Pese a pequeños cambios, iniciativa contra ILE permanece

Especial - Caso Paulina
   Legislador no quiere dar "a manos llenas el aborto"
Pese a pequeños cambios, iniciativa contra ILE permanece
Por: Kara Castillo/corresponsal
CIMAC | Puebla, Pue..- 12/03/2009

El presidente de la Gran Comisión del Congreso de Puebla, José Othón Bailleres Carriles, aprobó modificaciones en la reforma constitucional contra la interrupción del embarazo, pero la iniciativa original está inamovible, sigue promoviendo la protección de la vida desde la concepción hasta la muerte natural, con lo cual elimina la posibilidad de legalizar en Puebla la interrupción del embarazo (ILE) dentro de las 12 semanas de gestación y la eutanasia.

"No podemos dar a manos llenas la posibilidad del aborto, imaginen, empezaremos con estas cuatro alternativas, así poco a poco", dijo a una televisora en la emisión nocturna Bailleres, que sólo aprobó modificaciones a la fracción IV del artículo 18 para que el Artículo 343 del Código de Defensa Social no sea derogado y siga defendiendo el derecho de las mujeres a interrumpir la gestación en caso de que el embarazo sea producto de una violación, el feto padezca malformaciones graves o se encuentre en peligro su vida.

Ayer en el Congreso no hubo condiciones para discutir el dictamen de la Ley de la Familia, que el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) estuvieron empecinados en aprobar por vía rápida en la sesión ordinaria del Congreso hoy antes de medio día. Hasta el cierre de esta edición, luego de que se suspendieron la sesión hasta las seis de la tarde, no había aún algún resultado.

Diputados priistas y la fracción parlamentaria del PAN, autores de las reformas del artículo 16 al 27 de la Constitución localse enfrentan a los cinco diputados de oposición de los partidos de izquierda, así como Rocío García Olmedo y otros cuatro diputados del PRI: Jorge Ruiz Romero, Mario Méndez Reyes, Luis Alberto Arriaga Lila y Héctor Mauricio Hidalgo González.

Aun cuando en lo general puede aprobarse la ley, se requiere del voto en contra de 14 diputados para echar abajo el concepto de "protección a la vida". Sin embargo, hasta el momento sólo 12diputados están claramente en contra de que el concepto de la vida incluido en la reforma coincida en su redacción con La Carta de los Derechos de la Familia, publicados por el Vaticano en la década de los 80.

Rocío García Olmedo, Luis Alberto Arriaga Lila y la perredista Irma Ramos, votaron en contra de la reforma al interior de la Comisión, mientras que Pablo Fernández del Campo y Humberto Aguilar Viveros, del PRI, junto con Eduardo Rivera Pérez y Leonor Popócatl Gutiérrez, del PAN votaron a favor.

En el cambio de la redacción original, se presentaron modificaciones relacionados con el Artículo 26, en las cuales se eliminó que el matrimonio únicamente sea la base de la familia.
Al concepto de la protección de la vida humana desde el momento de la concepción hasta su muerte natural se le incluyó la frase "salvo los casos previstos en las Leyes", es decir, en caso de violación, riesgo de vida de la madre y malformaciones del feto.

LLAMADO A LA SOCIEDAD

En un caso inédito diputados de oposición PRD, PT y Convergencia mostraron su inconformidad en contra de la discusión de la reformas sobre la Protección de los Derechos de la Familia y convocaron a la sociedad a organizarse para impedir que sea aprobada la iniciativa propuesta por 20 diputados priistas y la fracción parlamentaria del PAN.

En rueda de prensa conjunta, Irma Ramos Galindo y Melitón Lozano Pérez del PRD, Carolina O’Farrill Tapia, de Convergencia, así cómo José Manuel Pérez Vega y Manuel Fernández García, del PT, calificaron la iniciativa que pretende impedir la discusión sobre el aborto y la eutanasia como un retroceso.

Melitón Lozano Pérez, afirmó que detrás de la iniciativa priista está el gobernador Mario Marín Torres, quien por acuerdo político con el PAN impulsó estas reformas: "la muestra de ello es el sigilo con el que entró la propuesta en puntos generales de la sesión pasada".

Corre el rumor también de que el pacto entre PRI y PAN tiene un fondo religioso por la llegada del nuevo Arzobispo Víctor Sánchez Espinoza, que viene a imprimir mano dura en sus posturas religiosas y ultraconservadoras.

09/KC/GG