Derecho al agua, relacionado con derecho a la vida

   Gestión integral garantiza abasto
Derecho al agua, relacionado con derecho a la vida
Por: Alejandra González Méndez
CIMAC | México DF.- 08/06/2009

En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, se llevó a cabo en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) el foro El Derecho Humano al Agua en la Ciudad de México, en dónde se resalto la importancia de generar una gestión integral del agua, para que las y los habitantes de la ciudad puedan tener acceso a este vital líquido.

El foro contó con la participación del presidente de la CDHDF, Emilio Álvarez Icaza; la doctora Gloria Soto, investigadora de la Universidad Iberoamericana; la secretaria del Medio Ambiente del Distrito Federal, Martha Delgado Peralta, y el subdirector del Centro de Estudios Jurídicos Ambientales AC (CEJA), Alejandro Ferro Negrete.

Emilio Álvarez Icaza mencionó que es necesario cambiar de paradigma y dejar de pensar que los recursos naturales son ilimitados, pues la sobreexplotación está generando un desequilibrio ecológico.

Dijo también que la inequidad en la distribución del agua es enorme. Del agua que se distribuye en la Ciudad de México, el 31 por ciento es para las zonas oriente, norte y centro, es decir, para abastecer a 77 por ciento de los habitantes.

De acuerdo con datos de un estudio realizado por la doctora Soto, al Distrito Federal ingresan 214 metros cúbicos de agua, sin embargo, sólo 22 de éstos son realmente utilizables, pues el resto se pierde por evaporación, fugas o escurrimiento. Al mismo tiempo, en la zona metropolitana se consumen 64 metros cúbicos de agua por segundo, lo que genera que se tenga que importar agua.

Al respecto, la Secretaria del Medio Ambiente del Distrito Federal enfatizó en la necesidad de diseñar políticas hidráulicas de acuerdo a la situación actual de la ciudad, que tengan una visión integral, es decir, que contemplen a los bosques y a las comunidades encargadas del cuidado de los ecosistemas.

Además, Delgado dijo que es necesario generar una nueva cultura del agua en el Distrito Federal y combatir el consumo irracional por parte de la ciudadanía, además de generar autosuficiencia en materia de abastecimiento.

FUENTES EXTERNAS Y SOBREEXPLOTACIÓN

De acuerdo a la doctora Soto, el Distrito Federal depende en un 40 por ciento de fuentes externas para el abastecimiento de agua, como la proveniente del sistema Cutzamala, lo que ha generado importantes conflictos territoriales y sociales entre esta entidad y el Estado de México.

Además Soto mencionó que la sobreexplotación del acuífero genera diversos problemas, como el hundimiento de la ciudad, problemas estructurales en edificios, pérdida de capacidad del drenaje debido a la pérdida de pendiente, además de los problemas en la calidad del agua, principalmente en la zona oriente de la ciudad.

Estos problemas hacen que se agudicen la discriminación, pues son las mujeres, las y los niños, principalmente de los estratos sociales más bajos, y los pobladores de asentamientos irregulares, quienes se ven más afectados por estos, además de tener que pagar más por el agua, almacenarla, hervirla, clorarla, o consumir agua embotellada.

Soto dijo que las personas sin acceso a una toma de agua propia y sin servicio de alcantarillado consumen en promedio entre 5 y 7 metros cúbicos de agua al mes, con un costo por metro de entre 25 y 40 pesos; sin embargo las personas con toma privada y alcantarillado consumen entre 22 y 30 metros cúbicos mensuales, con un costo considerablemente más bajo, entre 1 y 4 pesos por metro cúbico.

En cuanto al aspecto jurídico del derecho al agua, Alejandro Ferro dijo que el derecho al agua está sustentado en la Constitución desde 1917, en el Artículo 27 Constitucional, y de manera implícita en el Artículo 4to, que dicta que "toda persona tiene derecho a un medio ambiente adecuado para su desarrollo y bienestar".

En lo referente a legislaciones internacionales, Ferro comentó que México es miembro del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que en sus artículos 11 y 12, establecen que todas las personas tienen derecho a un nivel de vida adecuado, y al disfrute del más alto nivel de salud física y mental, para lo cual es indispensable el acceso al agua.

"El derecho humano al agua está estrechamente relacionado con el derecho a la vida, a la alimentación y al medio ambiente", dijo.

Por su parte el presidente de la CDHDF remarcó que los derechos humanos deben tener una noción de progresividad, por lo que es necesaria la inclusión del derecho al agua como un derecho humano.

Así mismo subrayó la necesidad de revisar las tarifas que se cobran por el servicio del agua, pues en la actualidad quienes menos tiene son los que más pagan, "no se debe subordinar a una agenda político electoral la revisión de las tarifas", dijo.

Mencionó que el actual Catálogo para Violaciones de Derechos Humanos ya incluye las violaciones al derecho al agua, y que en este año se han presentado ante la CDHDF 34 quejas relacionadas con éste.

"Es necesario que se asuma el tema del agua como propio de la agenda de derechos humanos y generar las condiciones para enfrentar corresponsablemente los desafíos de esta agenda", concluyó.

09/AG/GG