Encuentro Feminista Autónomo: comunidad en las diferencias

Especial - XI Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe 2009
   Sin dueñas, ni caudillas, sólo referencias, conciencia y acción
Encuentro Feminista Autónomo: comunidad en las diferencias
Por: Redaccion
CIMAC | México DF.- 16/03/2009

Feminismo y autonomía no son pensamientos totalitarios o globalizadores, sino procesos que responden a contextos históricos, por lo que nuestro movimiento no apuesta a las grandes masas, sino a un cambio revolucionario, pero desde nuestro "ser mujer" y/o desde nuestro "ser lesbiana", señalaron participantes reunidas en el Encuentro Feminista Autónomo que se llevó a cabo del 12 al 15 de marzo en la Ciudad de México.

En la reunión, las participantes abordaron el tema de la descolonización del conocimiento, y se propuso la creación de una escuela nomádica de recuperación de los saberes descolonizados por el feminismo.

En los cuatro días que duró la reunión, las participantes hablaron sobre los desafíos para romper los controles impuestos por el sistema y cómo enfrentarlos a través de la creatividad y fuerza.

El tema de las alianzas no pudo concluirse aún, ya que éstas, comentaron feministas, se practican de distintas maneras de acuerdo al colectivo o grupo, sin embargo, se escucharon varias voces que cuestionaron incluso el mismo concepto y hasta hubo quien se refirió a éstas como "complicidades".

A pesar de las distintas opiniones, "nos une un mínimo común que es nuestras historias inmersas en un sistema de opresión (se escuchó entre las presentes) y que todas, feministas y lesbianas feministas autónomas enfrentamos con rebeldía, valentía, alegría y esperanza", señalaron las mujeres.

Asimismo, se escucharon muchas opiniones relacionadas con el amor como estructura patriarcal y la forma en que se nos ha obligado a "amar" desde esa manera hetero-normativa cargada de culpa y de sufrimiento, que nos impide vivir lo que vamos sintiendo o lo que nos pide nuestro cuerpo, nuestras emociones, nuestro erotismo. Se planteó también que el amor es político, señalaron participantes.

Las feministas autónomas comentaron que el pensamiento del poliamor (las diferentes formas de amor que se amplían del ámbito heterosexual) está en construcción y sólo falta liberarse para poder potenciar esa energía creadora. "La consigna que tenemos "Mi cuerpo es mío" no sólo debe gritarse o estar pintada en la ropa, sino que es para vivir en libertad, con la sensualidad, el erotismo, el placer y comunes acuerdos que respetar", señalaron.

CÓMO ENFRENTAR EL PATRIARCADO

Las feministas comentaron que el pensamiento del poliamor está en construcción y sólo falta liberarse para poder potenciar esa energía creadora. La consigna que tenemos "Mi cuerpo es mío" no sólo debe gritarse o estar pintada en la ropa, sino que es para vivir en libertad, con la sensualidad, el erotismo, el placer y comunes acuerdos que respetar, señalaron las participantes.

"El feminismo autónomo es una propuesta ética, política y revolucionaria para toda la humanidad. En nuestros cuerpos his-herstóricos habitan múltiples identidades – trabajadoras, indígenas, mestizas, pobres, pobladoras, inmigrantes, luchadoras – y no renunciaremos a ninguna de ellas, todas ellas nos completan y juntas enfrentan al patriarcado desde nuestro ser y actuar feminista autónomo".

Entre las 180 mujeres que participaron se hicieron grupos para trabajar en las siguientes preguntas: ¿Cómo caracterizar el pensamiento/accionar del feminismo autónomo hoy? ¿Cuáles son sus argumentos políticos? ¿Cómo lo estamos haciendo en acciones, propuestas, utopías, alianzas, etcétera?

Algunas de las respuestas es que el Feminismo Autónomo no tiene dueñas, ni caudillas. Sólo referencias. Conciencia y acción colectivas. No existen ni reconocemos a las feministas iluminadas, sino a los activismos, trabajos y procesos colectivos.

ES POSIBLE SER 100 POR CIENTO AUTÓNOMA

¿Desde dónde construir con los demás movimientos sociales? Desarmar las jerarquías que definen "importancias" y "prioridades" de unas u otras luchas. No necesitamos completarnos con luchas masculinas, ni ser políticamente correctas en/con grupos mixtos. El feminismo autónomo es revolucionario en sí mismo y no necesita pasar exámenes, dijeron.

El Feminismo Autónomo, primeramente –insistieron-- es autónomo de partidos políticos, instituciones como organizaciones no gubernamentales, fundaciones, iglesias; también de los Estados, de los grandes capitales, de la ONU, BID, FMI, de los tratados de libre comercio... Estamos en el proceso de sanarnos de todo el patriarcado que también llevamos dentro, sentenciaron.

También "somos anti neoliberales, anti racistas, anti clasistas, anti fascistas, anticolonialistas". En suma, "somos Feministas Autónomas".

Después de las mesas de discusiones se llevó a cabo un taller de juguetes sexuales de tecnología y elaboración casera que fue coordinado por Norma Mogrovejo. El taller se realizó con la sala llena en donde se mostró el uso de los juguetes. Voluntarias mostraron un calzón vibrador.

09/LAG/GG