Trabajadoras del hogar inician certificación ante STPS

LABORAL
   Pretenden con ello mejorar condiciones laborales
Trabajadoras del hogar inician certificación ante STPS
Por: Guadalupe Cruz Jaimes
CIMAC | México DF.- 31/03/2009

Con la finalidad de que las empleadas del hogar puedan mejorar su calidad profesional y con ello lograr mejores condiciones laborales, a partir de mayo próximo 120 integrantes de la Red Nacional de Trabajadoras del Hogar, con organizaciones filiales en seis entidades federativas del país, iniciarán un proceso de certificación de su labor ante la Secretaría de Educación Pública y del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Así lo informó en conferencia de prensa Martha Patricia Vélez Tapia, del Centro de Apoyo a la Trabajadora Doméstica, con sede en Cuernavaca, Morelos, en el marco del Día Internacional de la Trabajadora del Hogar, que se celebró ayer, luego de denunciar las "precarias condiciones" en que laboran alrededor de un millón 800 mil personas dedicadas al trabajo en el hogar, de las que 96.6 por ciento son mujeres.

La certificación, explicó Vélez Tapia, en época de crisis económica es importante para que las trabajadoras mantengan su empleo al ofrecer un trabajo de calidad y a través de talleres sobre sus derechos laborales y de autoestima, logren relaciones de trabajo más justas.

Agregó que con la certificación se busca abrir "un abanico de posibilidades para que incluso puedan emplearse en sectores más especializados como cocineras o recamareras, porque ellas hacen todo eso por un salario".

Luego de subrayar que entre las trabajadoras persiste el desconocimiento de sus derechos y por su origen subordinación, Vélez Tapia señaló que las empleadas del hogar "son una de las poblaciones más desfavorecidas en el ámbito laboral", pero las que están organizadas pueden crear sus propias empresas de lavado y planchado", comentó.

La organización civil Hogar de la Joven Vicente María será el centro evaluador que realizará el trámite ante la SEP y la STPS para certificar a la primera generación conformada por 120 trabajadoras integrantes de la Red Nacional de Trabajadoras del Hogar.

Para lograr la certificación las empleadas del hogar recibirán talleres de conocimientos teóricos y prácticos sobre los trabajos en el hogar, con una metodología y técnicas para lograr mejores resultados de su labor en el menor tiempo posible.

Por su parte, Petra Hermilo Martínez, presidenta de la Red en Guerrero declaró que la situación de las trabajadoras del hogar "es muy difícil porque no tenemos ninguna garantía social, servicios médicos, guarderías, ni programas sociales".

Con base en los testimonios de sus compañeras guerrerenses, Petra Hermilo aseguró que "no hay un reconocimiento al servicio doméstico como un trabajo. En algunos casos hay patronas conscientes que pagan más, pero es mínima esa gente, y no se ha llegado todavía a la seguridad social", lamentó.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 96 por ciento de las empleadas del hogar carecen de servicios de salud, el 80 por ciento de las trabajadoras no tiene prestaciones. Además cuatro de cada 10 son empleadas de planta y el resto de entrada por salida, por lo que sólo mil 52 estén afiliadas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), es decir, 0.01 por ciento del total.

Respecto a la remuneración de la labor en el hogar, que aseguró no es reconocido como un trabajo, "los salarios son muy variados: el máximo es de 200 pesos, pero puede variar en la negociación de 140 a 150 por día, pero eso es para las que estamos organizadas", indicó Hermilo Martínez.

Pues hay casos en los que las y los patrones explotan laboralmente a las niñas, adolescentes y personas de la tercera edad, "por más de 12 horas de trabajo les dan 35 ó 20 pesos", denunció la dirigente de la Red en Guerrero.

Por otro lado, Petra Hermilo señaló que el acoso sexual, la discriminación forman parte del maltrato que sufren las trabajadoras para ejercer su labor.

"Con el acoso te tienes que aguantar, aunque también hay quien dice ya no soporto más y se sale y eso lo digo por experiencia. En un lugar, el hijo de la patrona me abrazó por atrás, y yo decía: pero si no estoy aquí para eso. Cuando me quejé con la patrona, me dijo: Son travesuras, cómo te vas a molestar, debías sentirte gustosa por decir que a uno de los patrones le agradaste", relató Hermilo Martínez.

El trabajo en el hogar, desvalorizado socialmente, conlleva a una discriminación ocupacional sin que se le reconozcan sus derechos laborales, pues aunque en el capítulo 13 de la Ley Federal del Trabajo (LFT) se menciona, ésta no está actualizada y tampoco cuenta con los mecanismos de regulación para operar, por lo que es necesario reformarla, expuso la diputada federal por Convergencia, Martha Tagle.

09/GCJ/LAG/GG