informaron lo anterior y el diario neoyorquino en español La Prensa lo dio a conocer al retomar un cable informativo de la agencia de noticias AP.

Chris Brown presentó su declaración formal sobre el caso, antes de que comenzara una audiencia preliminar en Los Ángeles. Rihanna estuvo presente para testificar.

Después de que Brown salió del tribunal, Rihanna ingresó y fue abordada por la juez de la Corte Superior de Los Ángeles, Patricia Schnegg, quien le explicó a la cantante nacida en Barbados que había emitido una orden de restricción. Rihanna no había solicitado la orden de restricción, pero la juez la impuso.

La orden exige que Brown y Rihanna no se acerquen a menos de 45 metros (50 yardas) entre sí, excepto en fiestas y eventos del sector de la música, donde la distancia se reduce a nueve metros (10 yardas).

La juez también dijo a Rihanna que la orden no es solo para Brown, y que ella podría violarla si se aproxima a Brown a menos distancia de lo exigido.

En tanto, el abogado del cantante, Mark Geragos, dijo que el acuerdo judicial alcanzado incluye cinco años de libertad condicional y seis meses de trabajo comunitario. Brown será sentenciado formalmente el 5 de agosto.

Si no llegaba al acuerdo, el cantante enfrentaba sentencias de hasta cinco años de cárcel.

Schnegg aceptó la declaración de culpabilidad de Brown, pero se mostró algo preocupada porque Brown no reside en California, pero aparentemente se le permitirá llevar a cabo el servicio comunitario en el estado de Virginia, donde vive.

Tendrá que visitar California cada tres meses para reportarse ante las autoridades. Además, se le exigirá que asista a clases para evitar la violencia doméstica.

Brown habló con voz suave durante la audiencia, renunció a ejercer sus derechos y dijo a la juez que entendía la gravedad de su declaración de culpabilidad.

Creo que es admirable que usted haya asumido la responsabilidad, dijo Schnegg a Brown, y señaló que espera que los términos y las condiciones de su libertad bajo palabra tengan algún significado.

El acuerdo pone fin a un caso que generó un enorme interés en los medios de prensa y fuertes reacciones contra Brown. Sus patrocinadores dejaron de respaldarlo, las estaciones de radio suspendieron la difusión de su música y el cantante tuvo que cancelar varias presentaciones de alto nivel, incluida una actuación en la entrega de los premios Grammy.

Brown, quien antes tenía una imagen impecable, ahora tiene una gran mancha en su expediente. Además, deberá mantenerse alejado de cualquier problema en el futuro cercano.

Los abogados de Brown y Rihanna se han negado a comentar sobre el estado de la relación de la pareja.

Brown fue arrestado el 8 de febrero, horas después de que la policía informó que había golpeado y amenazado a Rihanna al salir de una fiesta previa a la entrega de los premios Grammy en Los Ángeles.

Mas tarde, fue arrestado bajo cargos de agresión grave, con la posibilidad de provocar graves daños al cuerpo y de hacer amenazas criminales.

En los meses posteriores al incidente, ambos cantantes se han ido presentando en público poco a poco.

09/LPB/GG