Piden indemnizar a divorciadas y divorciados por tareas domésticas

LABORAL
   Si se dedicaron de tiempo completo
Piden indemnizar a divorciadas y divorciados por tareas domésticas
Por: Gladis Torres Ruiz
CIMAC | México DF.- 10/03/2009

Senadoras del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD) presentaron una iniciativa para reformar el Código Civil Federal en materia de divorcio, en donde se plantea la indemnización de hasta el 50 por ciento sobre los bienes adquiridos durante el matrimonio para la esposa o esposo que haya dedicado tiempo completo a las tareas de hogar y el cuidado de las hijas y los hijos de manera preponderante.

En la exposición de motivos, las senadoras Elena Orantes López, del PRI, y Claudia Corichi García, del PRD, señalan que una situación difícil para la familia es la separación, más cuando alguno de los cónyuges se ve afectado económicamente, en particular la mujer que dedicó su esfuerzo a cuidar del hogar y de las y los hijos y no aportó económicamente a la sociedad conyugal a partir de un trabajo remunerado.

En nuestro país existe la creencia popular de que al divorciarse cada quien va a tener un cincuenta por ciento de los bienes, sin embargo y dependiendo del régimen conyugal y las posibles capitulaciones, esto no siempre ocurre, por lo que la desigualdad es sistemática en la legislación en detrimento del sexo femenino, señalan.

Tanto Oranti como Gorichi señalan que es necesario establecer cambios legales a favor de la equidad de géneros, y que propicien las condiciones para darles seguridad económica a las mujeres en caso de divorcio, con el propósito de erradicar la desigualdad de oportunidades que todavía prevalece entre la mujer y el hombre dentro del matrimonio.

Es por ello, agregan, que planteamos a través de la reforma al Artículo 287 del Código Civil Federal la posibilidad de que alguno de los cónyuges que haya demostrado su dedicación al trabajo en el hogar y el cuidado de los hijos, pueda interponer una demanda que será tomada en cuenta por el juez en el momento de sentenciar la división de los bienes, considerando el valor productivo de su trabajo y evitando con ello que queden desamparadas, pues lo que se construyó económicamente en el matrimonio también es obra suya.

PIDEN VALORAR EL TRABAJO DOMÉSTICO

En el caso de la sociedad conyugal, detalla la exposición de motivos de la iniciativa, los bienes del matrimonio son de ambos sin importar quién aportó el recurso económico, por lo que cada quien se lleva un 50 por ciento al momento de la separación.

Sin embargo, cuando la pareja está casada bajo el régimen de separación de bienes cada quien se lleva lo suyo según haya aportado a esa sociedad conyugal en términos económicos, fenómeno que lesiona a las mujeres por la desigual división del trabajo y las responsabilidades de los hogares, dicen Gorichi García y Orantes López.

En este contexto, subrayan que cuando se trata del cuidado de las y los hijos, las responsabilidades recaen en ellas, lo que ocasiona que las mujeres no puedan ingresar al mercado laboral en las mismas condiciones que los padres de sus hijas e hijos.

La maternidad, agregan, se ha convertido en un obstáculo para el desarrollo laboral y profesional de millones de mexicanas debido a la injusta distribución de las tareas en el hogar, y ellas deben cumplir con dobles o triples jornadas, situación que ocurre cada vez con más frecuencia, debido a la necesidad, de contribuir con la economía aún en condiciones de estabilidad familiar.

Pero a pesar de la evidente carga de obligaciones para la mujer, señala la iniciativa, "nuestra cultura sigue considerando improductivo el trabajo doméstico, así como una obligación para las mujeres".

Ante esta situación, las legisladoras precisan que dentro de la tarea legislativa hay que reconocer y valorar social y económicamente el trabajo doméstico, es decir, el de las amas de casa, para que se les reconozca su aportación al patrimonio familiar en casos de separaciones o divorcios.

El divorcio en México es tan real y frecuente que sucede en uno de cada 15 matrimonios mexicanos, y son las mujeres las principales afectadas en el caso del régimen de separación de bienes, cuando durante el matrimonio se dedicaron al cuidado del hogar y de las hijas y los hijos, pero no recibieron ni un salario, ni prestaciones sociales y no fue productivo en términos aparentes, porque esa labor benefició al hombre y al resto de la familia.

09/GT/LAG/GG