Abya Yala (América), con dolores de parto libertario: Mujeres de la Tierra

POBLACIÓN Y DESARROLLO
   Declaración de la I Cumbre Continental
Abya Yala (América), con dolores de parto libertario: Mujeres de la Tierra
Por: Redaccion
CIMAC | México DF.- 08/06/2009

Portadoras, transmisoras de identidad, generadoras y creadoras de vida, ejes de las familias y la sociedad, en complementariedad con los varones, las mujeres indígenas de Latinoamérica unen sus vientres al vientre de la Madre Tierra para parir nuevos tiempos, donde millones de empobrecidos por el neoliberalismo levantan la voz para decir basta a la opresión y el saqueo.

Dice así la Declaración de las Mujeres de la Tierra, emitida al término de la I Cumbre continental de mujeres indígenas de Abya Yala (nombre de América por la etnia Kuna de Panamá y Colombia antes de la llegada de Cristóbal Colón y los europeos), realizada en las tierras sagradas del Lago Titikaka, Perú, luego de dos días de debate, el 27 y 28 de mayo, donde se afirmaron unidas a las luchas libertarias que se han desplegado en América.

El vientre de Abya Yala, señalan las mujeres, "está nuevamente con dolores de parto libertario, que engendrará el nuevo Pachakutik para el buen vivir del planeta", por lo cual se manifiestan contra la militarización, la depredación de la biodiversidad y los atropellos que significan violencia contra las mujeres.

Nos reunimos, dicen, con el propósito de buscar alternativas para eliminar la injusticia, la discriminación y la violencia contra las mujeres, el machismo y volver a las formas de respeto mutuo y armónico en la vida planetaria.

Las mujeres, afirman, somos parte de la naturaleza y el macrocosmos, estamos llamadas a cuidarla y defenderla puesto que de ella se desprende nuestra historia milenaria y nuestra cultura que nos hace ser lo que somos: pueblos originarios bajo la protección y la guía espiritual de nuestros padres y abuelos que engendraron a todos los seres que habitan el planeta, mismo que unos pocos oligarcas e imperialistas pretenden plagar de muerte en nombre de su dios que se llama codicia.

Por eso, agregan, ante la memoria de nuestros mártires, héroes, lideresas y líderes, presentamos nuestras las conclusiones de nuestros corazones rebeldes.

RESOLUCIONES Y ACUERDOS

Acordaron, por tanto, construir una agenda continental que refleje los derechos colectivos y derechos humanos de las mujeres indígenas y dar seguimiento a los mandatos emanados de la I Cumbre Continental de Mujeres Indígenas.

Construir la Coordinadora Continental de Mujeres Indígenas Abya Yala para defender la Madre Tierra; fortalecer su organización, impulsar propuestas de formación política y generar espacios de intercambio de experiencias.

Asimismo, ser el ente representativo y referencial de las mujeres de Abya Yala, ante todos los organismos nacionales e internacionales.

Exhortan también a los organismos internacionales para que reformen los instrumentos relacionados con los pueblos indígenas, de manera que se incorporen los derechos de las mujeres. También a que presenten informes alternativos de los avances y cumplimiento de los mismos.

Se solidarizan y respaldan la lucha de los pueblos amazónicos de Perú y demandan a ese gobierno derogar todas las leyes y decretos que atentan contra los derechos territoriales de los pueblos indígenas de la Amazonía; exigen se derogue el estado de emergencia en los departamentos donde se ha decretado.

Manifiestan su solidaridad y apoyo al gobierno de Evo Morales, respaldan a la Minga de Resistencia emprendida por los pueblos indígenas de Colombia y condenan los actos de genocidio y extermino en contra del Movimiento Indígena colombiano y de otros países.

Rechazan la persecución de la protesta social y la represión oficial a las manifestaciones y acciones de defensa de los derechos de los territorios y de la vida de los pueblos indígenas.

A los Estados nacionales exigen una verdadera reforma agraria integral, que garantice la tierra para conservar la soberanía alimentaria. Que creen instancias y políticas de atención y defensa de las y los migrantes, tomando en cuenta la diversidad cultural.

Que el Estado declare inembargables, inalienables e inajenables sus tierras y territorios, exigiendo la titulación respectiva.

Apoyan la instauración del Tribunal de Justicia Climática para exigir a los países desarrollados y a las empresas transnacionales para reparar y no dañar la biodiversidad de la Pachamama (Madre Tierra).

Rechazan los biocombustibles, porque empobrecen la tierra y ponen en riesgo la soberanía alimentaria y la vida del ecosistema natural.

Demandan, asimismo la despenalización del cultivo de la hoja sagrada de coca.

Que cesen, dicen las mujeres, el genocidio y el etnocidio, que afectan especialmente a los pueblos indígenas, perpetrados por militares, paramilitares y otros actores que agreden, intimidad y violan los derechos de los pueblos en todos los países. "No queremos más viudas, más huérfanos", luchamos por la paz, la vida y la dignidad del mundo.

Urgen también a detener la violencia implementada por militares, multinacionales, trasnacionales y algunas organizaciones no gubernamentales que general divisiones al interior de las comunidades, especialmente de las mujeres. Esto, dicen, trae consigo violencia física, psicológica, sexual, política, económica, simbólica, institucional.

Piden libertad a mujeres y hombres que se encuentran detenidos en cárceles militares y civiles que luchan en defensa de la Madre Tierra y defensa de los derechos colectivos de los pueblos indígenas, como en el caso de Leonard Peletier, condenado a cadena perpetua en cárceles de Estados Unidos.

Exigen las mujeres retiro inmediato de las empresas extranjeras multinacionales que se encuentran en territorios indígenas y que explotan la Madre Tierra y deterioran el ecosistema ambiental.

La mujeres indígenas de Abya Yala exigen al gobierno de Alan García no dar asilo político a personas violadoras de derechos humanos, como el caso de los ex ministros de Gonzalo Sánchez de Losada.

Afirman que darán seguimiento a la implementación de la declaración de los derechos de los pueblos indígenas de las Naciones Unidas en los diferentes países, en especial a los temas que corresponden a las mujeres indígenas.

Impulsamos, dicen, la movilización continental de la defensa de la Madre Tierra a ser realizada el próximo 12 de octubre.

Informan, finalmente en su Declaración, que la II Cumbre se realizará en Bolivia, en el marco de la V Cumbre Continental de los Pueblos y Nacionalidades Indígenas.

09/GG