Matrimonio gay, más allá de la "felicidad", implica ciudadanía

DERECHOS HUMANOS
   Enoé Uranga
Matrimonio gay, más allá de la "felicidad", implica ciudadanía
Por: Redaccion
CIMAC | México DF.- 29/12/2008

La iniciativa de matrimonio entre personas del mismo sexo, presentada por la perredista Leticia Quezada en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), no refleja la historia ni las necesidades del movimiento lésbico, gay, bisexual, transexual e intersexual (LGBTI), además de que no tiene ni la solidez ni la certeza jurídica requeridas para una propuesta de ese tipo.

Así lo afirmó la vocera del Movimiento Amplio Independiente de la Diversidad Sexual y Genérica, Enoé Uranga, informa la Agencia NotieSe.

Por ello, el pasado jueves 11 de diciembre se presentó una iniciativa ciudadana, la cual fue recibida por el presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia de la ALDF, el diputado Daniel Ordóñez. Aparentemente será respaldada por el PRD y el Partido Socialdemócrata.

La propuesta inicial "atiende a motivaciones que están muy lejanas de las nuestras", manifestó Uranga, entrevistada por NotieSe. "Nuestra motivación es la libertad que se señala en la Constitución, la aspiración a una ciudadanía con todos los derechos y no el absurdo que se plantea en la iniciativa presentada por los bejaranistas, que señala que se quiere el matrimonio para aspirar a la felicidad".

La población LGBTI nunca ha buscado leyes específicas sino, por el contrario, leyes que no discriminen, que sean incluyentes y que otorguen todos los derechos que tiene el resto de la ciudadanía a esta franja de la población que aún no los tiene reconocidos, enfatizó la ex diputada local.

Acerca de la necesidad de presentar una iniciativa que tomara en cuenta la opinión de la población interesada, Uranga Muñoz explicó que "es fundamental porque, a diferencia de otros movimientos, van vidas humanas en juego. En este tipo de propuestas sí se apuesta el futuro de gente de carne y hueso".

El cierre de filas y la conformación del Movimiento Amplio Independiente, dijo la activista, responde a la importancia del tema y a la difícil coyuntura en la que se ha puesto a discusión. Como ejemplo, citó el Encuentro Mundial de las Familias, convocado por la Iglesia católica, que se realizará en la Ciudad de México del 14 al 16 de enero de 2009.

"(En este momento) una corriente dentro de un partido decidió presentar el tema sin consultarnos, sin atender a nuestras vidas, a lo que se apuesta con decisiones de este tipo pero además con una iniciativa que no es de lo más afortunada".

Ante este hecho, "fieles a nuestra historia propositiva, reaccionamos con una propuesta que resuelve el asunto de la solidez jurídica pero que además busca algo que es indispensable: la suma de acuerdos dentro de la Asamblea Legislativa".

SÓLO EL PAN EN CONTRA

Uranga recordó que en la discusión tanto de la Ley de Sociedad en Convivencia como de las reformas para reconocer la identidad jurídica de transexuales, el movimiento de la diversidad sexual construyó un consenso, por lo que tales iniciativas se aprobaron por amplia mayoría. "Sólo el PAN ha votado en contra de las propuestas y ese es el reto que tenemos ahora: debemos lograr, como requisito indispensable, que ese tema salga con mayoría, de forma tal que no enfrentemos la situación que se dio en California", donde se revirtió el derecho de parejas del mismo sexo a contraer matrimonio.

No sólo es importante que la iniciativa se apruebe por consenso, sino que hay que darle celeridad. "El tema debe salir en esta legislatura, si ellos decidieron presentarla en este momento es porque consideran que en este momento hay las condiciones para sacarla; son mayoría y sería realmente alarmante que emprendieran tácticas dilatorias o juegos electoreros como foros o consultas".

La aprobación con estas características también evitará que "la derecha nos lleve al escenario de la controversia constitucional". Como ciudadanos, aseveró Uranga, es necesario demandarle "a quien decidió subir el tema como un asunto legislativo sin tomarnos en cuenta, que genere las condiciones políticas para que el tema salga con esa amplia mayoría".

Agregó que, una vez aprobada la reforma al Código Civil, la cual no implicaría ningún gasto para el erario, el Gobierno del Distrito Federal debería emprender una campaña de información objetiva hacia la ciudadanía, la cual "ya ha mostrado que es muy consciente de su propia diversidad; sabe que, aunque no esté de acuerdo en algunos temas, no puede ser la postura personal la que se imponga a los derechos de otra parte de la sociedad".

Sobre el jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, Uranga Muñoz recordó que él ya ha declarado que está a favor de ampliar el derecho de matrimonio a personas del mismo sexo, por lo que le correspondería no sólo apoyar el tema sino generar las políticas públicas y campañas al interior del gobierno que permitan que la ley se cumpla.
08/GG